Borja Granero: "No quería parar pero era la única solución"
Granero ha pasado por dos graves lesiones de rodilla en las últimas temporadas (Foto: Diego Blanco - VAVEL)

El valenciano ha estado disputando los últimos partidos con dolor, lo que le ha obligado a decir basta y a parar. “Me encontraba mal, no era yo mismo. Al final creo que se nota. Quieres pero no vas, no llegas a ningún lado. Yo no quería parar pero era la única solución”, afirma. Además, la iniciativa para que el jugador parase fue del propio entrenador, Carlos Pouso, quien, según Granero “con toda la confianza y la honestidad que le caracteriza vino y me dijo que estaba sufriendo demasiado y que no era una solución ni para mí ni para nadie”.

Sin duda, se trata de una decisión difícil de tomar y más cuando se trata de un jugador importante en el equipo cántabro. “Ahora estoy tranquilo y creo que me voy a recuperar bien. No voy a marcarme tiempos, confío en que el tejido de regenere bien y estar lo antes posible”, asegura el centrocampista, que pone sus miras en llegar al cien por fin de cara a afrontar el tramo final de liga con garantías absolutas.

Ve mejoras en el equipo

En la pasada jornada, el Racing conseguía ganar al Amorebieta, no sin antes sufrir en algunas fases del partido. Granero cree que “en casa parece que hemos encontrado el camino, pudimos hacer más goles y el partido estuvo bastante controlado”.

Sin embargo, los santanderinos están fallando fuera de su estadio donde el equipo está dando muestras de debilidad y donde apenas se están consiguiendo resultados positivos. “Nos está costando competir noventa minutos seguidos, necesitamos no tener fallos de concentración aunque creo que estamos en la buena línea y lo vamos a conseguir”, mantiene el valenciano.

Precisamente, en el último partido que disputó en Barakaldo, Granero y Aquino fueron increpados por un sector minoritario de la afición, quienes les culpaban de la derrota. Granero reconoce que no le sentó nada bien “porque para mí es mi gente, mi familia y duele bastante, pero por otro lado lo entiendo, fue una derrota dura, con malas sensaciones y al final la gente focaliza sobre dónde creen que está la cabeza del equipo. Pasa aquí y en todos los lados y es entendible”.

VAVEL Logo