Ramos se perderá al menos el partido ante el Granada
Foto | Dani Mullor - VAVEL

Sin esperar más tiempo, el Real Madrid ha llevado a Sergio Ramos a pasar unas pruebas médicas que determinasen el alcance exacto de los problemas del central sevillano. La entrada de Stepanenko que le costó la segunda amonestación al mediocentro ucraniano hizo caer mal al capitán madridista, y se retiró con problemas en su clavícula izquierda.

Apenas había pasado una hora de encuentro y el Madrid agotaba sus cambios con la retirada del central merengue, que hacía ostensibles gestos de dolor en su brazo izquierdo, que mantenía pegado al pecho para evitar que las molestias se reprodujeran.

Ramos, como sí hará Bale, no esperó hasta el jueves para que hubiera bajado algo más la inflamación, y en la mañana del miércoles ha acudido al Clínica Sanitas - La Moraleja para realizarse las pertinentes pruebas que revelasen qué grado de luxación sufría en su clavícula izquierda.

Ramos sufre una luxación acromioclavicular izquierda, lo que le descarta seguro para el encuentro ante el Granada

El resultado, algo peor de lo incialmente esperado. Según ha revelado el estudio, el de Camas sufre una luxación acromioclavicular cuyo grado está cercano al dos, alejado de la luxación de clavícula de grado uno que se había diagnosticado inicialmente. Este problema le hace estar automáticamente descartado para el encuentro frente al Granada (sábado 19, 16:00 horas, Canal + Liga y VAVEL), y habrá que seguir su evolución para comprobar si la baja del capitán blanco se extiende aún más en el tiempo.

Ha sido el propio club el que ha oficializado a través de un comunicado la exploración realizada al físico del camero. El texto publicado en la web del conjunto blanco dice lo siguiente: "Tras las pruebas realizadas hoy a Sergio Ramos en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja se le ha diagnosticado una luxación acromioclavicular izquierda. Pendiente de evolución".

VAVEL Logo