El gran fracaso de Pellegrini
Foto: MCFC

Tras su paso por Chile, Ecuador y Argentina, Manuel Pellegrini llegó a España para dirigir al Villarreal. En ese momento, la historia de un club "pequeño" cambió para siempre, y es que, de la mano del chileno, el Submarino Amarillo tocó el cielo, o al menos, su cielo. En aquel año 2004, el Villarreal dejaría de ser un club más para convertirse en uno de los grandes de España, y lo que es más, de Europa.

Sus cinco fantásticas temporadas en Villarreal le sirvieron a Manuel Pellegrini como trampolín para el mayor desafío de su carrera, entrenar al Real Madrid. Florentino Pérez volvía al poder y ponía al mando al chileno, que contaría con magníficos jugadores, como Sergio Ramos, Robben o Iker Casillas. Para colmo, Cristiano Ronaldo, Kaka o Xabi Alonso serían incorporados en verano. Una plantilla para hacer historia.

Primer fracaso

El objetivo, los tres títulos, pronto quedaría descartado. El Madrid acudía a Alcorcón en una fría noche donde se quedó helado, y no solo por la temperatura, sino por el baño de fútbol de un equipo de Segunda B. El 4-0 final, una gran losa que le pesó en todo momento a Pellegrini, y algo que ningún madridista de pro podrá olvidar en mucho tiempo.

El 4-0 en Alcorcón fue el primer fracaso de Manuel Pellegrini como entrenador madridista.

Una humillación histórica que el Madrid no consiguió remontar, ya que ante un Santiago Bernabéu conjurado para la remontada, los blancos solo pudieron lograr un 1-0, claramente insuficiente. Primer título de la era Pellegrini que se iba a la nada.

 

El segundo mazazo siempre es mayor

Sin embargo, el equipo siguió adelante. Estaban en la pelea por la Liga, y en octavos de Champions. Siguiente parada, los octavos de final ante el Lyon, en una Copa de Europa especialmente ilusionante pues la final se celebraría en el feudo madridista, en el Bernabéu. La ida, en Francia, donde comenzó el principio del fin.

Un golazo de Makoun en la reanudación de la segunda mitad del choque de ida ponía las cosas cuesta arriba. El Madrid no pudo superar a Lloris, y el resultado final sería de 1-0, complicado pero remontable. El Bernabéu, una vez más, se conjuraba para una eliminatoria que no se remontaría. 

Cristiano Ronaldo adelantaba al Madrid, y minutos después, clamaba al cielo al desaprovechar Higuaín una ocasión, mandándola al palo con el luso totalmente solo en el segundo palo. El Madrid parecía esperar al gol, que no debería tardar en llegar. Y así fue, pero en la portería equivocada. Pjanic se encontraba un balón en el área y fusilaba a un desconsolado Casillas, echando al Real Madrid de su competición favorita.

Salvavidas pinchado

Solo le quedaba una solución al Real Madrid, ganar la Liga. En sus duelos directos con el Barcelona había caído derrotado en las dos ocasiones, pero milagrosamente, seguía vivo, hasta la última jornada. El Real Madrid se enfrentaba al Málaga a domicilio, mientras que el líder, el Barça, recibía a un Valladolid que necesitaba ganar para salvarse, exactamente igual que los malagueños. Con dos puntos de desventaja, el Madrid tenía que ganar y esperar la ayuda de Pucela.

Pellegrini aseguró en 2010 que su destitución se debió a la "falta de comunicación" con Florentino Pérez

Ni cerca estaría el Madrid de levantar la competición liguera, y es que no serían capaces ni de cumplir el primer paso de la remontada, ganar al Málaga. Los andaluces fueron muy superiores sobre el césped, y finiquitaron la etapa de Pellegrini en la capital de España. El Barça de Guardiola sí que cumpliría con su papel, goleando a un Valladolid que se hundía en Segunda.

Pellegrini fue destituido el 26 de mayo de 2010. Semanas después, Pellegrini explicó en una entrevista que la causa última de su marcha del club había sido un problema de falta de comunicación con el presidente Florentino Pérez, originado, a su vez, en una diferencia de criterio respecto de los fichajes. Esta es la gran mancha en el curriculum de un entrenador que ha llevado a la gloria al Villarreal y al Málaga, y ahora, espera hacerlo con su Manchester City, además de consumar su venganza personal ante el club donde no dio la talla.

VAVEL Logo