La Copa del Rey como forma de resurgir
Alineación en el encuentro disputado ayer frente al Espanyol (1-2) / Fuente: Noelia Déniz (VAVEL)

Como ya hiciera en la primera eliminatoria de la Copa del Rey 2017-18, el Levante UD volvió a conseguir una victoria lejos de su feudo, algo que le está costando un mundo en la Liga Santander. En aquella ocasión, en el encuentro disputado el 26 de octubre, el conjunto de Lopez Muñiz vencía por 0-2 en su visita a Montilivi, para lograr un empate a uno en la vuelta que dejaba eliminado al Girona. El 4 de enero, el conjunto granota lograba un resultado muy bueno de cara a la vuelta al vencer 1-2 en el encuentro de ida de los octavos de final que lo enfrentó al Espanyol

Una victoria que corta una mala racha de resultados cosechados en la Liga Santander y que debe servir para que el equipo confíe en sus posibilidades y vaya a cualquier campo sin miedo a nada. Los valencianos se repusieron del tempranero gol de Gerard Moreno para remontar el partido con tantos de José Luis Morales e Ivi y dejar la eliminatoria de cara para cerrarla en su feudo, el Ciutat de Valencia.

Una nueva victoria fuera de casa

Una de los puntos negativos del Levante UD esta campaña esta siendo la dificultad de lograr tres puntos en sus desplazamientos en la Liga Santander. Si bien es cierto que acumula una gran cantidad de empates, tan sólo han cosechado una victoria, como fue la conseguida en su desplazamiento a Las Palmas con un resultado de 0-2. Lejos quedan esos tres puntos ya, pues ese partido se disputó el domingo 19 de noviembre, por lo que el Levante acumula cerca de dos meses sin vencer lejos de su estadio en la Liga

El Levante UD solo ha ganado un partido fuera de casa en la Liga Santander

Esta victoria, por lo tanto, tiene un gran valor, ya que el equipo debe sentir que puede ganar a cualquiera en sus desplazamientos, sin rendirse como lo hicieron ayer tras lograr remontar el encuentro. En la Liga Santander el equipo acumula cinco empates, una derrota y tan sólo una victoria, mientras que en la Copa del Rey cuenta sus encuentros fuera de casa por victorias, lo que debe servir de espejo y actuar en la competición doméstica de igual forma que en la competición del KO.

No son malas del todo las estadísticas fuera de casa del conjunto de Muñiz, pero es un punto a mejorar en las próximas fechas con el refuerzo de la victoria conseguida en Copa. 

Reivindicación de ciertos jugadores

Otro de los aspectos positivos de la victoria en tierras catalanas fue la actuación de ciertos jugadores. Si bien es cierto que la Copa del Rey es una competición que da minutos a los menos habituales, tras el encuentro López Muñiz quedará contento con el partido disputado por alguno de los menos habituales y, también, por alguno de los fijos en sus alineaciones. 

En primer lugar hay que hablar del capitán del conjunto granota en el encuentro, José Luis Morales. El extremo volvió a ser el mejor de su equipo y fue más que determinante, tras anotar un gol al convertir un penalti y dar la asistencia del segundo tras una memorable jugada por la banda derecha del ataque granota. Una pena máxima muy protestada por los locales y que transformaba el extremo para lograr el empate, mientras que un error en la salida de balón españolista le permitía al comandante cabalgar por banda para dejar atrás a Naldo y Víctor Sánchez y realizar un pase atrás que Ivi alojaba dentro de las mallas. 

Precisamente Ivi es otro de los nombres propios del encuentro. Tras salir en la segunda mitad reemplazando a Samuel, iba a lograr el tanto que significaba la victoria de su equipo. Tras comenzar la temporada de manera notoria al conseguir dos tantos, uno de ellos en el empate del Bernabeú, el extremo se reencontraba con el gol, que a la postre sería definitivo para el 1-2 final. 

Buenas actuaciones de Morales, Ivi y Raúl Fernández. Buen debut de Coke en el lateral derecho 

Por último, cabe destacar la actuación de Raúl Fernández. Tras comenzar la temporada siendo el portero titular del Levante UD, fue relegado al banquillo tras las buenas actuaciones de Oier. Tenía la oportunidad de reivindicarse y lo hizo de manera notoria. En los minutos finales, tras un remate de cabeza de Gerard Moreno que parecía ser el 2-2, el guardameta realizo una gran estirada desviando el balón a córner, en una acción que celebró con rabia y que sirve para que Muñiz siga sabiendo que cuenta con dos porteros que están a muy buen nivel. 

Calendario difícil 

Pese a la victoria y la emoción de poder avanzar otra ronda más en la Copa del Rey, el Levante UD no debe alejarse de su objetivo principal para esta campaña, la salvación en la Liga. En las próximas jornadas, el conjunto de Muñiz tiene un calendario exigente en el que van a tener que estar muy serios si quieren lograr algo positivo. 

En la próxima jornada visitarán el campo del líder, el Camp Nou, para enfrentarse al FC Barcelona. Posteriormente recibirán al complicado Celta de Vigo, viajarán a Villarreal y a tierras gallegas para enfrentarse al Deportivo de La Coruña, recibirán al Real Madrid y disputarán el derbi valenciano en Mestalla frente al Valencia CF.

Por lo tanto, un calendario muy complicado para el Levante UD al que la victoria de ayer debería subirle el ánimo y confiar en sus posibilidades, siendo realistas con la dificultad de los próximos encuentros.  

VAVEL Logo