Carrillo y Braithwaite para curar los males
Carrillo frente a la defensa del Murcia | Foto: CD Leganés

Faltan horas para que se termine el mercado de fichajes y la primera plantilla del Leganés aun no ha hecho ninguna incorporación. Han salido varios jugadores como es el caso de Fede Varela, André Grandi, Kravets, Sabin Merino y el más sonado por todos: Youssef En-Nesyri. La venta del marroquí al Sevilla ha propiciado una importantísima baja en la delantera del conjunto 'pepinero'. Si a esto le añadimos la venta de Sabin al Deportivo, obtenemos una delantera en cuadro que deja en apuros a Javier Aguirre. Tan solo cuenta con dos delanteros centro puros como son Martin Braithwaite y Guido Carrillo para afrontar lo que resta de temporada. Faltan horas y cualquier milagro es posible, pero de momento se antoja complicado.

La solución pasa por el cambio de sistema

La solución de Aguirre para ir rotando a sus dos delanteros es la de cambiar el sistema. Ya lo hizo en el Wanda con un resultado satisfactorio pues obtuvo un empate en un campo muy complicado. Fue Braithwaite el que actuó en solitario en el feudo 'colchonero' y la alineación que sacó el técnico mejicano fue la de un 5-4-1 con dos carrileros muy abiertos, apoyados por un centro del campo que nutriese de balones al delantero danés. En un momento del partido coincidieron Carrillo y Braithwaite y fue Martin quien cayó a banda izquierda dejando a Guido como único punta en la fase defensiva.

Otra de las posibles opciones es reconvertir a Ruibal como posible extremo o incluso probarle de segundo delantero para alguna situación de emergencia. Si el Leganés no ficha a ningún jugador se va a ver en serios problemas tras la marcha de En-Nesyri y de Sabin Merino. Pese al cambio de sistema, es indudable que a este equipo le falta gol con esas dos ausencias y que en determinados partidos que tenga cuesta abajo lo va a echar de menos.

Lo que es claro es que Javier Aguirre tendrá que hacer rotaciones. El partido frente al Atlético fue exigente y ahora tiene que hacer frente al desplazamiento al Camp Nou y la llegada de la Real Sociedad. Tirar del banquillo e incluso de la cantera para obrar la gesta en el feudo blaugrana. Ya se logró en el Bernabéu y se pretende hacer lo mismo en la Ciudad Condal. Faltan no le ganan a un Leganés que se ha tomado muy en serio esta competición. Por otro lado, el domingo tienen una auténtica final. La Real Sociedad llega a Butarque como equipo revelación de LaLiga y quieren fraguarle la fiesta a un Leganés que quiere hacer olvidar a sus aficionados el mal encuentro frente al Getafe donde cayeron derrotados en el derbi por 0-3. 

VAVEL Logo