Empate amargo que puede definir la Liga
Iniesta y Pato disputando un balón. Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).

Villarreal y Barcelona querían arrancar la Liga con pie derecho en este 2017. Tanto 'Groguets' como azulgranas buscaban reponerse de su mal inicio de año, tras caer en la Copa del Rey, ante Real Sociedad y Athletic Bilbao, respectivamente.

El encuentro comenzó con un Barcelona teniendo la iniciativa , adueñándose del balón y buscando espacios. No era para menos, este era un partido de gran importancia y estaba obligado a ganar. El futuro del campeonato estaba en juego. Villarreal, por su parte, se atrincheró en su campo, intentando resistir el envión inicial de los culés.

A los siete minutos, Messi tomó la 'batuta' y le dio un pase elevado a Neymar para que definiese frente a Asenjo. Sin embargo, el portero español lograría achicar y detener el disparo. Al minuto 10, Villarreal se sacudió y respondió el golpe, con una pared tejida entre Pato y Jaume Costa que terminaría en un centro del lateral para que Dos Santos rematara por encima del travesaño.

Nada más 120 segundos después, Villarreal tendría una segunda chance, cuando una pared entre Sansone y Pato culminó en un centro a ras de piso del brasileño, para que (nuevamente) rematara Jonathan Dos Santos; pero Digne haría un cierre providencial y evitaría que el mexicano abriera el marcador. 

Pato y Piqué. Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).
Pato y Piqué. Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).

Mucha intensidad, pero poca contundencia

Mientras transcurría el partido, el Barça poco a poco fue desinflándose, y si bien, la posesión le pertenecía, había perdido la profundidad de los primeros minutos. Villarreal continuó apostando por tener un mediocampo sólido, que no dejara jugar con comodidad a los interiores del Barcelona (Iniesta y André Gomes). Con el contragolpe como única vía de ataque.

Si bien, durante el primer tiempo ambos equipos gozaron de opciones claras para anotar, la falta de efectividad mantuvo el marcador en cero. A los 19', Sansone haría una espectacular corrida de 30 metros que terminaría en un suave remate a las manos de Ter Stegen. Sobre el final de la primera parte los culés tendrían dos ocasiones claras.

En el 43', Neymar enviaría un centro de tiro de esquina que sería cabeceado por Messi y terminaría en las manos de Asenjo. Dos minutos más tarde, una triangulación entre Iniesta, Digne y Luis Suárez finalizaría con un débil remate del charrúa.

Un segundo tiempo de infarto

La segunda parte arrancaría con la misma dinámica que la primera, con un Barça dueño del balón, construyendo su juego alrededor de Messi e Iniesta, y con un Villarreal bien parado y generando peligro con transiciones rápidas.

Sin embargo, al minuto 50, todo cambió. Digne hizo un mal pase que culminó con una pérdida  de balón de Iniesta. De dicha pérdida, surgió una contra sensacional del Villarreal en la que Pato (de gran compromiso) dio un pase filtrado a Sansone para que el italiano definiera sin problemas ante un flojo achique de Ter Stegen. Séptimo gol del delantero en esta temporada.

Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).
Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).

Encuentro apasionante hasta el final

Tras ver su arco vulnerado, el Barcelona salió con más amor propio que fútbol en busca de la igualdad. Fue entonces cuando el encuentro se llenó de vértigo e intensidad. Los azulgranas adelantaron todas sus líneas, mientras que los 'Groguets' protegían el triunfo con uñas y dientes. 

Los de Luis Enrique intentaban, por todos los medios, inquietar a Asenjo, pero el impecable trabajo en defensa del 'Submarino' impedía que pudiesen generar ocasiones claras. A los 70' Messi cobró un tiro libre que cabecearía Mascherano y se iría muy cerca del travesaño. Cuando el reloj marcaba 73 minutos, llegó la polémica. Un remate de Messi sería desviado (intencionalmente) por la mano derecha de Bruno Soriano. Un penal claro que sería totalmente ignorado por Iglesias Villanueva.

Un minuto después, Messi remataría desde la frontal del área y su tiro se estrellaría en el palo derecho del arco rival. Parecía que la 'diosa fortuna' estaba del lado de los castellonenses. En una ráfaga de ocasiones, el Barcelona tendría otra oportunidad de empatar. Esta vez, sería al minuto 75, Luis Suárez efectuaría un gran remate dentro del área que sería detenido por el portero (ya figura, a esas alturas). En esa misma jugada, Turan le daría un pase a Neymar pero el brasileño intentaría una chilena fallida que se iría por arriba del arco.

Gran entrada de Digne. Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).
Gran entrada de Digne. Foto: Silvestre Szpylma (VAVEL).

Un cierre de novela

En los últimos veinte minutos Luis Enrique intentó darle más 'chispa' al equipo metiendo a Denis Suárez y Arda Turan. Escribá, por su lado, refrescaría el mediocampo metiendo a Rodri y Castillejo. Necesitaba piernas frescas para defender.

Cuando el electrónico decía que iban 84 minutos, Neymar realizó un desbordé y mandó un centro al área, que Arda cabecearía de forma espantosa. Al minuto 86, Mateo Musacchio despejó un centro con la cabeza, pero caería mal y se resentiría de su muñeca derecha, siendo sustituido. A los 90' Messi finalmente desahogaría el grito de gol, que tenían contenido los aficionados blaugranas. Y qué manera de hacerlo. Fue un cobro de tiro libre en la media luna del área que terminaría 'clavado' en el ángulo derecho. Tanto espectacular del argentino.

Con cuatro minutos de adición, el Barca iría envalentonado en busca de una victoria épica, pero solo habría tiempo para una expulsión ingenua de Jaume Costa, al minuto 94, por doble amarilla. Pitazo final en el rebautizado Estadio de La Cerámica. Empate amargo para los dos. Para Villarreal por haber dejado escapar una victoria que tenía en el bolsillo, y para el Barcelona por no poder mantener la distancia que tenía con el Madrid, el cual puede ponerse a ocho puntos de sus máximo rival si vence al Valencia en la fecha que tienen pendiente. 

VAVEL Logo