El general otomano de A Nosa
Reconquista
Okay Yokuslu protege el balón de Casemiro | Fuente: La Liga

El general otomano de A Nosa Reconquista

En este fútbol plagado de diversos sistemas de juego, en el que los ataques poblados conviven con férreas defensas de hasta seis hombres, la figura del medio defensivo o pivote se hace indispensable. Son ellos los que se incrustan en la defensa, basculan, inician el ataque y ponen el timing. En España hay un nombre propio, Sergio Busquets. En Vigo, tuvieron que cruzar todo el mediterráneo para encontrar en tierras otomanas a Okay Yokuslu.

gonzalo_ferreiro
Gonzalo Ferreiro

Este mediocentro es, sin ninguna duda, una de las grandes noticias en la irregular temporada del Celta. El centrocampista se ha convertido en apenas unos meses en un jugador capital tanto en el esquema de Fran Escribá como antes lo fue para Antonio Mohamed y Miguel Cardoso. Con un inicio complicado debido a una lesión en pretemporada, su posición fue cubierta por el español Fran Beltrán, el gran damnificado por el paso adelante del turco. En cuanto se recuperó y pisó el verde de Balaídos se vio en pocos minutos que el medio campo vigués tenía nuevo dueño: Okay Yokuslu.

Ha jugado 29 partidos, 2113 minutos y acumula dos goles en su primera temporada en la Liga Española. Su capacidad asociativa y la tranquilidad con la que asume los riesgos que propone el valiente estilo vigués lo han hecho imprescindible en uno de los conjuntos más complejos de la Primera División. La capacidad de sacrificio defensiva es vital para un equipo como el Celta, afectado y mermado en la clasificación por la retaguardia y sus transiciones ataque-defensa.

Estatura y calidad no tienen por qué estar reñidos

El turco, de 25 años, es ese perfil de futbolista que tanto gusta en el fútbol español. Por sus características y por el estilo tan similar al Barcelona que gusta en Balaídos, mucha gente ve en él un jugador con el estilo de Busquets. Uno de esos pivotes con envergadura –mide 1,91– que siempre ofrecen una línea de pase, una salida de balón, un apoyo defensivo, que encuentra soluciones en ataque y despliegue físico en defensa. Posee uno de los ratios más importantes de recuperaciones de balón de La Liga con el máximo de 13 recuperaciones en un mismo partido. Además, el bueno de Okay, tiene la capacidad de romper entre líneas en conducción y posee una gran agilidad a pesar de su estatura.

Es un fijo en las listas de las diversas categorías de la selección de Turquía, con la que jugó la fase de clasificación del mundial de 2018. El club presidido por Carlos Mouriño, amante del fútbol asociativo y alegre, optó por viajar a tierras turcas para hacerse con los servicios del 'kamyon' tras pagar 6 millones de euros al Trabzonspor de la Super Liga.

Con su compañero Lobotka, Escribá tiene una pareja perfecta para ser el nexo entre las dos aguas y permitir total libertad al ataque alegre y eléctrico de los Brais Méndez, Boudebouz, Boufal, Aspas y Maxi Gómez. Su ausencia en Butarque contra el Leganés demostró ser vital, jugando uno de los peores partidos en cuanto a juego de la era Escribá. Sin asociación ni juego entre líneas, el equipo se vio obligado al 'patadón'. Y cuando el Celta no juega como el Celta, lo paga.

Aspas es el líder indiscutible, es el mejor y hace mejor al resto. Sin duda alguna Iago marca el camino, pero Okay Yokuslu lleva el timón. 

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo
CHAT