De todo un poco en la última semana de los cedidos
Fotomontaje: Javier Quiñones (VAVEL.com)

El parón internacional congela los calendarios de Primera División de las principales ligas europeas, pero no da tregua a los clubes de las categorías de plata, hecho que pueden atestiguar tanto Espinosa como Sergio Marcos. Los dos primeros parecen llevar trayectorias encontradas en su cruzada por el ascenso a Primera con Elche y Lugo. Más suerte tuvo Jokic, que, por su parte, ha vuelto a ser un pilar básico en su selección, toda vez que su confianza y regularidad parecen recuperadas desde que aterrizó en el Nottingham.

Esas dos semanas de trabajo regular que han afrontado los hombres cedidos por el Villarreal en la Liga Adelante y la Championship inglesa contrastan frontalmente con los ajetreados días que Moi y Pantic han tenido que hacer frente desde la última jornada liguera. A su vez, además, contrastan entre sí: para Moi estos diez días han supuesto una vorágine de tensión y trabajo con la vista puesta en el duelo ante el Rayo que afrontarán este fin de semana; para Pantic, por su parte, no han sido de otra cosa que regocijo, después de haber sido llamado por primera vez por Radovan Ćurčić para la Selección absoluta de Serbia.

Premio para Pantic y Jokic, tensión para Moi

Y es que el zaguero de 24 años se desplazaba por vez primera con el combinado de su país para hacer frente a dos duelos ante Polonia (el pasado miércoles 23 de marzo, duelo en el que cayeron por 1-0) y Estonia (el martes 29 de marzo, en un duelo que ganarían por 0-1), de forma que se perdía la victoria de los suyos ante la Real Sociedad en un duelo de mantenimiento a puerta cerrada que decidiría los tantos de Kike García. Aunque no pudo hacer su debut como internacional, la convocatoria con su selección supone un espaldarazo anímico para el joven central serbio, que venía de atravesar ciertos problemas de continuidad desde la jornada 19 ante el Espanyol. Desde aquel duelo, los problemas físicos le habían hecho perderse seis partidos y sólo había encadenado, desde entonces, tres partidos completos, en las derrotas ante Las Palmas, Sevilla y Barcelona. El defensa cedido por el Submarino Amarillo aún es, a día de hoy, el segundo central que más partidos acumula, 18 en total, en el equipo de Ipurua, justo por delante de Iván Ramis (17) y unos pasos por detrás de Mauro dos Santos (25).

Otro que ha vuelto a saborear las mieles de la internacionalidad es Bojan Jokic. Su salida a la Championship inglesa le ha permitido volver a tener todos los minutos que en el Villarreal tan competidos tenía con Jaume Costa y Adrián Marín, si bien es cierto que esas dudas nunca se reflejaron en su participación con el combinado esloveno, donde siempre ha sido un fijo en la banda izquierda de la zaga. Esta vez tuvo la oportunidad de participar en la victoria por 1-0 de los suyos sobre Macedonia y de hacer lo propio en la derrota por el mismo marcador ante el combinado de Irlanda del Norte. Por suerte para el aguerrido lateral, en Championship sí hay parón, por lo que el Nottingham no ha tenido oportunidad de echarle de menos en su lucha por mantener la categoría.

La otra cara de la moneda le tocaría esta semana a Moi Gómez, que ha afontado este parón con unas sesiones intensivas de entrenamientos llenas de tensión después de que hayan acumulado, con el empate de la última jornada ante el propio Eibar, hasta diez encuentros consecutivos sin conocer la victoria y en los que han puntuado tan sólo en dos ocasiones. Una mala racha que les ha llevado a ocupar una decimoctava plaza que, a día de hoy, les llevaría al descenso deportivo a Segunda División. En el horizonte asoma el Rayo Vallecano, decimosexto clasificado con el mismo número de puntos que el equipo azulón, ante el que se enfrentarán este próximo viernes en un duelo con doble importancia que ha marcado ese trabajo de las dos útlimas semanas de un Moi Gómez que, además, tampoco está cosechando la continuidad y la importancia que las expectativas habrían sugerido con su cesión el pasado verano al equipo de Fran Escribá.

El yin y el yang en Segunda

Todo lo que han tenido de extraordinario estos útimos días para Pantic y Moi lo han tenido de cotidiano para los hombres que el Submarino tiene cedidos en las categorías de plata del futbol español e inglés. No hubo parón para Espinosa y Sergio Marcos, cuyas trayectorias se han cruzado el pasado fin de semana. El mediapunta talaverano era una vez más titular (lo ha sido en 24 de los 29 partidos que lleva disputados con el Elche) en uno de los desplazamientos más complicados del curso a Leganés, donde el actual líder de Segunda División, sin embargo, no consiguió imponer su ley. Espinosa participó en otros 75 minutos de juego en el empate a un tanto que ambos conjuntos firmaron. Esas tablas, si bien no mejoran su situación en la tabla, si le permiten salir aún vivo y con opciones de uno de los enfrentamientos más complicados que les quedaban a los chicos de Rubén Baraja, que ahora se colocan a sólo dos puntos de Osasuna y Córdoba que, con 47 punntos, recogen los dos últimos puestos que dan acceso al playoff por el ascenso.

El empate, sin embargo, lo hizo insuficiente el propio Lugo, que pasa al Elche por la izquierda en la tabla tras cosechar otra victoria esta vez ante el Albacete como local, por 2-1. El equipo gallego está cosechando buenos números sin acusar el cambio de relevo en el banquillo tras la inesperada dimisión de Luis Milla al timón y ha obtenido 10 de los últimos 12 puntos posibles. Quien sí ha acusado el cambio en el banquillo es Sergio Marcos, cuya importancia en la rotación de José Durán, el nuevo técnico al mando, ha ido decreciendo y en la que no cuenta con minutos desde el pasado 5 de marzo, cuando salía en el minuto 86, sin tiempo apenas para aportar algo al juego o el marcador. Su trayectoria ha tocado fondo en las últimas tres semanas, en las que no ha conseguido entrar en lista, en parte por esa falta de confianza de Durán y en parte por unas inoportunas dolencias físicas que le apartaron de cualquier tipo de opción la pasada semana. A día de hoy, el mediocentro de Sagunto acumula un total de 1.256 minutos de juego con el Lugo, repartidos en 24 partidos y 14 titularidades.

VAVEL Logo