Y al Betis se le atragantó la cuarta victoria
Marc Bartra con Víctor Campuzano | Foto: LaLiga

Domingo. El Betis visitaba la que muchos consideran la novena provincia andaluza, y tanto Rubi como Borja Iglesias volvían a la que hace menos de un año fue su casa, a quiénes los aficionados recibieron con algo de recelo.

El encuentro comenzó con una marcha más de la que todos esperaban. Apenas había dado tiempo a sacar la cerveza de la nevera cuando Borja Iglesias, de cabeza, consiguió cumplir la ley del ex colocando el 0-1 en el marcador. La asistencia fue de Álex Moreno -con un balón desde la banda medido a la cabeza-; y de Joaquín el pase que propició el centro del antes mencionado lateral.

Contra todo pronóstico, el Espanyol despertó tras el gol de sus rivales. Los de Machín consiguieron arrebatarle el balón, y comenzaron a jugarlo de una forma que hacía tiempo que no se veía en dicho estadio.

Un cuarto de hora pasó desde el primer tanto cuando Darder, de un momento a otro, decidió disfrazarse de Maradona y fabricarse de la nada una jugada que él solo acabó finalizando dentro de la red de la portería de Joel Robles. Sencillamente increíble. Un gol totalmente maradoniano.

Y si alguno pensaba que el Betis había reaccionado tras el gol de sus rivales, se equivocaba. El Espanyol siguió dominando el encuentro y, a finales del primer tiempo y con la ayuda del VAR, Bernardo acabó dándole la vuelta al electrónico con un cabezazo en el 40' tras un saque de falta. Dídac puso la nota de polémica, y la tecnología, tras tres minutos de revisión, consideró que su situación no molestó al guardameta bético a la hora de intentar blocar el cabezazo del central perico.

En el segundo tiempo se pudieron ver varias acciones curiosas que generaron peligro. Un cabezazo de Bernardo que salió rozando la cepa del poste, o un disparo a la escuadra por parte del combinado local -que acabó sacando Diego López a la perfección-, fueron dos de las ocasiones que se vieron desde la grada o la pantalla que, de una forma o de otra, se presentaron bastante claras.

Cabe destacar la maravillosa actuación de Sergi Darder. El catalán demostró durante los 90 minutos que duró el partido un nivel de Selección. Bien avanzada la segunda parte se pudo ver un disparo suyo a la salida de un córner que, tras un zapatazo con la derecha, acabó sacando Joel de forma milagrosa con una mano salvadora.

Corría el minuto 67 cuando, tras un centro a la olla y un cabezazo de Feddal, Bartra, con la testa, metió la bola entre los tres palos de la portería perica. Finalmente fue este el resultado que se mantuvo hasta el final del encuentro.

Lo cierto es que pudo haber sido otro de haber entrado aquel disparo de Tello en el tramo final del partido, solo contra el guardameta perico, ya pasado el minuto 80. Quizás se esperó demasiado para chutar y, al final, acabó pagándolo desperdiciando la ocasión.

Consecuencias

El Espanyol consigue puntuar por fin, aunque no le sirva para salir de la zona roja de la tabla. Muchas cosas han de cambiar en Cornellà si quieren acabar la temporada en otro lugar.

El Betis, por su parte, consigue puntuar por cuarta vez consecutiva, aunque se vuelvan a Sevilla con un sabor más agrio que dulce. Tendrán que sumar la semana que viene contra el Atleti si quieren hacer bueno este empate.

VAVEL Logo