Asenjo es un ejemplo de superación
Foto: vavel.com

Los cadetes e infantiles del Villarreal recibieron una gran sorpresa con la visita del portero del primer equipo, Sergio Asenjo, que impartió una charla a las promesas de la entidad grogueta en la Residencia de la Ciudad Deportiva del Submarino. El portero palentino compartió su experiencia y dio consejos a los jóvenes sobre cómo encarar una carrera en el mundo del fútbol.

Los jóvenes jugadores del Villarreal permanecieron muy atentos durante los 45 minutos que duró la pequeña conferencia con el guardameta amarillo. Los integrantes de la Cantera Grogueta no se empequeñecieron a la hora de hacer preguntas al arquero del Villarreal, que resolvió todas las cuestiones que le plantearon las futuras estrellas.

Los curiosos canteranos preguntaron sobre su debut en la élite del fútbol y como mantenerse en ella, el portero submarino respondió con sinceridad: "Tuve fortuna porque llegue con doce años y con diecisiete ya había debutado con el primer equipo del Valladolid, pero claro, de jugar en primera división, a consolidarte en primera división hay un mundo". "Yo no tenía pensado que iba a estar, y menos después de lo que me ha pasado, diez años en primera división y ojalá me queden diez más", añadió el palentino.

Los chicos del Cadete y del Infantil amarillo quisieron saber como afrontar las rivalidades dentro de una plantilla por un sitio en el once, y Asenjo, como arquero, les explicó la idílica relación que mantienen los guardametas amarillos: "No está reñido el respeto y la amistad entre compañeros con la rivalidad bajo el arco. A mí, tener una buena relación con mis compañeros me ayuda ser más competitivo. La buena relación fomenta un buen ambiente y esto siempre es bueno para el equipo".

Los muchachos de la cantera consultaron al cancerbero submarino sobre cómo superar la complicada situación de las lesiones: "Hay que cuidarse mucho ante este tipo de acciones. Si quieres ser futbolista, debes cuidarte y vivir como un futbolista". "El peor momento en la noche en la que sufres la lesión. Pasé 24 horas malas, y a partir de ahí me tocó pensar en trabajar, trabajar y trabajar. Quería empezar a trabajar en los plazos de recuperación", afirmó Asenjo.

Para acabar la conferencia con los chavales del Villarreal, Asenjo les dejó un consejo a seguir en su estancia en la entidad grogueta: "Este es el club de la leche. Disfrutad y respetad este equipo. No es fácil encontrar clubs así. El que día a día no mejora deja de ser bueno. Nunca dejéis de aprender".

VAVEL Logo