Leganés y Betis posponen el sufrimiento hasta la próxima jornada
Braithwaite en una pugna por el balón con Mandi | Foto: CD Leganés

Tanto fue el cántaro a la fuente que al final casi se termina rompiendo en favor de un trabajado Leganés. Los ‘pepineros’ tuvieron varias ocasiones para adelantarse en el marcador, pero de nuevo volvieron a acusar el mismo problema que llevan acusando el resto de campaña: la falta de puntería. Ruibal, Braithwaite y Recio tuvieron las más claras. Borja Iglesias acabó expulsado tras empujar a un miembro del Leganés. Fue un símil del partido que hicieron los de Rubi. No aparecieron en la primera mitad y en la segunda, apenas crearon peligro.

El resto de resultados de la jornada obligaba al Leganés a obtener una victoria en casa. Tras el triunfo del Mallorca y el meritorio empate del Espanyol en el Sánchez Pizjuán, los ‘pepineros’ no podían permitir que sus rivales directos se escapasen en la clasificación. La primera parte fue somnolienta, de pocas ocasiones de peligro y de polémica con el VAR en Butarque, otra vez más. El Betis apenas apareció en los primeros cuarenta y cinco minutos ya que no realizó ninguna jugada de peligro sobre la meta de Soriano. Además, sus jugadores más creativos: Joaquín, Canales y Aleñá no estaban activos en el juego por lo que no le llegaba ningún balón con favorable para Borja Iglesias.

Pasados los diez minutos de encuentro tuvo Braithwaite su primera ocasión con un disparo a la media vuelta que fue taponado por la defensa visitante. En el veintiséis de juego llegó la jugada polémica del partido. Una más que dudosa mano de Álex Moreno estuvo en revisión por el VAR más de cuatro minutos. Finalmente, Estrada Fernández no la consideró acción punible y se reanudo el choque. Bustinza, instantes después, estuvo cerca de sorprender a Joel con un centro-chut desde muy lejos, pero salió por encima del travesaño. En los últimos minutos lo intentó el Leganés con dos arreones: uno de Silva y otro más claro de Recio, que disparó con la zurda y lo blocó fácil Joel.

Tras la vuelta del descanso, el Betis dio un paso adelante queriendo tener un mayor control de la posesión, pero sin éxito aparente. Frente a esa marcha más del conjunto de Rubi, Aguirre decidió apostar por Bryan Gil (que debutaba) y Óscar para darle más frescuras a las bandas del 5-4-1 que tenía plantado el técnico mejicano. Le vino bien al Leganés los cambios porque contrarrestó con ocasiones los intentos visitantes. Ruibal estuvo cerca con una gran jugada colectiva, pero cuando se plantó delante de Joel la mandó muy arriba. Replicó Canales tras un fallo defensivo en cadena del ‘Lega’, pero estuvo hábil Soriano para lanzarse rápido abajo. Finalmente Jonathan Silva terminó despejando el esférico lejos de peligro.

Los minutos fueron pasando y el cansancio fue haciendo mella en ambos contendientes. Ninguno quería rifar en exceso el balón y cometer algún error que les pudiese costar caro. Cerca estuvo de pagarlo el Leganés con un remate de Aleñá tras un pase al hueco de Canales. Estuvo de cine Soriano que despejó un chut que le dispararon a bocajarro. Se salvó el Leganés, consciente de que le iba a tocar sufrir frente a un rival que estaba crecido. Sin ninguna ocasión a destacar llegó el final del partido, no sin antes mencionar la expulsión a Borja Iglesias. Fue en los minutos de descuento cuando el delantero español quiso recoger rápido un balón para sacar de banda. Se puso delante un trabajador del Leganés y le empujó para realizar el saque. El técnico lo vio claro y decidió expulsar al '9' del Betis. Segundo partido consecutivo en el que los hombres de Rubi se quedan con un jugador menos. 

VAVEL Logo