Resumen temporada Elche CF 2015/16: una temporada con sabor agridulce
Fotomontaje: José Antonio Tenrero (VAVEL).

El Elche CF comenzó  la  pretemporada de una forma agridulce ya que, aun  consiguiendo  en  el terreno de juego la permanencia en Primera División por segundo año consecutivo, sufrieron un descenso administrativo que hizo que la entidad se tambaleara e incluso se llegara a hablar de la desaparición del club. Al final, tras mucho esfuerzo, el Elche CF consiguió seguir adelante, aunque jugando en  Segunda División.

Esto supuso un gran número de bajas en el club. El entrenador hasta ese momento del conjunto ilicitano Fran Escribá, con contrato hasta 2017, expresó su deseo de abandonar la entidad tras el desgaste sufrido en los últimos meses y la incertidumbre que envolvía a la entidad tras el descenso sufrido.

Fran Escribá en su último partido como entrenador del Elche | Foto: LFP.
Fran Escribá en su último partido como entrenador del Elche | Foto: LFP.

El técnico del conjunto franjiverde no fue el único en tomar esta decisión. Solo dos de los jugadores que tenían contrato con el primer equipo la pasada temporada, José Ángel y Álvaro Giménez,  decidieron quedarse y formar parte del nuevo proyecto. Tyton llegó cedido al Elche CF por parte del PSV, y Pasalic del Chelsea. Por tanto, tras terminar la temporada volvieron a los clubes de los que provenían.

Los jugadores que ya no iban a formar parte del conjunto ilicitano y por tanto, no engrosarían la lista del Elche CF en la temporada 2015/2016 fueron los siguientes: Manu Herrera,  Damián Suárez, Lombán, Enzo Roco, Edu Albacar, Cisma, Pelegrín, Mosquera, Fayçal, Víctor Rodríguez, Aaron, Adrián, Rodrígues, Jonathas, Coro y Cristian Herrera. Tras tantas salidas, el combinado ilicitano se quedaba sin equipo y sin entrenador. El conjunto franjiverde tuvo que ingeniárselas para volver a contar con una plantilla casi desde cero ya que solo dos jugadores seguían en el club.

Varias de las nuevas incorporaciones fueron por cesiones. Álex Martínez y Caro fueron jugadores de préstamo por parte del Real Betis Balompié. Dos canteranos del conjunto azulgrana llegaron por cesión para una temporada, Javier Espinosa, jugador en este momento del Villarreal, e Ilie Sánchez, del TSV 1860 Múnich. También comenzaron a engrosar las listas del Elche,  Álex Moreno, el cual llegó por parte del Rayo Vallecano, Héctor Hernández por el Atlético de Madrid y Nikolaos Vergos por el Olympiakos. Con las cesiones conseguidas y los contratos realizados, el Elche CF consiguió una nueva plantilla en tiempo récord.

El nuevo proyecto del club quedaba así:

- En la portería de la temporada 2015/16 iban a estar Pol Freixanet, el cual estuvo la temporada pasada en el filial del conjunto ilicitano, y Javi Jiménez, proveniente del Alcorcón, dos cancerberos de gran envergadura. 

Pol durante el primer partido de Liga | Foto: LFP.
Pol durante el primer partido de Liga | Foto: LFP.

- En defensa se siguió contando con José Ángel por segundo año consecutivo. Miguel Ángel Garrido Cifuentes regresó, tras su cesión con el Girona, al conjunto franjiverde. También se podría contar con Hugo Álvarez, Isidoro, Armando Lozano, Álex Martínez y Caro.

- En el centro del campo de la temporada del conjunto ilicitano se encontraban los siguientes nombres: Alexandre Moreno, Lolo, Nono, Pelayo, Javier Espinosa, Anaba, Samuel Martínez, Ilie Sánchez y Armando Sosa.

- Por último, en la delantera del Elche iban a estar Álvaro Giménez, siendo uno de los que decidió continuar en el club al igual que José Ángel, Héctor Hernández, Sergio León y Nikolaos Vergos.

Sergio León acabó siendo pichichi de la Liga Adelante | Foto: LFP.
Sergio León acabó siendo pichichi de la Liga Adelante | Foto: LFP.

Con la marcha de Fran Escribá el club no solo tuvo que buscar nuevos jugadores, sino también un nuevo entrenador. El elegido fue Rubén Baraja, el cual nunca había trabajado como entrenador, pero que aún así, el Elche CF depositó toda su confianza en él. El cuerpo técnico, dirigido por Rubén Baraja, diseñó un calendario con ocho partidos amistosos para preparar al nuevo equipo ante la  temporada que estaba a punto de comenzar.

Seis sesiones de entrenamiento fueron suficientes para conseguir su primera victoria en esta serie de partidos amistosos. Este primer encuentro se disputó en Santa Pola, donde el conjunto ilicitano se impuso por 2-0 ante el Eldense. De los ocho encuentros que tenía el Elche programados para esta pretemporada fueron cuatro los que consiguieron ganar, dos empates y dos derrotas. Para ser un equipo nuevo, realizaron una gran pretemporada que dejó buenas sensaciones para comenzar la temporada 2015/16 con optimismo.

El Almería acabó con el sueño copero

El periplo del Elche CF en la Copa de SM el Rey fue corto pero muy intenso. El azar quiso que Almería y Elche se enfrentaran por segunda vez en cuatro años en el denominado 'torneo del KO'. En los primeros compases del partido el Almería tuvo las mejores ocasiones y una propuesta futbolística más vistosa. Pero a raíz de la expulsión de Michel Zabaco el conjunto ilicitano comenzó a tener una mayor continuidad en el juego y gozó de grandes oportunidades. De este modo los primeros noventa minutos terminaron en empate a dos. Los protagonistas en los dos tantos almerienses fueron Fernando Soriano y Christian Herrera, mientras que por parte del Elche, Nono y Sergio León fueron los encargados de materializar los goles del equipo dirigido por Rubén Baraja.

Durante los tres primeros minutos de la prorroga el Almería aprovechó la primera ocasión de la que dispuso. Una acción entre Puertas y Herrera hizo que el público de los Juegos del Mediterráneo contemplara a su equipo en la siguiente ronda. Pero tras la insistencia del Elche, una jugada de Espinosa finalizó con el gol del canterano Liberto en el minuto 110 que puso el empate a tres definitivo.

De esa manera la emoción iba a inundar el estadio, el punto fatídico decidiría quien estaría en la siguiente ronda. El destino quiso que el Elche fallara dos de los cinco lanzamientos de penalti y por lo tanto caer eliminados de la Copa del Rey.

Muchas irregularidades

La primera vuelta del conjunto ilicitano fue una montaña rusa constante. El equipo dirigido por Rubén Baraja no encontraba el esquema idóneo para poder desarrollar el fútbol de toque que tanto deseaba inculcar a sus jugadores el técnico castellano-leonés.

En las primeras siete jornadas el Elche extrajo 12 puntos de 21 posibles. Estos resultados auparon a los blanquiverdes a la segunda posición de la tabla durante tres jornadas consecutivas. La afición vio que sus jugadores eran capaces de conseguir algo más que la permanencia. Sin embargo, a partir de esta fecha se producirían dos derrotas dolorosas para los pupilos de Baraja. Las goleadas recibidas ante Llagostera y Mirandés fueron una pesada losa que superaron en cierto modo trabajando y mentalizándose para lograr la victoria en los siguientes encuentros. Los ocho goles encajados en tan solo dos partidos abrieron el baúl de la desconfianza e incertidumbre en la entidad ilicitana.

El Elche sufrió una goleada ante el Llagostera | Foto: LFP.
El Elche sufrió una goleada ante el Llagostera | Foto: LFP.

Pero como todo el mundo sabe una victoria en el mundo del fútbol revitaliza a cualquier equipo. Los goles de Álvaro, Armando y Sergio León junto al carácter y fuerza que plasmó el equipo durante los noventa minutos en los  Juegos del Mediterraneo sirvieron para conseguir tres puntos valiosísimos para la moral ilicitana ante la UD Almería. Por el contrario, Rubén Baraja no encontraba aún ese once que produjera una mejora el juego y los resultados obtenidos hasta la fecha.

El Elche ha empatado en exceso A partir de la victoria en Almería, el Elche CF entró en una dinámica peligrosa que le apartaría de las posiciones de promoción de ascenso durante varias jornadas. De los treinta puntos posibles desde la décima jornada hasta la vigésima únicamente pudo conseguir la victoria ante rivales, a priori superiores a los franjiverdes como Osasuna, Girona o Córdoba. Frente los navarros, el Martínez Valero vibró con la remontada de su equipo. Sergio León desatascó el partido con el gol que valió el empate y finalmente un tanto de Ilie de penalti en los últimos minutos apearon al Osasuna de hacerse con la victoria. Pero por contra posición gran cantidad de puntos se dejaron escapar y sus consecuencias han sido devastadoras en el último tramo de la temporada. Claros ejemplos han sido la derrota contra el Albacete o los numerosos empates que podrían haberse trasformado en victorias, si no hubiese sido por la actitud conservadora que ha trasmitido el técnico vallisoletano del Elche CF en numerosos encuentros.

En el último partido que cerraba la primera vuelta Sergio León y compañía se despidieron con una victoria frente a sus seguidores en casa contra el Alcorcón. En un buen partido, tanto en el aspecto táctico como en el juego empleado. El conjunto ilicitano concluyó la primera vuelta en décima posición a tres puntos del equipo madrileño, que en esos momentos marcaba la zona de playoff.

Las dos caras de la moneda

La segunda vuelta trajo una cara nueva al Elche Club de Fútbol. El futbolista Franco Cristaldo, jugador de Boca Juniors, llegó cedido para lo que quedaba de temporada. Al igual que algunos vinieron, otros se fueron. Esto es lo que le pasó a Nono, el cual rescindió su contrato con el equipo. En el mercado de invierno el Elche no solo trajo cedido a Cristaldo, sino que cedió a alguno de sus jugadores. Tres de los que jugaron anteriormente en el filial fueron cedidos. Cifuentes fue uno de ellos, yéndose cedido al Málaga CF. Los otros dos fueron Samuel Martínez, el cual terminó en el CF Reus Deportivo y Anaba, que fue cedido al Alcoyano. Todos ellos para poder tener más minutos y así coger experiencia.

Esta segunda mitad se presentaba muy buena para el conjunto de Baraja, que en la primera vuelta consiguió un total de 31 puntos, estando a tres puntos del 'playoff' y a ocho de los puestos de ascenso.

La segunda ronda no pudo empezar mejor para los franjiverdes. Comenzaron ganando a la Ponferradina por un tanto marcado por su goleador indiscutible, Sergio León. El nueve del Elche no solo destacaba en su club sino que era uno de los máximos goleadores de la Segunda División.

León celebra uno de sus tantos | Foto: LFP.
León celebra uno de sus tantos | Foto: LFP.

Toda la afición estaba entusiasmada por lo que se estaba logrando ya que era un equipo completamente nuevo, formado casi de la nada y con un entrenador que entendía lo que era el fútbol, a pesar de que nunca había ejercido de técnico en un club. La ciudad ilicitana pasó del sueño de poder conseguir la permanencia a uno superior, el conseguir volver a Primera División.

Pero una serie de partidos en los que el equipo dirigido por Rubén Baraja no salía de los empates hizo que la situación del Elche se tambaleara. En las últimas jornadas todos los partidos eran finales para el conjunto ilicitano.

Sergio León fue el máximo goleador de la categoría De manera individual Sergio León se jugaba el 'pichichi' de Segunda. Era el claro favorito hasta que Florin Andone, jugador del Córdoba, consiguió empatarle en goles. Todo se jugaba en el último partido de la temporada ante el Alcorcón, donde Florin estaba con su selección en la Eurocopa y por tanto, si Sergio marcaba en ese partido rompía con el empate a goles. El partido terminó 4-1 a favor del Alcorcón, pero ese gol que realizó el Elche fue de Sergio León, lo que le hizo campeón en solitario del Trofeo Pichichi de Segunda División.

El final de temporada para el Elche Club de Fútbol no fue un reflejo de la gran temporada que hicieron, quedando en undécima posición con 57 puntos. Pero, tras todos los inconvenientes que ha tenido este club, ha conseguido salvar la categoría e incluso intentar luchar por un puesto en 'playoff'.

Un estilo criticado

¿Se puede pedir más al conjunto ilicitano? ¿Se puede exigir mejores resultados después de acabar la temporada? Cabe recordar que el Elche es un equipo que 15 días antes de comenzar la Liga no tenía ni media plantilla. Con esto, Rubén Baraja, técnico del Elche, ha hecho lo posible por rascar puntos en todos los partidos de la competición. Un conjunto físico, defensivo y luchador. Un equipo con un juego poco vistoso, pero que conseguía mantenerse vivo en segunda y con opciones reales de promoción para volver a la Liga BBVA.

El equipo franjiverde, dirigido por el técnico vallisoletano, era muy difícil de derrotar. Pocos equipos lo han conseguido en esta campaña. Concretamente once partidos son los que el Elche ha perdido este año. Solamente cuatro equipos, Alavés, Leganés, Gimnástic de Tarragona y Girona, han perdido menos que los ilicitanos. Un dato que ejemplifica la intensidad de los jugadores franjiverdes para no perder. 

Sin embargo, muchas dificultades para anotar gol y para hacer un juego fluido. Extraño es ver que el pichichi de la categoría es el delantero de un equipo que ha quedado en la mitad de la tabla. Sergio León, ariete franjiverde, ha sido el máximo goleador de la Liga Adelante esta temporada. 22 goles, uno más que Florín Andone del Córdoba, han sido valedores de la influencia del andaluz en los puntos que ha conseguido el conjunto ilicitano.

El estilo de Baraja no siempre ha contentado a los aficionadosAun así, Baraja ha sido criticado por no arriesgar en momentos clave de la temporada para conseguir la victoria. 18 empates ha cosechado el conjunto ilicitano. Un número de empates muy elevado para una afición que soñaba que su equipo jugara los 'playoff' de ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

La afición pedía más porque creían que el equipo podía dar más. No obstante, el equipo respondió cuando pudo, pero no siempre fue posible. Un estilo reservado, muy criticado, pero otro entrenador quizás no hubiera conseguido el objetivo, y Baraja sí lo hizo. Se intentó de forma prudente, pero al final no pudo ser. El año que viene más y mejor. O eso espera la afición ilicitana, que se merece otro ascenso después del calvario vivido la temporada pasada con el descenso administrativo.

Ellos son los más responsables de la permanencia

Los jugadores más destacados de esta temporada en el Elche han sido, sin duda alguna, Sergio León y Javi Jiménez. Ambos se han convertido en los héroes del equipo. El primero por sus goles, y el segundo por evitarlos.

Javi Jiménez durante una jugada con Toquero | Foto: LFP.
Javi Jiménez durante una jugada con Toquero | Foto: LFP.

Sergio León ha sido la revelación de la temporada no solo en el Elche, sino en Segunda División, ya que ha sido pichichi gracias a sus 22 tantos. Y es que cuando la esperanza estaba perdida para los de Baraja solía aparece Sergio para darle vida a su equipo con sus goles y su lucha constante. Porque, además de sus tantos, su trabajo y esfuerzo, el pelear cada balón como si fuera el último, también lo han convertido en uno de los más queridos por los ilicitanos. Y es que en cada partido era habitual oír su nombre retumbando en el Martínez Valero entre aplausos y ver al estadio entero de pie despidiéndole en sus cambios.

Javi ha superado todas las expectativas En cuanto a Javi Jiménez cabe destacar que con sus 122 paradas ha sido el salvador del conjunto franjiverde en los momentos más decisivos. A principio de temporada se veía casi imposible suplir la ausencia del antiguo guardameta, Tyton. Sin embargo, Javi ha ido creciendo a lo largo de la temporada convirtiéndose en una especie de superhéroe para el equipo. Y es que, en esos partidos en los que más ajustado estaba el marcador y más tensión se vivía, Javi siempre daba la talla y desbarataba las ocasiones de sus rivales con paradas que parecían imposibles.

Otro jugador que ha destacado positivamente es Mandi. Su expulsión en la jornada 36 contra el Albacete no mancha la gran campaña que ha realizado. El canario ha sido el timón del equipo desde su llegada. Se convirtió en fijo para Baraja desde que aterrizó en Elche y ha jugado siempre que ha estado disponible, convirtiéndose en el tercer futbolista franjiverde que más ha jugado. Su gran cantidad de minutos le ha servido para convertirse en el máximo recuperador del equipo. Incluso anotó un gol en Córdoba de falta, aunque el árbitro no se lo dio porque consideró que el balón no había entrado en la portería.

Mandi en un partido ante el Huesca | Foto: LFP.
Mandi en un partido ante el Huesca | Foto: LFP.

Armando Lozano es otro de los grandes fichajes que realizó el Elche. El defensa mostró una entrega encomiable desde el comienzo y pronto se convirtió en un auténtico líder.  Ha aportado una seguridad tremenda en defensa y, por de eso, desde el primer momento se hizo con la titularidad. Y, por si no fuera poco, su condición de central no le ha impedido ser el segundo máximo goleador del conjunto franjiverde con cuatro goles. Marcó durante tres jornadas consecutivas al comienzo de temporada y, a pesar de no volver a marcar hasta la jornada 39 frente al Córdoba, solo Sergio León logró más goles que él.

El capitán del Elche, Lolo Ortiz, también ha hecho una gran campaña. A pesar de ser centrocampista y de formar una gran pareja con Mandi en el centro del campo, también se le ha podido ver en alguna ocasión jugando de central. Allá donde Baraja le ha necesitado el andaluz ha cumplido con su cometido a la perfección. Y, con 1355, es el segundo jugador con más pases del equipo, solo por detrás de su compañero Mandi.

En cuanto al aspecto negativo, Álvaro Giménez es el jugador que menos ha gustado a la afición esta temporada. El ilicitano ha contado con la plena confianza del entrenador y, sin embargo no ha sabido aprovechar las oportunidades que le ha dado. Es verdad que ha luchado por todos los balones y se ha esforzado, pero las cosas no le salían del todo bien. No ha estado acertado en los pases que ha dado y de cara a portería tampoco ha tenido suerte, fallando ocasiones en las que estaba solo ante el portero. Como consecuencia, más de una vez se ha retirado de los partidos entre pitos por parte de los ilicitanos.

Se dejaron escapar muchos puntos como local

La temporada del Elche Club de Fútbol ha sido de las más difíciles para el conjunto de la ciudad de las palmeras. Tras el descenso administrativo y faltando media plantilla cuando quedaban 15 días para que diera comienzo la Liga Adelante, no puede haber queja alguna de la intensidad de los jugadores en toda la temporada.

Superaron, con creces, el objetivo principal al inicia de la campaña: la permanencia. Sin embargo, en los momentos cruciales y, sobre todo, como local, el Elche no ha terminado de arrancar, principalmente frente a equipos de la zona baja de la tabla.

Uno por uno: 

- Elche 1-1 Llagostera. Jornada 28. Los franjiverdes dejaron escapar dos puntos en casa ante el colista, por aquel entonces, de la categoría. Los ilicitanos perdieron una gran oportunidad de acercarse a los puestos de promoción.

- Elche 0-0 Almería. Jornada 30. Otros dos puntos que se alejan del Martínez Valero contra un equipo en zona roja. Un Almería que rascó un punto importante para lo que, a la postre, fue su salvación.

- Elche 1-1 Albacete. Jornada 36. No se le dieron bien los equipos de la parte de debajo de la clasificación al Elche en esta segunda vuelta. Empate a uno ante el Albacete, equipo que ha acabado descendiendo. Cada equipo sumó un punto insuficiente para alcanzar sus respectivos objetivos.

El Elche empató ante el Albacete | Foto: LFP.
El Elche empató ante el Albacete | Foto: LFP.

- Mallorca 2-1 Elche. Jornada 40. Un Elche sin apenas opciones ni fuerzas regaló los tres puntos a un Mallorca que acabó salvándose. Sin esa victoria, los baleares estarían en Segunda B. Tres puntos que hubieran sido importantísimos para los franjiverdes si no hubieran perdonado tanto jornadas atrás.

Además, hubo encuentros clave como la derrota por tres goles a uno ante el Córdoba y 4-1 ante Alcorcón en el último partido liguero. De haber llegado con serias opciones y haber conseguido empatar o ganar esos partidos, ni Alcorcón ni Córdoba hubieran acabado con esa puntuación, y el Elche podría haber entrado en 'playoff'.

El que no arriesga, no gana. Y el Elche CF no arriesgó en estos partidos. Al final, undécimos con 57 puntos. Mitad de tabla. Objetivo de principio de temporada conseguido.

Los empates condenan al Elche

No se puede decir que el Elche haya hecho una mala temporada. Todo lo contrario. Se ha logrado la permanencia, que era el objetivo principal, a falta de muchas jornadas. Sin embargo, cuando la afición ya soñaba con el ascenso hubo algo que le devolvió a la realidad, los empates, sobre todo en la segunda vuelta.

Hacia falta dar un paso al frenteEl equipo franjiverde tuvo un arranque de temporada bastante bueno, ya que, después de la derrota en Ponferrada la primera jornada, encadenó cinco partidos sin perder que le sirvieron para colocarse segundo en la clasificación e, incluso, tener la oportunidad de ser colíder junto a Osasuna. Sin embargo, dos duras derrotas frente a Llagostera y Mirandés le sacaron de los puestos de playoff de ascenso, aunque nunca se desenganchó del todo. Pero, cuando sus rivales fallaban, tampoco se atrevía a dar el paso para meterse de nuevo.

Los jugadores celebran un gol | Foto: LFP.
Los jugadores celebran un gol | Foto: LFP.

Encadenó buenas rachas sin perder, aunque sumando puntos de uno en uno, algo que no fue suficiente. Los 18 empates que ha hecho le han impedido lograr el ascenso. Sobre todo los sufridos en el momento más decisivo cuando acariciaban los ansiados puestos de promoción de ascenso. Y es que, en la primera vuelta, y parte de la segunda, los empates se veían como algo positivo porque servían para sumar puntos de cara a la permanencia y, a la vez, no descolgarse de los puestos de ascenso. Pero con la permanencia asegurada la afición ya comenzaba a soñar con algo grande. Sueño que se rompió en la recta final de la temporada.

El Elche cosechó 11 empates en la segunda vuelta Porque 11 empates en solo una vuelta (la segunda) son demasiados, y más cuando los rivales más directos fallan y no se puede aprovechar estos. Desde que comenzó el segundo tramo de la temporada los chicos de Baraja prácticamente empataban partido sí partido no y, si bien es mejor empatar que perder, sumar de uno en uno en un momento tan importante no era suficiente para engancharse con los primeros puestos. Además, de los últimos 10 partidos empató en seis ocasiones, y ante rivales muy directos como Osasuna o Girona. Números que se agravan si se tiene en cuenta que de los cuatro partidos restantes solo ganó uno.

Nadie sabe a qué se debe este último tramo de temporada. Algunos acusan al cansancio acumulado, algo discutible debido a la juventud de la plantilla, y otros a la falta de ambición de Rubén Baraja. Lo que está claro es que los empates han sido el lastre del Elche este año, sobre todo cuando el equipo más necesitaba ganar.

VAVEL Logo