Victoria agónica
Macedo lamentándose de la ocasión malograda. // LaLiga

Los dos equipos se presentaban en el Estadio de Gran Canaria a sabiendas de que podía ser la penúltima bala para acercarse a los puestos de salvación, quien perdiese estaría más cerca de la 2º División, que de la LaLiga. Esto hizo que Paco Jémez, incluyese a los recién llegados Aguirregaray, con el objetivo de conseguir más solidez defensiva, y a Etebo, intentando ofrecer más llegada al área y no tener a Calleri tan abandonado arriba. José González, en su primera alineación, optaba por hacer debutar a Ideye en sustitución de Juanpi, por lo demás, seguía la línea continuista.

Primera mitad de tanteo

Los primeros compases del partido tuvieron al conjunto amarillo como claro dominador, con buenas llegadas de Aguirregaray por la banda izquierda; gracias a su buen pase Calleri realizó el primer acercamiento canario, pero una mala decisión del argentino, tumbó la primera ocasión. Por su contra, el conjunto andaluz aguardaba en tres cuartos de campo a la espera de sacar un contragolpe con claridad.

Lo más que estaban pagando los canarios era el poco balón que pasaba por las botas de Jonathan Viera, pieza capital para que las ofensivas lleguen a buen puerto; mientras el Málaga construía las jugadas gracias a Keko y Samuel.

Corría el minuto 42 cuando en las botas de Macedo nacía la primera ocasión del partido, pero su chut raso lo solventó Roberto con una buena estirada al palo corto. Acto seguido sería Calleri el que probase desde fuera, pero su tiro se fue por encima del larguero; así nos iríamos al descanso, con la sensación de que los dos conjuntos podían ofrecer mucho más, aunque la situación en la que llegaban no era la más propensa.

Misma tónica, Halilovic salva

La segunda parte sería un calco del comienzo del partido, primeros compases con posesión amarilla casi en su totalidad y un Málaga que buscaba rápido a Samu García, que solo un mal control cuando ya enfilaba a Chichizola le privó de la ocasión más clara de todo el partido.

Teníamos que llegar al minuto 54 para que los dos equipos se acercasen con bastante peligro, Keko a pase de Ideye tendría la mejor, pero solo Chichizola sacando un pie cuando nadie lo esperaba pudo frenar el tanto visitante, rápidamente Etebo dio la réplica con dos disparos , ambos desde fuera del área, que animarían a la afición canaria. 

Ante las pocas apariciones de Nacho Gil en el partido, Jémez haría el primer cambio del encuentro dando entrada a Halilovic. Por su parte, José González, concienciado de la importancia del choque, daba entrada a Bueno en sustitución de Recio, en lo que sería una declaración de intenciones de que iba a por la victoria.

A los gritos de ¡Sí se puede!, Jonathan Viera lanzaba una falta que terminaba mansamente en las manos de Roberto, esto se estaba acabando y nada hacía presagiar que el marcador cambiase de dígitos.

Así llegaríamos a los últimos compases del partido, donde había mucho en juego y ninguno quería perder un punto, que en realidad poco les valía a los dos conjuntos.

Pero aparecía Halilovic, que volvía a disputar algunos minutos, y el croata anotaría un gol fundamental cuando nos acercábamos al tiempo de descuento. El Estadio de Gran Canaria estallaba de júbilo, su equipo se llevaría tres puntos vitales en la lucha por eludir el descenso. El Málaga CF se hundía aún más. Estos partidos, son los que se recuerdan si el objetivo se cumple.

VAVEL Logo