Mala suerte y pólvora mojada 
Imagen del enfrentamiento entre ambos conjuntos  | Fuente: La Liga

Se quedó en tablas (1-1) la vuelta al Martinez Valero, y por momentos, se volvió a apreciar un juego más atractivo por parte del Elche CF. Los ilicitanos fueron superiores, pero no supieron materializar las ocasiones de las que dispusieron, que solo en este encuentro fueron más que la suma de las tres primeras jornadas. Lavado de cara para seguir intentando cambiar la dinámica, pero la primera victoria en casa deberá seguir esperando.

Otro que regresaba al templo franjiverde era Eloy Jiménez. El actual entrenador del Lugo guarda un muy buen recuerdo de su etapa como futbolista del Elche CF, donde jugó desde 1996 hasta 1998. Con casi 40 goles en su bolsillo con la camiseta blanca y verde, Jiménez reconoció después del partido en rueda de prensa que se sentía "como en casa".

Ambos entrenadores salieron con novedades en los onces respecto a la jornada anterior, principalmente debido a lesiones. En los visitantes, que venían de perder en casa frente al Alcorcón (2-4), la principal baja fue la de Tete, cuyos problemas de rodilla provocaron que no viajase y entrara en el once Álex López. También volvió Canella al lateral izquierdo, en detrimento de Lebedenko, y Borja salió de inicio en el centro del campo gallego tras haber sido titular Jaume la semana anterior.

Por su parte, Pacheta volvió a cambiar el esquema tras la derrota en Zaragoza (1-0). Retorno al 4-2-3-1, que con la baja de última hora de Nuke Mfulu por molestias provocó la entrada de un doble pivote Ramón Folch-Villar, con Nino por delante. Volvió Fidel al once, nuevamente como uno de los más destacados, y Andoni salió del mismo, volviendo Juan Cruz al lateral izquierdo después de actuar como tercer central en La Romareda.

El partido comenzó con un Elche que intentó llevar la iniciativa desde el principio, con varios centros al área a través de faltas sin éxito. Se vio a un equipo que buscaba mucho más jugar la pelota desde atrás, con un Folch que apoyaba la salida de balón y abarcaba gran parte del campo. Después de varios intentos fallidos, llegó el premio. Tras un gran centro desde la parte izquierda de Juan Cruz, apareció en el corazón del área el de siempre, Juan Francisco Martínez Modesto, "Nino". El de Vera conectó un cabezazo inapelable a pesar de su corta estatura para abrir el marcador, y también estrenarse él un año más en la división de plata. Leyenda absoluta del equipo y la categoría. 

Ya en la segunda parte, los gallegos intentaron reaccionar. Algún disparo lejano puso en aprietos a Edgar Badía, que supo despejar con autoridad. Poco después llegó la novedad al Martínez Valero, relacionada con la tecnología. Tras caer Iván Sánchez dentro del área lucense obstaculizado por un defensa, el árbitro fue a mirar las repeticiones en la pantalla situada cerca del túnel de vestuarios por primera vez en la historia del estadio. Tras varios minutos de incertidumbre, se decretó la pena máxima. No pudo transformarlo el propio Iván, cuyo lanzamiento fue repelido por Alberto Varo. El guardameta visitante tuvo una actuación sobresaliente todo el encuentro.

Volvió a intentarlo Nino desde fuera del área, sin éxito tras otra parada de Varo, y poco después llegaría el empate visitante. Despiste defensivo de la zaga ilicitana, donde Yanis llegó a línea de fondo por la parte derecha. El franco-argelino sacó un pase atrás para que Borja, que llegaba solo en la frontal, la pusiera en el fondo de la red. Jarro de agua congelada para el equipo y la afición local. 

Ya llegando al final, Varo sacó una mano prodigiosa a un cabezazo de Yacine. Pacheta hizo tres cambios ofensivos con Josan, Pere Milla y el debut de Claudio Medina, pero el marcador ya no se volvió a mover. 

Finalmente, el Elche acaba la jornada cuatro con cuatro puntos de 12 posibles. Uno menos tiene el Lugo, que ha cosechado tres empates. Ambos en la mitad media-baja de la clasificación, buscarán el próximo fin de semana dar una vuelta a la situación. Los lucenses recibirán al Fuenlabrada, y los ilicitanos tendrán una complicada visita a Oviedo.

VAVEL Logo