El Fabril no se rinde

El filial del Deportivo de la Coruña sigue haciendo sus deberes y superó con contundencia al Atlético de Madrid B (1-4) en la Ciudad Deportiva Wanda Atlético de Madrid.

El Fabril no se rinde
Imagen: Antía Simón Aguado
Atlético B
1 4
Fabril
Atlético B: Francis; Blas, Quique, Raúl González, Caballo; Edu Expósito, Martín, Queijeiro, Uxio; Romay (Bicho, 76’) y Borja Galán (Luis Miguel Fernández, 83’).
Fabril: San Román; Rafa, Tachi, Adrián Jiménez, Montoro; Mikel, Carlos Isaac (Arona, 66’); Keidi, Salomón (Manny, 76’), Tony Moya; y Jorge Ortiz (Sergi, 81’).
MARCADOR: 0-1. 61’. Romay. 0-2. 63’. Uxio. 0-3. 70’. Uxio. 1-3. 81’. Manny. 1-4. 93’. Luis Miguel Fernández.
ÁRBITRO: osé Joaquín Gallego (Comité Murciano). Expulsó por doble amonestación al local Keidi (15'). Mostró tarjeta amarilla al local Carlos Isaac (7’); y a los visitantes Borja Galán (55’) y Bicho (80’).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 34ª jornada del Grupo I de la Segunda División B.

Nada ni nadie frena al RC Deportivo Fabril, que se pone líder, compartiendo la misma puntuación con el Rayo Majadahonda a falta de cuatro jornadas para la conclusión del campeonato doméstico en el Grupo I de la Segunda División B, después de ganar con contundencia al Atlético de Madrid B (1-4) en la Ciudad Deportiva Wanda Atlético de Madrid con los goles de Romay, Luis Fernández y un doblete de Uxío y sigue soñando con la posibilidad de jugar el playoff de ascenso a la Segunda División, supeditado en todo momento a si el primer equipo logra o no mantener la categoría en Primera División. 

Los de Gustavo Munúa, que fueron superiores en la contienda desde la expulsión del local Keidi por espetar graves insultos al árbitro, aprovecharon su superioridad numérica durante 75 minutos del partido para llevar el testigo del partido. Así las cosas, Miguel San Román tuvo que emplearse a fondo para evitar los goles del filial gallego, que se marchó al descanso asediando a su rival pero con el 0-0 en el electrónico. 

El Atlético B, castigado en lo físico por jugar con uno menos, tan solo aguantó una hora de partido dejando su portería a cero. Fue castigado doblemente en cuestión de minuto de juego, encajando seguidamente los goles de Romay y de Uxío. Con la ventaja de dos goles, el Fabril se sacudió los nervios y desplegó un mejor juego que tuvo protagonismo en las piernas de Borja Galán, que regresaba al Cerro del Espino para estrellar un remate contra la madera.

El excanterano colchonero, que se marchó del Atlético de Madrid en 2015 al Getafe tras pasar más de una década en la cantera, no pudo ver portería, algo que sí hizo Uxío a falta de veinte minutos para establecer una renta casi insalvable. Sea como fuera, el filial madrileño quiso caer con honores y Manny Rodríguez, cinco minutos después de ingresar en el terreno de juego en el lugar de un gris Salomón Obama, recortó las distancias. El gol insufló de ánimo a los colchoneros que, buscando el 2-3, encajaron el definitivo 1-4 por medio de Luis Fernández.