Juan Hernández decide un choque de trenes en el minuto 90
Foto: Celta B.

Los aficionados asistentes al Campo Municipal de Barreiro apenas podían intuir antes del encuentro el nivel que se iba a desplegar sobre el césped de Galicia. El Toledo visitaba en la mañana del domingo el feudo de un rival invicto y directo por los puestos de playoff si se consideran válidas las aspiraciones del proyecto que lidera Onésimo.

Pronto se palpó en el ambiente que se trataba de un partido que enfrentaba a dos grandes equipos cuando la intensidad estaba presente desde los primeros minutos. Así fue como Jon Echaide, defensa verdiblanco, se llevó la primera tarjeta del partido con tan solo tres minutos disputados. Estos primeros instantes desvelaron que en el partido los errores se pagarían caros, imponiendo máxima concentración desde el minuto 1 al 90. 

El tanteo del dominio inicial se resolvía con la intención del Toledo por llevar la manija del partido, pero el filial celtiña no resultó conforme, ya que a base de combinaciones muy rápidas comenzaba a generar las primeras ocasiones del partido. Esta batalla por el centro del campo se contagió a otros factores del juego, y a los 13 minutos de juego el delantero visitante, Carlos Esteve, propinó un agresivo codazo a Robert Costas que quedó sin sanción. Por desgracia para los locales, el joven central tuvo que retirarse del terreno de juego, siendo así el primer cambio del encuentro.

Poco a poco, el Celta se iba adueñando del partido gracias a la buena labor en la salida de balón con la que esquivaron la alta presión que ejercía el Toledo. Aun así, los de Onésimo comenzaron crear ocasiones de gol a la media hora del primer tiempo por parte de Alvaro Antón que soltó un disparo flojo a las mano de Sotres tras una muy buena jugada de Canario. Esta igualada con la que se llegaría al descanso a punto estuvo de romperse de no ser por dos atentas acciones del guardameta visitante Pablo Alcolea. La más importante en el 45' cuando se estiraba para evitar el gol en una falta directa muy cercana al área.

Los segundos 45 minutos de partido ofrecieron otra cara en el cuadro visitante. Nada más reanudarse el encuentro Carlos Esteve se encontró solo en el área para rematar de cabeza un balón al que no supo poner la fuerza suficiente. El delantero visitante fue el primer cambio del Toledo, dejando su sitio a Jorge Ortí, con el que Onésimo buscó un toque más de calidad en los últimos metros. Tan bien había arrancado la segunda parte para el Toledo que, alrededor del minuto 60', llegó la mejor ocasión del partido. Tomás Sánchez envió una falta directa al lateral de la red que engañó a más de uno pensando que había sido gol.

El paso de los minutos y los cambios realizados por Onésimo debilitaron su centro del campo y optaron por esperar atrás al Celta B para atacarle a la contra. Cuando mejor lo tenía el Toledo con continuas llegadas de Sergio García o Romagnoli, los locales optaron por buscar posesiones más largas que cerraran las posibilidades de contras en el cuadro castellano-manchego. 

Finalmente, cuando todo olía a empate, y quizás con justicia, una triangulación del Celta acabó en un mal despeje de Toño Vázquez traducido en una asistencia de oro para Juan Hernández. El extremo derecho se metió en el área y batió a Pablo Alcolea por su palo, estableciendo el estado de euforia entre las gradas del Municipal de Barreiro.

Tres puntos importantísimos para un Celta B que sigue invicto después de enfrentarse a un Toledo más que notable en tierras gallegas. 

Puntuaciones VAVEL

Kevin

3

Juan Hernández

2

Toño Vázquez

1

 

VAVEL Logo