El incansable Bacca
Foto: Hora 724

Carlos Arturo Bacca Ahumada. Cuatro palabras de sobra conocidas y muy presentes en el vocabulario del aficionado del Villarreal. Cuatro palabras que levantan un aplauso, un "¡ole!" o un "¡oh!" varias veces en cada partido. Cuatro palabras que hablan del esfuerzo y el derroche de actitud de un jugador que llegó al Submarino con la intención de ser referencia, y lo está siendo tanto dentro como fuera del terreno de juego. Un jugador que lo deja todo en cada partido y que lucha por cada balón. Una lucha que también es personal por querer competir al máximo nivel y así ganarse la confianza de su seleccionador nacional para poder ir al próximo Mundial de Rusia.

La ilusión de Bacca desde que se enfundó la elástica amarilla es máxima, y él mismo ha reconocido que espera que Villarreal y Milán lleguen a un acuerdo pronto que le vincule por más años a la entidad castellonense. Él está a gusto y recibiendo la máxima confianza de afición, entrenador y club; y eso se nota. Con más presencia desde que se marchó Bakambu, Bacca es la referencia ofensiva de este Villarreal y, en buena medida, por él pasa el juego de ataque del equipo.

Algo que pudo verse en el último encuentro ante el Real Betis en el que, pese a la derrota (2-1) de los amarillos, Bacca cuajó una actuación digna de mención. No dejó de intentarlo en ningún momento y fue lo mejor del equipo. Desgastó a la pétrea defensa del Betis, corrió la banda, se movió y lo intentó de cara al gol. Tuvo dos grandes oportunidades, una desbaratada por una intervención de mérito de Adán, así como otra que sólo pudo entorpecer el palo; hasta que finalmente a diez minutos del final obtuvo el premio del gol (su noveno de la temporada) gracias a un penalti sobre Cheryshev, que envió a la red para recortar distancias en el marcador. Bacca es el hombre gol del Villarreal.

VAVEL Logo