La medular del Atlético: luces y sombras
Ángel Correa controla el balón ante tres rivales || FOTO: Club Atlético de Madrid.

La medular del Atlético: luces y sombras

El rendimiento de los centrocampistas rojiblancos está siendo muy dispar.

pablo-mata-medina
Pablo MataMedina

La temporada 2018-2019 ha superado el ecuador y con duelos trascendentales como el derbi ante el Real Madrid y la eliminatoria de octavos de Champions ante la Juventus toca echar la vista atrás para analizar y destacar los mejores jugadores. Habitualmente se valoran las actuaciones de los delanteros pero, ¿qué sería de ellos sin centrocampistas que les nutrieran de balones? Respondiendo a esa pregunta desde VAVEL queremos ver cómo les está yendo a los centrocampistas colchoneros:

Koke: Año irregular para uno de los pilares del equipo. Las lesiones han lastrado el rendimiento del vallecano, algo que se ha notado en el equipo que no ha sido tan creativo en el medio como debería. Pese a no estar siendo su mejor año sigue siendo una de las grandes figuras del equipo (e incluso es el segundo máximo goleador con 5 tantos) y se espera que recupere su mejor nivel de cara a la parte clave de la temporada. Además Koke está recientemente de enhorabuena ya que ha alcanzado la cifra de 400 partidos vistiendo la camiseta rojiblanca.

Saúl: Un caso similar al de Koke. Ha rendido donde se le ha necesitado pero no ha brillado como se esperaba. La plaga de lesiones ha exigido que el ilicitano se reinventara como enganche, como pivote e incluso como lateral izquierdo. Cuando las lesiones se lo han permitido ha formado parte de los onces iniciales y ya ha dejado su marca por ejemplo con el gol que marcó al FC Barcelona en el partido liguero de ida en el Metropolitano.

Rodri: El Atlético y sus aficionados se frotan las manos con este chico. Comenzó alternando titularidades y suplencias. Tras jugar de inicio en la Supercopa de Europa y rendir a gran nivel pasó al banquillo en los primeros partidos de Liga pero su buena colocación, su inteligencia con y sin balón y su liderazgo le han permitido asentarse como titular. No por nada es el mediocentro que más partidos (30) ha disputado.

Thomas: Si este año el Atlético no cuenta con su mejor plantilla de centrocampistas debe ser una de las mejores. Esto se hace palpable en el hecho de que jugadores que antes eran piezas claves ahora ven peligrar su estatus de titular y uno de los grandes ejemplos es el del ghanés, eclipsado por Rodri y que ha sido relegado habitualmente al banquillo. Su importancia en el equipo se ha reducido notablemente y el propio jugador ya hizo saber a los aficionados que no estaba contento con su papel y que buscaba ser más protagonista. Con las lesiones como mal endémico y con la vuelta de la Champions probablemente la participación de Thomas aumente, pero habrá que ver si es suficiente para contentarle.

Vitolo: Año de reivindicación para el canario. Su fichaje fue sonado pero dejó bastante que desear. Se le veían ganas pero no terminaba de acertar. Esta temporada comenzó titubeante y, como tantos otros compañeros, cayó lesionado pero lo cierto es que se le ve mucho más adaptado y en sintonía con la grada, que vitorea cada regate y cada carrera que intenta. Su explosividad y su calidad pueden ser determinantes en los duelos de tú a tú que vendrán especialmente en Champions.

Ángel Correa: El eterno jugador número 12. El argentino continúa esta temporada como las anteriores. Como titular o como primer cambio siempre cumple pero no termina de dar el paso adelante que se espera. Es el jugador de la plantilla que ha participado en más partidos (32) y con su velocidad y su desborde es un revulsivo habitual que ya ha sido importante varias veces con goles o asistencias.

Thomas Lemar: El fichaje más caro de la historia del Atlético ha caído de pie en el Metropolitano. Empezó titubeante pero acabó ganándose el puesto. Jugador con recorrido, buen disparo y capacidad asociativa ha demostrado tener una buena sociedad con su compatriota Antoine Griezmann, con quien ha fabricado jugadas de bella factura. Aún así todavía se le pide más, especialmente en la faceta goleadora ya que solo ha marcado 3 tantos en 29 partidos y tiene la oportunidad de dar un paso adelante estos meses con las eliminatorias de Champions. 

En definitiva, el centro del campo del Atlético, como el resto del equipo, todavía puede dar algo más. Nadie duda de la calidad de este bloque de jugadores pero las lesiones han dificultado que puedan brillar. Si tenemos que destacar a un jugador ese sería Rodri que se ha echado al equipo a la espalda y da una lección de calidad defensiva partido tras partido. El resto de jugadores con mayor o menor suerte están algo por debajo de su nivel y todos esperan que den mucho más poniendo la vista en la tan ansiada final de Champions que se jugará en el Metropolitano.

VAVEL Logo