El Tartiere vuelve a sonreir
Foto: Real Oviedo

El fútbol de Primera División descansaba este fin de semana, pero cualquier aficionado lo diría al ver que este mediodía se enfrentaban Real Oviedo y Rayo Vallecano en el Nuevo Carlos Tartiere. Dos históricos de nuestro fútbol que se volvían a ver las caras 16 años después de su último enfrentamiento –en Primera División- y lo hacían tras un arranque liguero en el que ninguno de los dos conjuntos ha logrado el comienzo de temporada soñado.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Comenzaba el choque con el Real Oviedo decidido a irse arriba en busca de una victoria balsámica ante su afición, y ya en el primer minuto Toché cabeceó un centro de Fernández que atrapó Toño. Un Fernández que ha sido catalogado por la afición como el mejor jugador carbayón del pasado mes de competición, y es que este curso se está viendo el verdadero nivel del lateral tras un primer año difícil para el jugador cordobés.

Seguía buscando el Real Oviedo la portería rival en estos primeros compases y en el minuto diez, Linares cazó un centro desde la derecha y su disparo fue repelido por Toño para que posteriormente la zaga franjirroja despejara a córner.

Tras este buen inicio del conjunto local, el Rayo comenzó a estirarse y empezaron a llegar las primeras ocasiones para los vallecanos. Un primer aviso por parte de Miku, que disparaba alto, precedió a un gol anulado a Galán por fuera de juego tras una jugada de estrategia. Lo cierto es que el Rayo creó mucho peligro en este tipo de acciones, aprovechando el gran juego aéreo de Manucho y la fragilidad de la zaga ovetense a la hora de defender las acciones a balón parado.

Tras este período de dominio visitante en el que Trashorras comenzó a entrar en juego en el campo rival, hubo unos minutos de equilibrio hasta el primer momento clave del partido. Un absurdo pase atrás desde la medular azul obligó a Verdés a cortar lo que podía haber sido un mano a mano con Juan Carlos y a ver la cartulina amarilla. En la jugada posterior, un gran balón en profundidad de Michu buscando la diagonal de Linares desde la banda al centro, tomó desprevenida a la zaga franjirroja y el ariete maño anduvo hábil para definir metiendo el pie a pesar de la presión de los dos centrales y adelantar de esta forma al Real Oviedo en el marcador. Era el minuto 35 de partido.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Apenas un minuto después, Toché lo volvía a intentar desde lejos y antes del descanso el Rayo gozaría de dos remates francos dentro del área azul tras sendas jugadas ensayadas, que nuevamente provocaron el murmullo en las gradas del Tartiere. Así se llegaba al descanso.

En la segunda mitad el Real Oviedo salió con la intención de que pasaran pocas cosas y, de esta manera, se pudo ver a un equipo azul replegado que buscaba cerrar todos los huecos y salir a la contra ante un Rayo que iba en busca del empate. Tras una contra en la que Linares no pudo aprovechar un error de Zé Castro disparando alto, en el minuto 53, se le anularía un nuevo gol a Galán tras otro fuera de juego en una acción donde la zaga local se descoordinó por completo y dejó hasta tres jugadores visitantes dentro del área libres de marca. Se salvaba nuevamente el Real Oviedo por muy poco.

Tan solo tres minutos más tarde, Piti realizaba un pase en profundidad y Juan Carlos, tras una mala salida, contempló aliviado cómo la vaselina se marchaba fuera. Y es que el Real Oviedo acabó el partido con la portería a cero debido al demérito del rival, al que dio ciertas facilidades con numerosos errores atrás.

Pasaban los minutos y Trashorras tenía que venir a recibir el balón muy atrás ahora y eso se notaba en la falta de ideas que tenía el Rayo cuando el balón llegaba a la zona de tres cuartos de campo. Rocha lo intentó para los locales con un libre directo algo lejano que se fue alto y en el minuto 70, en un balón colgado al área buscando a Michu, Rat derribó al canterano oviedista y el árbitro señaló la pena máxima. Queda la duda de si el derribo se produce dentro o fuera del área. Además, el jugador rumano vio la amarila por protestar. Toché ejecutó y no perdonó, poniendo de esta manera el 2-0 en el marcador y el partido muy de cara para el conjunto azul.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Sandoval realizó cambios buscando revolucionar el partido en los últimos minutos, aunque sin éxito. El Real Oviedo mantuvo bien el resultado e incluso pudo ampliarlo en una clara ocasión de Toché que desbarató Piti metiendo el pie desde atrás y enviando a córner. Ya en el descuento, Michu fue reemplazado ganándose la ovación del respetable tras dar una asistencia y provocar un penalti. De esta forma se llegaba al final del encuentro.

Con esta victoria, el Real Oviedo se coloca provisionalmente como séptimo clasificado con doce puntos en nueve jornadas.  La semana que viene volverá a jugar de visitante tras dos jornadas consecutivas ejerciendo como local. Será el sábado 15 a las 18 horas. Los carbayones llegan con siete puntos conseguidos de los últimos nueve.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Por su parte el Rayo, que sigue sin conocer la victoria a domicilio esta temporada, se queda con once puntos. El próximo domingo recibirán al CD Numancia en un partido en el que buscarán cosechar la cuarta victoria consecutiva en su feudo.

VAVEL Logo