La buena imagen en defensa no impide una nueva derrota malaguista
[Foto La Lliga]

El Sevilla se llevó el derbi andaluz en la sobremesa del sábado. Una pena máxima abrió el partido, después de que los malaguistas estuvieran prácticamente 70 minutos metidos atrás, con una defensa coordinada que desquició, en parte, a los hispalenseses. El Málaga dio una buena imagen pero sigue sin servir, y la salvación sigue muy lejos, antes de afrontar el segundo parón internacional.

Dominio del Sevilla, aguante del Málaga

Los dos equipos andaluces llegaban a la cita con una sensación totalmente opuesta, viendo su inicio de temporada. Los de Michel, con la obligación de conseguir la primera victoria, mientras que los de Berizzo seguir sumando puntos para mantenerse en lo más alto de la clasificación. La primera oportunidad se decantó para el lado hispalense, con un disparo de Jesús Navas desde la esquina del área. Los locales tendrían que encontrar espacios porque Michel ideó un plan diferente en defensa al de los últimos encuentros. El sistema parecía un 5-3-2, con Juankar, de lateral izquierdo y Ricca de tercer central.

[Foto La Liga]

El Sevilla con el paso de los minutos fue creciendo. Tanto Navas como Correa, desequilibraban cuando llegaban al área rival. Muriel,  a los 16 minutos, tuvo la primera ocasión, pero su lanzamiento golpeó en el lateral de la red. Los de Michel tenían una buena coordinación en esa defensa de cinco, creada por el entrenador madrileño para este encuentro, provocando que el Sevilla cayera hasta en siete ocasiones en fuera de juego en un cuarto de hora. A los 23 minutos el Málaga iba a tener que realizar su primer cambio, por lesión. Fede Ricca, tuvo que ser sustituido por un dolor en los isquios, y en su lugar entró Juanpi, por lo que el equipo se vio obligado a cambiar el sistema y volver a la defensa de cuatro hombres habitual. No le vino mal este cambio a Michel porque llegó un par de minutos antes de que el árbitro parase el encuentro para que ambos conjuntos pudieran refrescarse debido a las altas temperaturas en Sevilla.

Los locales seguían insistiendo ante un Málaga que aguantaba atrás y apenas le duraba el balón cuando conseguía robarlo, por lo que a Rolán le llegaba muy poco el esférico y apenas entró en juego en los cuarenta y cinco primeros minutos. Sólamente Mula creó peligro con un disparo desde fuera del área que Soria mandó a saque de esquina antes de llegar al descanso con el empate a cero en el marcador.

Un penalty que abrió el partido

La segunda mitad, inició con la misma tónica que en la primera, aunque el Málaga dio un paso más adelante, costándole algo menos llegar a la meta de David Soria. Recio, tras un caño, tuvo un disparo que rozó el palo izquierdo al inicio pero el Sevilla seguía llegando con peligro, sobre todo por la banda de Jesús Navas. Berizzo movía el banquillo. Franco Vázquez, algo desacertado a lo largo de la tarde, dejaba el terreno de juego para dar entrada a Banega. Tras la hora de partido, Soria y Roberto, se convertirían en protagonistas del partido con varias paradas de mérito.

[Foto La Liga]

Entrábamos en la última media hora de partido y llegó el momento clave del mismo. Rosales, cometió un penalty sobre Correa, tras zancadillearlo, y el colegiado decretó la pena máxima. Banega la transformaría para abrir el marcador. Apenas un minuto más tarde, Muriel, tras una larga carrera, batió a Roberto y acabó con las esperanzas del Málaga de conseguir puntuar en el Pizjuán. 2-0 en dos minutos y a partir de ese mismo instante, el Sevilla controló de una forma más cómoda el choque.

No tuvo más oportunidades el Málaga para conseguir darle la vuelta al marcador y acabó el partido con 2 a 0 favorable a los hispalenses que seguirán en puestos de Champions League. Todo lo contrario que el Málaga, que no abandonará la zona de descenso y la salvación, tras el parón internacional, estará un poco más lejos. Veremos lo que le depara el futuro a Michel pero la buena imagen en el Pizjuán no ha vuelto a ser suficiente para poder puntuar.

VAVEL Logo