Guía Racing de Santander 2018-19: solo vale ascender
El Racing aspira a conseguir el ascenso (Foto: www.realracingclub)

Guía Racing de Santander 2018-19: solo vale ascender

En VAVEL analizamos la nueva plantilla del Racing en su cuarto intento consecutivo por lograr el ansiado ascenso al fútbol profesional.

esteban-oc
Esteban Ortiz Crespo

Dos palabras califican la temporada pasada del Racing: decepción y fracaso. El pasado curso ofreció sensaciones varias al aficionado verdiblanco. El inicio de la temporada no fue malo, con resultados positivos que fueron aupando al equipo dirigido por aquel entonces por Ángel Viadero a los puestos nobles de la clasificación. 

Sin embargo, el equipo no terminaba de convencer en su juego. La inestabilidad en el centro del campo, la confección de una plantilla muy descompensada y los numerosos errores defensivos fueron haciendo del Racing un equipo vulnerable en numerosas ocasiones. Circunstancias que precipitaron la destitución de Viadero.

Con Pouso en el banquillo las cosas apenas cambiaron. El equipo seguía siendo plano, horizontal y muy lento en la elaboración de juego. La llegada de un goleador como Borja Lázaro tan solo sirvió para que la caída fuera menos dolorosa. 

El Racing navegaba a la deriva y la hecatombe se produjo cuando perdió todas las opciones de entrar en los puestos de promoción de ascenso al caer derrotado con estrépito en Zubieta ante el filial de la Real Sociedad. Una temporada más, el Racing tendría que competir en una categoría de la que no sabía salir.

Cambios en la directiva

La no consecución del ascenso provocó la dimisión de parte de la junta directiva, encabezada por el presidente de la entidad, Manolo Higuera. Este hecho inició el movimiento de los verdaderos dueños (Grupo PITMA) para dar un paso al frente y tomar las riendas del club. Alfredo Pérez y Pedro Ortiz asumían la gestión del club, acción que ya llevaban realizando desde la sombra, aunque delegando en el anterior presidente.

Alfredo Pérez, a la izquierda, durante la presentación de la campaña de abonos (Foto: www.realracingclub.es)
Alfredo Pérez, a la izquierda, durante la presentación de la campaña de abonos (Foto: www.realracingclub.es)

Alfredo Pérez tomaba la presidencia del club y desde el primer momento dejaba constancia de la necesidad de lograr el ascenso para dar viabilidad al proyecto económico. Entregaba la responsabilidad deportiva a José Luis 'Chuti' Molina quien se hacía cargo de la confección de una plantilla obligada a ascender al fútbol profesional.

Iván Ania, entrenador

La primera decisión de Molina fue buscar un entrenador. Iván Ania, ex futbolista del Real Oviedo o Tenerife entre otros equipos, era el elegido para ocupar el banquillo de El Sardinero. Ania aterrizaba en Santander sin mucha experiencia en los banquillos, ya que tan solo había entrenado en esta categoría durante dos temporadas, en las que dirigió al Caudal de Mieres y al Villanovense equipo este último con el que realizó una gran campaña.

Iván Ania asume el reto de entrenar al Racing (Foto: www.realracingclub.es)
Iván Ania asume el reto de entrenar al Racing (Foto: www.realracingclub.es)

La llegada de Ania era una apuesta seria del club santanderino por un entrenador joven, con personalidad y con muchas ganas de hacerse un hueco en el mundo de los banquillos. El asturiano asumió desde el momento de su fichaje la responsabilidad de devolver a uno de los clubes más importantes de España al lugar que se merece.

Doce bajas

José Luis Molina, una vez que ya tenía contratado al entrenador, debía de negociar las renovaciones oportunas y dar las bajas a aquellos jugadores con los que no se iba a contar.

Hasta doce jugadores abandonaban este verano el club. Algunos tan importantes como el goleador y verdadera estrella del conjunto cántabro durante las dos últimas campañas, Dani Aquino, quien regresaba al Murcia. Otros jugadores que salían del Racing eran Borja Granero (Extremadura), Gonzalo de la Fuente (Ibiza), Héber (Murcia), Óscar Fernández (Fuenlabrada), Raúl Domínguez, Regalón (Castellón), Pau Miguélez (Girona), Alex García, Gurdiel (UCAM Murcia) y Franco Acosta (Boston River). El último en salir del equipo ha sido Javi Cobo, que ha recalcado en el Deportivo B en calidad de cedido.

Fichajes de renombre

Con un volumen tan numeroso de bajas, José Luis Molina se veía obligado a trabajar concienzudamente para confeccionar un equipo prácticamente nuevo. La junta directiva de la entidad santanderina daba carta blanca a Molina para gastar lo que "fuera necesario" para buscar el ascenso con garantías.

Desde finales de junio, comenzaron a producirse fichajes. Jaboga Zárraga (Deportivao Aragón) y el defensa central Iñaki Olaurtúa (Barakaldo) fueron los primeros en llegar. Posteriormente, José Luis Molina lograba traer a Santander a un viejo conocido de los campos de Primera y Segunda División, Jordi Figueras (Atlético de Kokalta). El goleador del pasado año en Amorebieta, Jon Ander González se convertía en el cuarto refuerzo verdiblanco.

Aitor Buñuel (Osasuna), Enzo Lombardo (Mallorca), Ritchie Kitoko (UCAM Murcia) y Rafa de Vicente (Recreativo de Huelva) también se incorporaban a la disciplina racinguista. A finales de julio llegaba uno de los fichajes más ilusionantes, la del andaluz Álvaro Cejudo, ex jugador de Betis y Osasuna entre otros, que aterrizaba en Santander procedente del fútbol australiano.

Álvaro Cejudo es uno de los grandes fichajes de este año (www.realracingclub.es)
Álvaro Cejudo es uno de los grandes fichajes de este año (www.realracingclub.es)

Los últimos en llegar han sido Óscar Gil (Bilbao Athletic), el asturiano Berto Cayarga (Sporting de Gijón), Dani Segovia (Bengaluru) y Rulo Prieto (A.D. Alcorcón).

Con trece incorporaciones realizadas, la plantilla queda cubierta con las 16 fichas profesionales que establece la reglamentación, por lo que se si quiere realizar alguna incorporación más se deberá llegar a un acuerdo para rescindir los contratos de los jugadores con los que no se cuenta, como son los casos de Antonio Tomás y Juanjo. A pesar de ello, las oportunidades que ofrezca el mercado serán las que determinen las posibles llegadas a última hora. 

La pretemporada

Las sensaciones ofrecidas por el equipo en los distintos partidos disputados han sido francamente buenas. Con siete partidos amistosos disputados, el balance final ha sido francamente positivo. Con rivales muy distintos, los santanderinos despiden la fase de preparación con cuatro victorias ante CD Vitoria, Barakaldo, Cultural Leonesa y Real Madrid Castilla. Ha empatado frente a dos equipos de superior categoría como el Deportivo Alavés y el Lugo. La única derrota en la pretemporada fue ante el Leioa.

Buenas sensaciones, en líneas generales, y con un esquema táctico que variará entre el 4-4-2 y el 4-2-3-1. El técnico racinguista, Iván Ania, ha practicado ambos esquemas, siendo mucho más efectivo el 4-2-3-1 ya que con jugadores como Sergio Ruiz y Kitoko el equipo consigue imponer su presencia física y su capacidad de elaboración de juego, dotando al equipo de personalidad propia y de intensidad a la hora de presionar al rival.

Sin duda, un hombre ha concentrado lo elogios durante esta pretemporada. Se trata del delantero Jon Ander, jugador que llegó sin hacer mucho ruido y que se ha convertido en la revelación y máximo goleador del equipo, anotando seis goles en siete partidos. 

Jon Ander celebra uno de los goles que marcó al Real Madrid Castilla (Foto: www.realracingclub.es)
Jon Ander celebra uno de los goles que marcó al Real Madrid Castilla (Foto: www.realracingclub.es)

Expectativas

Esta temporada el Racing sólo tiene un objetivo: El ascenso a la Liga 123. Todo lo que no sea subir al fútbol profesional será un fracaso. Todos los esfuerzos de directiva y cuerpo técnico se encaminan a ello. Para ello no se ha escatimado en realizar un esfuerzo económico. Un dato más que interesante a tener en cuenta es que el gasto en plantilla para esta campaña supera en mucho lo gastado la pasada, pudiendo superar los dos millones de euros, cifra importante y respetable para conseguir atraer a buenos futbolistas.

En muchos ocasiones, gastarse dinero no asegura el éxito y una corriente de la parroquia verdiblanca teme que al final de la temporada las consecuencias económicas lastren de nuevo a la entidad, sufridora en exceso durante los últimos años de los desmanes de las variadas juntas directivas que han dirigido al club.

Ante tanta responsabilidad, los hombres dirigidos por Iván Ania ya trabajan a pleno rendimiento para adaptarse a los sistemas tácticos del entrenador asturiano. Los fichajes y las buenas sensaciones que ha dado el equipo en los distintos partidos de pretemporada están calando en la afición, que parece estar contenta y conforme con el equipo que se puede crear este año.

Aun así, está claro que la temporada no ha empezado y que queda mucho camino por recorrer, muchos campos por visitar y momentos malos por los que atravesar. El mes de junio dirá si la plantilla cumplió o si, por el contrario, fracasó.

VAVEL Logo