Y el Real Zaragoza despertó del sueño

No ha podido ser. El Real Zaragoza ha caído eliminado en la primera eliminatoria de los playoff de ascenso a Primera División tras ser derrotado por un gol a dos por el Numancia. El regreso del Real Zaragoza a la máxima categoría del fútbol español tendrá que esperar.

Y el Real Zaragoza despertó del sueño
Giorgi Papunashvili ha gozado de varias ocasiones para haber desequilibrado el encuentro | Foto: Real Zaragoza

Una nueva injusticia futbolística. El Real Zaragoza ha sido superior en la eliminatoria al Numancia y ha gozado de muchas ocasiones en la tarde de hoy para llevarse el encuentro. Tanto la falta de acierto de los atacantes como las buenas acciones de Aitor Fernández, el portero del Numancia, han privado al conjunto aragonés del pase a la final. El equipo maño ha perdonado ocasiones imperdonables, mientras que la escuadra soriana ha sido muy efectiva y prácticamente ha conseguido dos goles en pocas llegadas al área de Cristian.

El partido comenzó a las 16:15 con el recibimiento al equipo. El más multitudinario que ha habido en esta recta final de la temporada. Esta vez no ha dado resultado. El Real Zaragoza no ha sabido marcar gol en los primeros instantes del encuentro, como venía siendo habitual cada vez que los blanquillos jugaban en su feudo en las últimas jornadas, ese gol de la afición que le daba siempre alas para afrontar el resto del partido.

El Numancia ha sabido contrarrestar el factor Romareda y en los primeros 30 minutos el conjunto aragonés apenas ha llegado al área numantina. El conjunto soriano ha estado muy bien plantado en defensa y el Real Zaragoza no ha podido encontrar la grieta en el muro soriano. La primera ocasión clara ha sido para los sorianos, que con un disparo lejano han obligado a Cristian a emplearse a fondo para desviar el esférico, con ayuda también del poste.

El Real Zaragoza ha ido presentándose algo más en los últimos momentos de la primera mitad pero no ha conseguido tener ocasiones claras. Ya en la segunda parte, el capitán zaragocista, Alberto Zapater, ha gozado de una ocasión clara en los primeros minutos tras un magistral pase de Borja Iglesias, que le ha dejado solo en el área. El ejeano con todo a favor ha errado la ocasión y desde entonces el conjunto maño no ha parado de errar en el área contraria.

De nuevo un pase excelente de Borja Iglesias ha dejado solo a otro de sus compañeros, esta vez a Papu, que tampoco ha podido anotar, de nuevo, con todo a favor para el atacante zaragocista. Pero la oportunidad más clara la ha fallado el propio Borja. Cristian saca de puerta en largo, Toquero prolonga y Borja, solo ante Aitor, dispara al centro, justo donde se encontraba el meta del Numancia. Pero la jugada seguía viva. Borja ha metido un pase excelente para la llegada de Papu pero este ha vuelto a errar en la definición, esta vez, mandando el balón directamente fuera. Entonces ha llegado el primer gol de los sorianos.

En el minuto 64 el balón ha llegado a la banda derecha, un jugador rojillo ha tocado de espuela con la fortuna de que el esférico le ha caído a Íñigo Pérez, que lo ha mandado al fondo de la red con un soberbio disparo. 1-0. El Real Zaragoza ha intentado sobreponerse y Borja Iglesias ha tenido una nueva ocasión en un remate de cabeza, pero no ha encontrado portería. En el minuto 80 tras una serie de rechaces ha llegado el gol zaragocista. Mikel González ha empujado desde el suelo un esférico que Borja Iglesias había rematado previamente. Quedaba la prórroga. Aún había esperanza para el equipo del león.

Pero cuando el Real Zaragoza y Natxo González ya pensaban en los minutos de la prórroga ha llegado el gol del Numancia. Un córner en el que el rechace ha favorecido al conjunto rojillo ha sido la condena del conjunto aragonés. Ni Buff, ni Zapater ni Mikel han podido hacerse con el esférico y finalmente se ha producido la catástrofe para la entidad blanquilla tras un centro lateral que ha encontrado a Diamanka en el 90.

El Real Zaragoza ha quedado eliminado en los últimos minutos y el paraje no ha podido ser más devastador. Algunos aficionados lloraban en el suelo, otros en sus asientos, otros negaban con la cabeza y otros estaban simplemente en estado de shock. En el césped Borja Iglesias lloraba junto con Alberto Zapater en el centro del campo. El Real Zaragoza queda muy tocado por este resultado. Ha sido claramente superior pero en el fútbol y en la vida, no todos tienen lo que merecen y el conjunto zaragocista no ha conseguido el premio que merecía, ni ha conseguido pelear por él hasta el último partido, sino que ha caído en esta primera eliminatoria. La Primera División deberá esperar una temporada más para el equipo del león.