El Wolfsburgo, un rival teóricamente asequible
Foto: UEFA.com

El VFL Wolfsburgo es uno de los equipos que han llegado a los cuartos de final de la UEFA Champions League pese a estar muy lejos de las previsiones iniciales. El conjunto alemán sorprendió en la primera fase finalizando como primero de un grupo compuesto por Manchester United, CSKA Moscú y PSV Eindhoven. Posteriormente, tuvo fortuna al ser emparejado con el Genk belga, por lo que el camino ha sido relativamente fácil para los alemanes. El cuadro germano, que realizó una excelente temporada pasada consiguiendo el subcampeonato de la Bundesliga y los títulos de la Copa y la Supercopa, está acusando este año las exigencias de la máxima competición continental, y actualmente ocupa la octava posición de la Bundesliga.

Su principal virtud ofensiva son las transiciones rápidas

Además, es el equipo que teóricamente ha tenido un camino más fácil hasta llegar a los cuartos de final de la competición. Pero su trayectoria liguera y en Europa no debe ofrecer una imagen alejada de la realidad del cuadro teutón, un equipo bien organizado y que cuenta con jugadores de gran nivel, como es el caso del defensa central Dante, el lateral izquierdo Ricardo Rodríguez (pretendido por el Real Madrid según diversas fuentes), el centrocampista Andre Schürrle o los delanteros Max Kruse o Bas Dost.

Julian Draxler es la gran estrella del equipo alemán | Foto: uefa.com
Julian Draxler es la gran estrella del equipo alemán | Foto: uefa.com

Sin embargo, la gran estrella del equipo es Julian Draxler. Considerado una de las grandes promesas del fútbol alemán, el centrocampista germano abandonó el proyecto del FC Schalke 04 para recalar en las filas del Wolfsburgo, y pese a su largo periodo de adaptación, en los últimos meses está demostrando todo su potencial y su calidad, convirtiéndose en el gran artífice de que el conjunto entrenado por Dieter Hacking, que apuesta normalmente por un 4-3-3 pero puede añadir un jugador más a la línea de centrocampistas ante la entidad del club blanco. 

Con una plantilla muy compensada y apelando a sus rápidos contragolpes, además del peligro del siempre creativo Draxler, el VFL Wolfsburgo aspira a dar la gran sorpresa de la presente edición de la UEFA Champions League y eliminar al Real Madrid, una tarea muy complicada no solo por la calidad de ambas plantillas, sino porque es un equipo débil defensivamente hablando y que, además, suele bajar de manera notable su rendimiento cuando juega de visitante. 

VAVEL Logo