Paco Buyo, de máximo goleador a
guardameta 
Paco Buyo como jugador del Real Madrid. VAVEL 

El apodado Gato de Betanzos llegó al Real Madrid para hacer historia y ser recordado a día de hoy como uno de los grandes porteros del fútbol español de su época. Jugó con la Quinta de Buitre y La Quinta de los Machos junto a los que logró crear un equipo histórico, rozando la Copa de Europa. Defendió la portería blanca durante 11 temporadas, logrando con 709 minutos, el récord histórico de imbatibilidad. Como reflejo de sus dotes como guardameta este ganó 2 trofeos Zamora, premios entregados al portero de fútbol menos goleado de la Primera y Segunda División. Durante este tiempo logró adquirir un palmarés de 12 títulos y varios subcampeonatos disputados hasta sus últimos momentos de carrera futbolística.

PALMARÉS

6 Ligas
2 Copas de España
4 Supercopas de España

En su andadura como guardameta jugó en el Betanzos, el Mallorca, el Huesca y el Deportivo.  Finalmente, Buyo dio el salto a Primera División incorporándose al Sevilla FC. Durante seis temporadas en el club hispalense tardó poco en hacerse con la capitanía, lo que despertó el interés del club blanco.

El Gato de Betanzos no era simplemente un portero, ya que tenía una gran habilidad fuera del área chica. Encaraba al rival sin ningún miramiento, con mucha seguridad, y esto junto a su instinto ganador innato hacían de él el portero indicado para cargar con la titularidad. Dejando en el banquillo a grandes porteros, tales como Ochotorena o Cañizares.

El espectáculo y la calidad que mostraba en el campo como guardameta del Real Madrid se hicieron notar, lo que llevó al FC Barcelona a querer incorporar en sus filas al coruñés. Tal es su calidad que hasta el mismísimo Johan Cruyff lo quiere en su equipo. También equipos como el Atlético de Madrid. Aunque tras 25 temporadas disputadas a lo largo de su carrera, el portero terminaría colgando los guantes en 1997 en el equipo de sus sueños, el Real Madrid. 

Se convirtió en un ídolo para la afición merengue por sus reflejos similares a los de un felino y sus pases. Azañas como la ocurrida en la Copa de Europa de 1986/87 ante la Juventus Football Club.

Buyo marcó la memoria de muchos aficionados y también jugadores de aquella época, ya que nos dejó momentos polémicos como el derbi de la temporada 1988/89. En la que tras una salida a por el balón quedó en el suelo junto a Futre, exjugador del Atlético de Madrid. Jugada polémica que acabó con la expulsión de Orejuelas, lo que en el palco armó un gran revuelo.  

Además de recuerdos alegres con la selección española como la noche lluviosa del España-Malta en el Benito Villamarín que dejaron el marcador 12-1, donde nuestros jugadores luchaban por la clasificación para la Eurocopa del 94.

El fútbol siempre ha sido lo suyo, ya que tras dejar el césped no lo llegó a abandonar del todo. Continuó cercano al balón, aunque esta vez como entrenador. Dirigía desde el banquillo a categorías inferiores del Real Madrid y del Real Jaén. Siempre apegado al club merengue este participó con el Real Madrid de Veteranos en la Supercopa Indoor en varias ocasiones. También le hemos visto aparecer en programas de charlas deportivas como Punto Pelota o el Chiringuito de Jugones.

VAVEL Logo