Análisis Post: sensación agridulce para el Real Madrid
Los jugadores blancos se felicitan por un gol / Foto vía Instagram @casemiro

Con el pase a octavos de la Champions League asegurado, el Real Madrid disputó este miércoles un partido contra el líder de la liga belga el Brujas. A sabiendas de la poca redundancia del encuentro, el técnico Zinedine Zidane alineó a los más jóvenes y a los jugadores con menos minutos a sus espaldas para darles algo de rodaje.

El once de Zinedine Zidane

Tras lo ya mencionado anteriormente el francés colocó bajo los tres palos a su compatriota Areola. En defensa formó una línea de 4 con Odriozola, Varane, Militao y Mendy, siendo el español y el brasileño las novedades. En el medio del campo el indispensable Casemiro guardando las espaldas a Isco y Luka Modric. En ataque a los dos protagonistas del encuentro, los dos jóvenes y brasileños recorriendo las bandas del ataque blanco, y acompañando al tan esperado Luka Jovic en punta.

Peor registro en ataque

No fue el encuentro deseado para los de Zidane, siendo un encuentro que pese a querer dominar el encuentro, el Madrid no generaba una sensación clara de control de partido. En ataque, el Real Madrid ha completado su peor registro en toda la temporada, tan solo tres remates a puerta en el primer tiempo. Ninguno de los brasileños consiguió desbordar y generar peligro, como en el caso de un Vinicius que se ha visto ensombrecido constantemente por Odilon, lateral derecho del equipo belga. En cuanto a Jovic, su participación ha sido casi nula, no consigue meterse en el partido, teniendo incluso que bajar metros para entrar en contacto con el esférico sin llegar a tener apenas repercusión en la creación de la jugada.

En el medio del campo los puntos negativos se los lleva un Isco que sigue despertando enemistades dentro la afición madridista, en contraposición de un Luka Modric que poco a poco va recuperando el nivel perdido la anterior campaña y un Casemiro al que todos aman, incluyendo al técnico francés que lo considera indispensable dentro de sus planes.

En defensa se ha vuelto a demostrar una fragilidad defensiva impropia de este nuevo Real Madrid que camina en una buena dinámica. Un Militao muy correcto que sigue consiguiendo admiradores y que se está ganando la confianza de su entrenador a base de buenas actuaciones. En portería un buen Areola que ha salvado el encuentro en algunas ocasiones.

Dúo brasileño

Es de sobra conocido el talento que abunda en la sangre de los brasileños desde que son bien pequeños. Es por ello que muchos jóvenes de la “canarinha” andan bien cotizados en el mercado. Dos de esos grandes talentos residen en “Chamartín” y hoy han disputado un encuentro más con la camiseta blanca. Pese a que el ataque madridista hoy ha sido bastante pobre, no han faltado los destellos de ambos jugadores.

Rodrygo que partiendo de esa banda derecha, ha completado un buen partido en ataque y ha dejado en claro una de sus grandes cualidades, la finalización. El gol se tiene o no se tiene y el ex del Santos ha demostrado de nuevo que puede llegar a lograr buenas cifras goleadoras. De sus botas llegó el primer gol que tras un gran centro de Odriozola, golpeó de manera sutil y precisa colocándola al otro palo del portero con un gran efecto.

En cuanto a Vinicius quizás su defecto se ve detallado en este aspecto goleador. Su gol llegó de una jugada confusa que ni defensa ni ataque madridista consiguió acatar, pero que si logró un Vinicius muy atento que definió casi a placer. No obstante, el joven de tan solo 19 años posee otras cualidades de las que carece su compañero, velocidad, regate y desborde. Dos jugadores distintos que sin duda podremos disfrutar en el futuro.

Foto vía Instagram @rodrygogoes
Foto vía Instagram @rodrygogoes
VAVEL Logo