Entrevista. Magdaleno y Jon García: "El Sestao nos da la oportunidad de volver a sentirnos importantes"
IMAGEN: @Diegolosj

Desde Santutxu a Basurto, apenas dos meses de vida separan a Egoitz Magdaleno de la Iglesia y Jon García Herrero, dos jóvenes futbolistas nacidos en Bilbao en 1991 y que desde muy temprana edad forjaron su amistad en un vestuario de fútbol. Lateral izquierdo de vocación ofensiva el primero, defensa central rocoso y contundente el segundo. Coincidieron en las categorías inferiores del Danok Bat de la bilbaína calle Fika y más tarde en Lezama donde progresaron hasta disputar un playoff de ascenso a  Segunda División en las filas del Bilbao Athletic.

Sendas lesiones de gravedad también unían en la desgracia a Egoitz y Jon, éste ya enrolado en el CD Lugo de la Liga Adelante. Una categoría que apenas pudo paladear la pasada campaña un Magdaleno convertido en capitán de los cachorros, y a cuyas puertas se quedaba Jon García tras su última etapa en el Racing de Santander. Una categoría a la que no renuncian volver tomando impulso en el trampolín del Sestao.

PREGUNTA: A menos de dos semanas del comienzo de la competición, ¿cuál es su valoración de la pretemporada hasta el momento y qué diferencias han podido encontrar con respecto a anteriores pretemporadas en sus anteriores equipos?

JON GARCÍA:  La pretemporada está para coger ritmo, hábitos, ponerse a tono físicamente, y no estoy notando grandes diferencias con respecto a otras. Creo que el equipo se está encontrando bien para llegar el día 21, a la primera jornada, en plenitud de condiciones.

EGOITZ MAGDALENO: Una pretemporada bastante positiva, porque nos está ayudando a ir adquiriendo a nivel personal y colectivo las ideas que transmite el míster y mejorar en muchos aspectos. Más o menos en la misma dinámica de entrenamientos y partidos que en otras pretemporadas, con la misma exigencia en el trabajo diario.

"Llevamos jugando juntos desde los seis años"

P: Hay que tener en cuenta que por distintos motivos los dos vienen de haber disfrutado de pocos minutos de juego la pasada campaña. ¿Cuánto jugaron en concreto?

J.G: Estuve la mitad de la temporada en el Lugo, y la otra en el Racing, donde llegué a jugar cuatro partidos de liga más todo los playoffs, lo más bonito. Así que llego algo rodado.

Jon García saca el balón | FOTO: JB Monterrey
Jon García saca el balón | FOTO: JB Monterrey

E.M: Jugué el último partido contra el Tenerife. Me dieron el alta sobre febrero, y ya estaba disponible para jugar, pero entre que cogía el ritmo y algún contratiempo, no pude jugar hasta el final. Hice un esfuerzo para acabar contento, porque quería despedirme con buen sabor de boca, debutando al menos en Liga Adelante.

P: A Jon García, si se rastrea por internet, se le puede ver en más de una imagen junto a una botella de agua. ¿Se puede decir que la ‘sed de minutos’ es su mayor estímulo para esta temporada?

J.G: Sí, yo lo que quería era jugar, volver a sentirme como antes de lo que pasó en Lugo, entre la lesión y el tema con el presidente. Un futbolista quiere jugar por encima de todo, y el del Sestao es un proyecto idóneo para coger minutos, para volver a sentirme bien y poder decir que ‘aquí está Jon García otra vez’.

E.M: Por supuesto. En mi caso buscaba volver a sentirme futbolista, disfrutar de minutos, sentirme importante para un equipo. El Sestao fue el primer equipo en mostrar interés en mí, y eso es algo que siempre agradece un jugador.  

P: Hace tres temporadas formaban parte de la plantilla del Bilbao Athletic, antes de que Jon García marchara al Lugo.  ¿Cuántos años han compartido vestuario?

J.G: Yo llevo jugando con él desde los seis años. Empezamos en el Danok Bat y luego en el Athletic, donde Egoitz llegó algo antes que yo.

E.M:  Entramos con seis años en el Danok, y estuvimos jugando juntos hasta los 10. Entonces yo marché al Athletic, a donde Jon llegaría con 15 años. Al llegar a juveniles yo salí fuera, al Zalla, mientras él completaba toda esa etapa en el Athletic. Luego volvimos a coincidir en el Bilbao Athletic dos temporadas más, hasta que Jon fichó por el Lugo. En total calculo unas siete u ocho temporadas de forma discontínua compartiendo equipo.

Jon García: "El respeto tenemos que ganárnoslo haciendo los deberes en cada entrenamiento y partido"

P: Junto a Gago y Tarantino conforman una zaga de exrojiblancos de lado a lado. Alguien comentaba que sólo faltaba el regreso de Magunazelaia en la portería, otro exrojiblanco y también exDanok.

J.G: Sï, el buen trabajo del Danok Bat en la cantera hace que salgan muchos jugadores cada año. La verdad es que entre los cuatro que dices y el resto de la defensa en general nos compenetramos bien para soñar con algo bonito esta temporada.

E.M: Yo al llegar a Las Llanas ya había escuchado hablar de Tarantino y de Gago, que habían sido jugadores del Athletic, y la verdad es que son chavales muy majos que ayudan a integrarte rápidamente. Sobre Maguna, como excompañero nuestro que fue, sería bonito que viniese pero esos son cosas de clubes en la que los jugadores no entramos.

P: ¿Qué piensan de la política de fichajes del River, que junto a Gernika, Zamudio y obviamente Bilbao Athletic son los que cuentan por ahora con más vizcaínos en plantilla?

J.G: Creo que en Vizcaya se llevan haciendo las cosas bien estos años y hay una camada de jugadores que están preparados para competir en una categoría como Segunda B. De todas formas es de agradecer que todos los equipos de aquí confíen en los jugadores de la zona y se nutran de ellos, porque redunda en el bien del fútbol  vizcaíno en general.

E.M: Para mi gusto es fantástico que sigan sacando fruto de la cantera vizcaína. Anteriormente no se estaba dando tanta oportunidad a la gente de aquí como ahora. Se ha visto en varios equipos la apuesta por jugadores de Tercera y División de Honor que han hecho muy bien las cosas en 2ªB, y esperemos que los nuestros rindan mucho este año.

P: Subyace entre ustedes una amistad más allá de lo futbolístico. Teniendo en cuenta que la llegada de Egoitz es anterior, ¿hasta qué punto se puede decir que ha influido su fichaje para que Jon aceptara también la oferta del River?

J.G: Yo tengo amistad con Egoitz desde pequeño, cuando empezamos a jugar juntos, A mí ya me había llamado Alfonso Del Barrio mostrándome su interés, y entonces hablé con Egoitz para preguntarle qué tal era el Sestao; me contestó que si yo llegaba sería lógicamente una alegría para él. También hablé con el míster que me transmitió muy buenas sensaciones con las ideas que me exponía, y eso me terminó de convencer.

E.M: Sinceramente, creo que he influido muy poco en su decisión. Jon estuvo a la espera de otros equipos también, y cuando surgió la oferta del River contactó conmigo para saber mi opinión sobre entrenamientos, ambiente… Y más que lo que yo le dijera, creo que le tiró mucho el hecho de ser tantos vizcaínos en el vestuario, algo que ayuda a hacer grupo porque la mayoría nos conocemos de haber sido compañeros o rivales.

Magdaleno: "A mi ‘aita’ le gusta mucho el remo y me ha inculcado el sentimiento.de Kaiku"

P: ¿Cuántas veces se habían enfrentado hasta ahora al Sestao?

J.G: Pues  tres temporadas en el Bilbao Athletic, a dos veces cada una, hacen seis, más otras dos cuando jugaba en el Baskonia.

E.M: Haciendo memoria, la primera vez fue en la última temporada del River en Tercera, cuando yo estaba en el Zalla. Y luego tres años con el Bilbao Athletic, con lo que sumarían también ocho partidos contra el River.

Magdaleno, calidad en la izquierda | FOTO: Luisal
Magdaleno, calidad en la izquierda | FOTO: Luisal

P: Modestia aparte, el rol con el que ambos han llegado al River se adivina diferente al que hasta entonces han desempeñado en su trayectoria. ¿Son conscientes de las expectativas que han generado teniendo en cuenta que vienen a ocupar a priori las posiciones de dos titulares indiscutibles como eran Cabero y Arnáez?

J.G: Creo que no tenemos que’ comernos la cabeza’ sino jugar como sabemos. Claro que hay que agradecer que el club, aficionados o compañeros, te tengan como gente importante, pero eso tenemos que ganárnoslo haciendo los deberes en los entrenamientos y en el partido de cada fin de semana.

E.M: Sí, somos conscientes. Igor Arnáez, precisamente, ha sido excompañero y amigo. Nosotros venimos con humildad para trabajar y darle al River lo que se merece. Estar arriba luchando cada partido como si fuera el último, y hacer un año bonito para que la gente esté contenta con nosotros.

P: ¿Y en qué otras posiciones, además de la específica que ocupan, se pueden desenvolver?

J.G: Pues aparte de defensa central tanto por derecha como por izquierda, he jugado de lateral en ambos lados, aunque siempre me desenvuelvo mejor por la derecha al ser diestro. También alguna vez de pivote por delante de la defensa. Pero, como se suele decir, si por necesidad o por gusto el míster me pone en cualquier sitio, yo encantado de jugar.

E.M: Pues desde pequeño yo jugaba arriba, abierto en banda izquierda, y en el Athletic también empecé jugando de interior izquierdo, aunque la posición en la que me he asentado es en la de lateral izquierdo.

P: No se le va a pedir que defina a su compañero, pero sí al menos que nos destaque una virtud como futbolista y otra como persona de él.

J.G: Como futbolista, Egoitz tiene calidad , y como persona, humildad.

E.M: Como futbolista, Jon es un guerrero, un luchador nato que va a muerte por cada balón. Y como persona, alguien que no te va a dejar de lado, un amigo que siempre está ahí para lo que necesites, en lo bueno y en lo malo.

Jon García: "César Caneda es el jugador que cualquier equipo y entrenador querrían tener en su vestuario"

P: Siendo ambos de Bilbao, ¿la cercanía de casa ha sido decisiva a la hora de fichar por el River? ¿Hacen juntos el camino de ida y vuelta de casa al campo?

J.G: Pues soy vecino de Nabar de Haro, el portero, y a veces vamos juntos, aunque tengo la manía de ir un poco antes para hacer tareas y ejercicios por cuenta propia, y a veces marcho solo. Sobre la cercanía, pues tengo que decir que no me asusta el hecho de salir fuera a jugar, y cuando tuve la oferta para ir al Lugo no me lo pensé. Tanto allí como en Santander me han tratado muy bien y estoy muy agradecido, por lo que si algún día me tengo que volver a marchar lo haré sin reparos.

E.M: Normalmente lo hago solo, aunque a veces se acopla un ‘fisio’, Urtzi, que es de aquí al lado, de Txurdinaga.

P: Aparte  de a su compañero, a cuántos jugadores del vestuario del River conocía?

J.G: A Galder, Gago, Azkorra, Eneko, Yanis, Etxaburu…Algunos por haber jugado en contra, otros de haber estado en Lezama. Menos dos o tres los conoces a todos, porque si eres futbolero y siendo la mayoría de por aquí te tienen que sonar al menos sus nombres.

E.M: Pues a muchos. A Gago, a Tarantino, a Güemes, a Yanis, a Josu que es el hermano de Gorka Santamaría, a Jon Etxaburu que pasó por Lezama, a Eneko Rubio de su etapa en el Barakaldo…

P: En cuántas refriegas se ha tenido que meter en un campo de fútbol para defender a su compañero?

J.G: Pues ahora que yo recuerde no es que hayamos tenido muchas. Es cierto que también hubo una época que jugamos en contra, él en el Athletic y yo en el Danok juvenil, y ahí sí que saltaban chispas. Pero como se suele decir, fuera amigos y en el campo enemigos.

E.M: ¡Uf, en bastantes! Jon es un central que no se arruga, va siempre al choque, y, quieras o no, la obligación de los compañeros es ‘salvarle el culo’ cuando sea necesario.

Jon García, en el hospital | FOTO: Instagram
Jon García, en el hospital | FOTO: Instagram

P: Es de suponer que para taparle un error durante el juego, muchas más…

J.G: Eso es algo mutuo: hoy me toca a mí, mañana te toca a ti.

E.M: Es así. En defensa siempre hay que hacer ayudas permanentes.

P: Al menos sí que se vislumbra una pareja de habitación en las nueve pernoctas que como mínimo van a tener que hacer este año…

J.G: Eso parece, si no me deja solo y me cambia por otro. Ya se verá en el primer viaje, pero si el míster decide que es mejor mezclar, lo aceptaremos sin problema.

E.M: Bueno, sí que es posible, pero no tengo problemas con estar con otro compañero, ya que tengo buenas amistades con otros jugadores que ya conocía de antes.

P: ¿También pareja de cartas, si se tercia en los viajes para matar el tiempo?

J.G: Bueno, a cartas soy bastante malo. No sé jugar casi a nada…

E.M: Más que de cartas, de Playstation. En el FIFA nos desenvolvemos bien los dos y hacemos buena pareja.

P: Un pequeño test de adaptación sestaoarra. ¿Se atreven a responder de dónde viene el nombre de ‘River’, cuántos años cumple el club y qué es ‘La Pela’?

J.G: Creo que es el centenario del club, pero con las otras dos preguntas me pillas en fuera de juego.

E.M: El nombre supongo que vendrá de ‘River Plate’, quizá por algunos inmigrantes que en el pasado estuvieran en Argentina. Sobre los años, si no ando equivocado es el centenario del club. ¿La Pela? No tengo ni idea, siempre que he escuchado el término es relacionado con tema de dinero, pero ya lo voy a buscar o preguntar a Fernando, el médico, que seguro que me lo aclara.

Magdaleno: "Hubo gente que me insinuó que no podría seguir jugando al fútbol" 

P: En remo al menos serán de Kaiku…

J.G: De remo tampoco es que sea mucho, pero sí que me consta que en Sestao son de Kaiku a muerte, así que esa me la apunto.

E.M: Por supuesto, de Kaiku siempre, desde que nací, ya que a mi ‘aita’ le gusta mucho el remo y me ha inculcado ese sentimiento.

P: Aunque sea injusto quedarse con uno. ¿A qué excompañero, si le dieran a elegir, le gustaría traerse al River y por qué?

J.G: Hay tantos donde elegir…pero me quedo con alguien que me sorprendió gratamente como César Caneda, con el que compartí vestuario en el Racing de Santander y que ahora está en el Logroñés. A pesar de su edad parece un chaval joven, siempre predispuesto a todo, se cuida como un profesional, en el campo mandando casi sin necesidad de hablar. César es ese tipo de jugador que cualquier equipo y cualquier entrenador querría tener en su vestuario.

E.M: No lo sé, ya que me obligas a mojarme me quedo con Sabin Merino, ya que hemos tenido siempre muy buena relación, somos amigos, y además está jugando en Primera División.

P: Ambos han compartido desgraciadamente la experiencia de sufrir no hace mucho una lesión de larga duración. ¿Pueden describir brevemente de qué se trató, cómo se produjo, su convalecencia…?

J.G: Cuando ya había conseguido cierta estabilidad en el once titular de Setién en Lugo, en un entrenamiento, yo solo hice un mal giro en la rodilla. Los mismos compañeros ya presentían que era algo grave, y al día siguiente se confirmó la rotura de cruzado. Desde ese momento comenzó mi cuenta atrás para volver. Ese tiempo en el dique seco te aleja de esa burbuja que es el fútbol y te acerca a la vida normal. Te toca trabajar solo, a destajo mañana y tarde; he llegado a hacer 5 o 6 horas al día de fisio, más gimnasio y piscina por mi cuenta. Es un sobreesfuerzo que haces a gusto porque es en beneficio propio y me sirvió también para aprender y valorar situaciones que cuando estás bien ni te paras a pensar. Fueron cinco meses hasta volver a entrenar, e incluso puedo decir que adelanté plazos gracias al trabajo con Quique Correidora que es un gran profesional, y al que le estaré siempre agradecido.

E.M: Fue un lance desgraciado del juego ocurrido hace dos temporadas, en la penúltima jornada de liga, en Fuenlabrada. Un giro en el que la rodilla me falló, y ya noté unos chasquidos que me hacían temer desde el principio la rotura del cruzado. Luego la exploración reveló que también tenía el tendón rotuliano parcialmente roto. A partir de ahí me operaron de urgencia a la semana siguiente. Dentro de la gravedad de la lesión pienso que todo ha ido bien, si tenemos en cuenta que hubo gente que incluso me insinuó que no podría seguir jugando al fútbol. En una línea de progreso paulatino, a los nueve meses volví a jugar al fútbol.

Magdaleno: "Hay plantilla para afrontar la Copa y la liga y habrá que darlo todo para superar la primera ronda"

P: ¿Se puede decir que el vello facial que ahora cubre su rostro es la única de las secuelas que les ha quedado de aquello?

J.G: No, yo lo llamaría más bien pereza o comodidad, porque ya me sentía algo cansado de afeitarme.

E.M: No lo sé, yo salí muy contento porque me operó el mejor en esos temas, Mikel Sánchez. Noto la rodilla muy estable, no me ha fallado desde entonces, y se podría decir que la que comentas es la única secuela que me queda.

P: ¿Su paso efímero por la Liga Adelante es la ‘espinita clavada’ de su trayectoria?

J.G: No sé si hubiera jugado más, menos, o nada, si no me hubiera lesionado. Sólo sé que este año tengo ganas de jugar y de hacer una gran temporada. Al año siguiente quién sabe.

E.M: No, yo diría que hay que vivir del presente, y lo importante ahora es el River, hacer una buena temporada y a ver qué pasa dentro de unos años.

Magdaleno, en el momento de caer lesionado en Fuenlabrada
Magdaleno, en el momento de caer lesionado en Fuenlabrada

P: ¿Confían en el efecto trampolín que tiene Las Llanas con jugadores de su perfil?

J.G: Eso parece por anteriores jugadores que recientemente pasaron por aquí. Imagino que los dos estaríamos muy contentos de jugar en Liga Adelante el año que viene, pero primero pensamos en el primer partido de liga que tenemos en casa contra el Rayo Majadahonda.

E.M: Sí, ya se han visto casos como los de Josu Hernáez, Álex García…pero yo ahora no pienso en eso sino en vover a jugar y disfrutar de campos como Las Llanas, esperando que llegue ya el día 21.

P: Por su pasado es de suponer que el partido de Lezama es el más señalado del calendario. ¿Hasta el punto de saber, sin consultar nada, en qué jornada cae?

J.G: A ver, creo que me sé las seis primeras, pero no me atrevo a decirte con total seguridad. Creo que nos cruzamos antes de jugar contra el Barakaldo y en casa. Es un partido especial, aunque allí quedan más compañeros de Egoitz que míos. Luego tocará ir en la vuelta a Lezama, con el personal de la que ha sido nuestra casa, y reencontrarnos con el personal de allí, como el responsable de material, el fisio, el médico…Un partido atractivo pero con tres puntos en juego como cualquier otro.

E.M: Jugamos la quinta jornada en Las Llanas y por tanto en la vigésimo cuarta en Lezama. Un partido especial para mí, sin duda, y por eso lo tengo controlado.

Jon García: "El Errejota es un insulto a la profesión de futbolista en Segunda B"

P: ¿A qué dedican el tiempo libre fuera del fútbol o/y el deporte?

J.G: El 29 de agosto empiezo a hacer de segundo entrenador en un equipo de cadetes del Indautxu junto a un amigo del barrio. Y por las mañanas estoy mirando a ver si estudio algo de idiomas o hacer TAFAD.

E.M: Soy estudiante de Ingeniería mecánica, y me quedan cinco asignaturas para acabar. Todas son por las mañanas así que podré compaginar los estudios en la Universidad con los entrenamientos en el River, que los hacemos por la tarde.

P: Teniendo en cuenta que los filiales no pueden disputarla, la competición de Copa tendrá un valor añadido para jugadores como ustedes. Obviamente también para el club verdinegro. ¿Es un ‘caramelo envenenado’ disputar en estas primeras fechas del calendario dos competiciones de forma tan seguida?

J.G: No, yo ya la jugué en el Lugo. Es una competición bonita, y si vas pasando ronda tienes la posibilidad de que te toque un equipo ‘gordo’. Pero no se puede jugar una competición pensando en la otra porque corres el riegos de desperdiciar las dos.

E.M: Para nada. Estamos entrenando para estar preparados en el inicio de liga y de copa, y en Sestao hay muchas ganas de Copa. Hay plantilla para afrontarlo y habrá que darlo todo para superar la primera ronda.

P: ¿Cuáles son o han sido los futbolistas que han tomado como referencia desde que empezaron en esto del fútbol?

J.G: Pues he tenido varios. Me han gustado generalmente, además de los del Athletic, los que han jugado en los equipos grandes como el Barcelona y el Madrid, que son los que más atención acaparan: Mascherano, Puyol, Piqué…

E.M: Desde pequeñito siempre me ha gustado Julen Guerrero, porque era zurdito y rubio como yo. Pero vamos, he sido muy fan del fútbol pero sin ningún claro referente.

P: Recientemente se ha difundido la noticia del interés de un inversor extranjero en el Sestao. ¿Cómo valoran lo que está sucediendo en otros equipos de la categoría? ¿Beneficio o riesgo?

J.G: Lo leí el otro día, y es de agradecer si quieren invertir en el equipo, pero yo nunca he estado en un equipo donde haya pasado esto, así que habrá que esperar acontecimientos para valorarlo.

E.M: La verdad es que ni me había enterado. Si vienen con el único objetivo de ayudar al fútbol, encantado, pero si no…

P: Hablando de otros temas que generan polémica en la Segunda División B. ¿Qué opinan del ‘Errejota’?

J.G: Estaba esperando esa pregunta. Es un insulto a la profesión de futbolista en Segunda B. He visto quejas de jugadores por redes sociales, balones rotos cada dos días…No creo que a la Federación le cueste gastarse un poco de dinero en mejores balones, o repartir balones que sobren de Primera y Segunda en Segunda B.

E.M: Opino en la misma línea que la mayoría. Se ha visto que el balón viene con problemas. En apenas tres semanas ya hay algunos defectuosos, el tamaño es más pequeño de lo normal…No soy muy partidario del balón.

P: ¿Llegaron a tener la oportunidad de entrenar con el primer equipo del Athletic?

J.G: Sí, en la época de Bielsa, y era algo de agradecer porque eran entrenamientos de nivel y calidad superior.

E.M: Pues sí, también con Marcelo. Una etapa muy bonita donde aprendí mucho entrenando con gente como Llorente, Javi Martínez… y que no se olvida.

P: ¿Ése es el mejor recuerdo que se llevan de toda esa etapa roiblanca?

J.G: Tengo muchos, haber ganado la Copa del Rey juvenil, los playoffs con el Bilbao Athletic… Años muy bonitos y que quedan para siempre en la memoria.

E.M: El mejor recuerdo es el de toda la gente que he conocido en los 12 años que he estado allí: la gente del club, el ambiente, los amigos que haces, los viajes…Todo.

Jon García: "En Lugo tuve que salir al paso para dejar claro cómo soy yo, y no como quisieron dejar entrever"

P: Otra que suele ser habitual para los defensas: ¿cuál es el delantero que peor se lo ha hecho pasar en el verde?

J.G: Te diré dos. Rubén Castro y Jorge Molina, de los que no hacían nada pero lo hacían todo a la vez.

E.M: ¡Uf!, no lo sé. Habré tenido algún partido con el típico ‘guindilla’ que te la lía en la banda saliendo por uno u otro lado, pero no sabría decirte alguien en concreto ahora mismo.

P: ¿Tiene su compañero algún apodo, futbolísticamente hablando?

J.G: Yo a Egoitz le llamo ‘Marcelo’, por la posición que ocupa, cómo le gusta el balón, la chispa para moverse por un lado y otro…

E.M: A Jon le suelo llamar ‘Gartzi’ porque si le llamo ‘Jon’ le puedo confundir con Etxaburu. Ahora que lo recuerdo también se le llamaba ‘Piquetas’ por el parecido con Piqué cuando tenía el peinado con tupé, no como ahora…

P: Muchos futbolistas suelen asumir las lesiones graves como una cuestión de suerte. ¿Es supersticioso? ¿Tiene alguna manía o algún amuleto para los partidos?

J.G: Hay lesiones que dependen de no cuidarse pero otras vienen porque simplemente tienen que venir. Suelo jugar con una muñeca vendada, jugando a gusto con ella, hasta los amistosos. Luego tengo dos tatuajes uno en el izquierdo y otro en el derecho que me lo estoy acabando ahora.

E.M: No creo que una lesión sea tampoco tema de suerte sino que todo viene por algún motivo. La única manía que tengo es que suelo entrar con la pierna derecha al campo.

P: ¿Veremos a la familia por Las Llanas con asiduidad o son de los de sufrir en casa y preguntar el resultado cuando termina el partido?

J.G: Más que familia, muchos amigos que no me veían hace tiempo, vendrán con asiduidad a Las Llanas, e incluso algunos de la cuadrilla es posible que se hagan socios.

E.M: Mi aita, que también ha sido futbolista, seguro que estará por Las Llanas más que mi ama, que sufre más por los golpes y los lances del juego, aunque seguro que la veremos más de una vez por el campo.

P: Es verdad que, como suelen tener restringidas las declaraciones a los medios en Lezama, los cachorros que salen del club cogen con cierto gusanillo enfrentarse a entrevistas cómo ésta?

J.G: Yo ya estoy acostumbrado del Lugo y el Racing, que según te tocaba por rotación o por lo que jugabas, siempre he atendido a la prensa cuando me lo han requerido. También lo demostré cuando sucedió el problema con el presidente que me hizo salir del Lugo y tuve que salir al paso con unas declaraciones para dejar claro cómo soy yo, y no como quisieron dejar entrever, haciendo daño a mi persona, mi familia y amigos.

E.M: La verdad es que allí no se lleva mucho ese tema, aunque este año, por aquello de jugar en la Liga Adelante, sí que se ha avanzado un poco. A mí personalmente no me disgustan las entrevistas. Se trata de pasar un buen rato, contar tus expectativas y hablar de todo lo que rodea el fútbol. 

Magdaleno, subiendo la banda con el Bilbao Athletic | FOTO: Dawlad
Magdaleno, subiendo la banda con el Bilbao Athletic | FOTO: Dawlad
VAVEL Logo