De cabeza a la salvación
FOTO: La Liga

El Alavés consiguió una preciada victoria ante un Getafe espeso en la elaboración del juego y con poca profundidad en ataque. Los goles de cabeza de Laguardia y Munir dejaron los tres puntos en Mendizorroza, que fue una auténtica caldera durante los noventa minutos.

Abelardo repitió el once que empató en Barcelona ante el Espanyol con una única novedad: Manu García. El capitán formó de inicio en detrimento de Daniel Torres. La principal duda en el conjunto blanquiazul era si Ibai llegaría o no en condiciones de ser titular, ya que arrastraba molestias. Finalmente, el técnico decidió no arriesgar de inicio con el de Santutxu.

En el Getafe, en cambio, fueron tres los cambios introducidos por Bordalás, que volvía a la que fue su casa, respecto a la derrota cosechada la jornada anterior ante el Betis. Se quedaron fuera del once Portillo, sancionado, Bruno y Flamini, y entraron en su lugar Gaku Shibasaki, Djené y Markel Bergara.

Poco fútbol, menos ocasiones

El partido arrancó trabado, con muchas interrupciones que dificultaron las transiciones por parte de ambos equipos. Tras un robo en el centro del campo, el Getafe trató de sorprender a la contra con una buena combinación entre Shibasaki y Amath que no consiguió cabecear a puerta Jorge Molina. Acto seguido, el Alavés replicó con un disparo lejano de Pina que atrapó sin problemas Guaita.

El público de Mendizorroza se echó encima del colegiado, el aragonés Jaime Latre, por una serie de faltas señaladas a favor del cuadro madrileño. En el minuto 13, los aficionados blanquiazules respondieron con una sonora pitada la decisión de no señalar un penalti sobre Munir que el delantero reclamó insistentemente.

Los minutos pasaban y ninguno de los dos equipos conseguía acercarse con claridad a la meta rival. Burgui lo intentó desde el pico del área con un derechazo que se marchó muy desviado. La primera ocasión clara del encuentro la tuvo Jorge Molina tras un buen centro de Antunes desde la izquierda que no llegó a cabecear en condiciones y se marchó a la izquierda de la meta defendida por Pacheco.

En la siguiente jugada, Manu García buscó sorprender a Guaita con un disparo lejano con su pierna mala que se salió por encima del marco visitante. El primer tiempo concluyó sin goles y con el público despidiendo con una sonora pitada al trío arbitral. Ambos equipos se retiraron a los vestuarios sin haber creado excesivo peligro en el área rival y con la esperanza de revertir la falta de puntería en la segunda mitad.

Gol tempranero y tranquilidad para el Alavés

Nada más iniciar la segunda parte, el Alavés inauguró el marcador por medio de Laguardia. Munir puso un centro medido en una falta lejana para que el central cabecease picado y a placer en boca de gol. Llegaba para los babazorros el preciado tanto que abría el marcador.

No se relajaron los locales tras el gol y siguieron intentándolo aprovechando el bajón moral del Getafe después de encajar el gol. Bordalás movió el banquillo dando entrada a Flamini y Pacheco, que fue recibido con una sonora ovación por la que fue su afición, pero no no surtió efecto. Tan solo Amath lo intentó en el conjunto azulón, pero la zaga local cortó sin mayores 

A veinte minutos del final, Munir tuvo la ocasión de abrir brecha en el marcador. El atacante arrancó con la pelota controlada dejando atrás a su par y abrió a la derecha para que Guidetti se la pusiese dentro del área, pero el cabezazo le salió a la izquierda de la portería de Guaita. El Getafe agotó los cambios con la entrada de Remy y con él se atisbó una ligera mejoría en el conjunto azulón, pero resultó ser un espejismo, ya que el Alavés consiguió hacer el segundo gol y echar por tierra las opciones de los visitantes.

En una semi contra con la defensa descolocada, Guidetti la puso desde la izquierda para que Munir rematase a placer viniendo desde atrás. Tras el gol, Abelardo decidió quitar del campo al goleador para dar entrada a Ibai. El de Santutxu ocupó la banda derecha y desplazó a Sobrino a la punta de ataque.

A falta de diez minutos, Jaime Latre indicó penalti para el Getafe por un derribo sobre Remy. Antunes asumió la responsabilidad de lanzar la pena máxima, y falló. Su disparo se marchó fuera, a la derecha de la portería alavesista, y la grada estalló de alegría. Los visitantes se hicieron entonces con el control del partido y el Alavés se dedicó a buscar sentenciar a la contra. Wakaso, que entró en el tiempo de descuento sustituyendo a Guidetti, tuvo el tercero en sus botas en un mano a mano ante Guaita que definió muy mal y se marchó lejos del arco azulón. Así pues, el marcador no se movió y el partido terminó con el resultado de dos a cero a favor del Alavés.

Tres puntos de oro

La victoria da un respiro a un Alavés que acumulaba tres derrotas y un empate en las últimas cuatro jornadas. Con 35 puntos y a la espera de lo que suceda en el resto de partidos, los de Abelardo se sitúan en la decimoquinta posición y doce puntos por encima del descenso. La próxima jornada viajarán hasta Eibar para enfrentarse en Ipurúa al conjunto armero.

El Getafe, en cambio, suma su segunda derrota consecutiva tras caer la pasada jornada ante el Betis. Los de Bordalás acumulan 39 puntos y se quedan en tierra de nadie en la clasificación. El próximo fin de semana recibirán en el Coliseum Alfonso Pérez al Espanyol.

VAVEL Logo