Tuvieron que esperar a los penaltis para decidir
Koke celebrando su gol olímpico con sus compañeros. (Foto: Atlético de Madrid)

El Atleti superó a medias la tercera prueba de la pretemporada tras un partido disputado que se decidió en los penaltis. El partido, que comenzó con quince minutos de retraso debido a un atasco provocando que el conjunto colchonero no pudiese llegar al estadio a la hora prevista, tuvo un claro dominador. Pese al resultado de 1-1 el Atleti dispuso de más ocasiones repelidas por el portero del Sagan Tosu, Fujishima, frente al poco trabajo que tuvo Miguel Moyá.

La primera parte no tuvo muchas ocasiones, pero la banda izquierda colchonera con Carrasco y Siqueira combinaron muchas jugadas entre ellos y pusieron muchos balones al area que no acabaron en gol pese a ir bien destinados al delantero. Además, Carrasco dejó buenos detalles de calidad y Siqueira realizó una actuación muy brillante pese a ser el teórico suplente de Filipe. Una de estas jugadas acabó en el corner que Koke envió magistralmente a la red para poner el 1-0 en el marcador. Koke, que siempre quiso marcar un gol así, lo logró tras una mala salida de Fujushima, en el que quizás fue el único fallo que tuvo en el partido.

De la primera parte también cabe destacar la gran actuación de Oliver Torres, que se ha convertido en un hombre participativo y jugón que estaba en todas para pedir el balón y dar pases milimétricos, y ya está lejos de ser el chaval tímido que era antes.

La segunda mitad, tras la entrada al campo de Vietto y Griezmann, trajo más llegada del Atleti a la portería del equipo japonés, a las que respondió con una excelente actuación de su portero repeliendo todo lo que le llegaba. 

Tras una gran mitad del conjunto madrileño, Tamura, en una jugada aislada, marcó un gol con fortuna que tras parar Moyá, rebotó en un jugador del Atleti y se metió dentro de la portería poniendo el 1-1 en el marcador en el minuto 82.

Tras finalizar el partido con 1-1 llegaron los penaltis en los que los colchoneros se impusieron por 4-1 tras los goles de Griezmann, Gabi, Tiago y Vietto, que no tuvieron fallos. Los japoneses, en cambio, lanzaron el primero al larguero, el segundo lo atajó Moya y el último entro a gol, que les valió de poco.

Las conclusiones fueron buenas pese al resultado de 1-1, ya que se realizó un buen juego por parte de los del Cholo y se dispuso de buenas ocasiones. Tercer amistoso y tercera victoria que, pese a ser en los penaltis, deja un buen sabor de boca a los hinchas colchoneros.

VAVEL Logo