Pérez Pallas y su inquina con el Real Oviedo
Pérez Pallas, sonriente, muestra unas tarjetas | Foto: wordpress.com

Aún persiste el cabreo entre el oviedismo por el arbitraje sufrido el domingo en el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife por parte del colegiado gallego Pérez Pallas.

En un duelo de rivales directos que están luchando por el ascenso, el señor Pérez Pallas fue la única persona, no solo en el estadio, sino entre todas aquéllas que han podido ver la jugada en directo o repetida, que vio penalti por un supuesto empujón de Jon Erice. El propio jugador tinerfeño, Aitor Sanz, reconocía después del partido que nadie le había empujado.

Los jugadores del Real Oviedo, incrédulos | Foto: LNE
Los jugadores del Real Oviedo, incrédulos | Foto: LNE

Ese penalti que a la postre resultó decisivo en el marcador final del partido, habría quedado en una triste anécdota si no fuera por los antecedentes que tiene el colegiado gallego con el conjunto asturiano, que vienen de cuando ambos militaban en la categoría de bronce.

En la temporada 2010/11, el Real Oviedo tuvo un arranque de temporada difícil, en el que llegó incluso a estar en descenso tras perder con el Lemona en el Tartiere por 1-2. Tras cosechar un empate a domicilio, el conjunto asturiano recibía a la Cultural Leonesa, en un partido que dirigiría el señor Pérez Pallas.

En dicho encuentro, se adelantaría el conjunto local con gol del canterano azul Pelayo, a los pocos minutos de iniciarse el encuentro. Sin embargo, tras la reanudación, Pérez Pallas entraba en escena y concedía un penalti grotesco y a todas luces inexistente a la Cultural, que lo fallaba pero aprovechaba el rechace para empatar. No contento con esto, dejó a los asturianos con nueve tras ponerse 2-1 y permitió la igualada de los visitantes en el minuto 89 a pesar de una más que posible falta en ataque.

Pérez Pallas, sonriente | Foto: farodevigo.es
Pérez Pallas, sonriente | Foto: farodevigo.es

La temporada siguiente, en el estreno de los azules en el Tartiere ante su afición, el colegiado gallego volvería a ser el juez del encuentro. En esta ocasión el equipo visitante, el Toledo, estaba ganando cómodamente por 0-2, pero Pérez Pallas aún quería más y señaló penalti en una falta que se produjo fuera de área y que además supuso la expulsión del central azul César Negredo.

Pero lo mejor de todo llegaba esta semana, en la que, tras estos dos precedentes y el último que tuvo lugar el domingo en Tenerife, el señor Pérez Pallas era designado para arbitrar el partido del Juvenil División de Honor del Real Oviedo ante el Areosa gallego. Sin embargo, en el día de ayer se hacía oficial que el Comité Técnico de Árbitros permutaba los colegiados del Celta-Lugo y del Areosa-Real Oviedo, ambos de categoría juvenil.

Pérez Pallas, elegante | Foto: El Árbitro de Fútbol
Pérez Pallas, elegante | Foto: El Árbitro de Fútbol

Este movimiento no parece fruto de la casualidad, y es que parece que el colegiado gallego tiene una inquina con el Real Oviedo que le hace perjudicar al conjunto asturiano cada vez que lo arbitra. Por si fuera poco, el eterno rival de los azules, el Sporting, nunca ha perdido en los ocho encuentros en los que ha sido arbitrado por el colegiado gallego. Demasiadas casualidades, que hacen pensar que lo mejor será que los caminos de Real Oviedo y Pérez Pallas no vuelvan a cruzarse nunca más.

VAVEL Logo