Jan Oblak, historia en la portería rojiblanca
Foto: LaLiga

Jan Oblak continúa haciendo historia con el Atlético de Madrid. Con 248 partidos disputados con la elástica rojiblanca, superó en la noche del pasado sábado a José Francisco Molina, mítico portero del doblete. El esloveno así, se coloca como el segundo meta que ha jugado más partidos con el equipo madrileño tras Abel Resino.

Oblak llegó en la temporada 2014/2015. Tras tres campañas de excelente rendimiento por parte de Thibaut Courtois, el belga se marchaba al Chelsea, su club de origen, pues los tres cursos había estado cedido por "los blues". Así, la portería del Atlético quedaba huérfana tras la salida de Aranzubía (portero suplente), y del ya mencionado Courtois. El club se movió rápido y firmó a Moyà como teórico portero suplente y a Oblak, que en principio partiría como titular, debido a sus condiciones, juventud y el dinero que había costado.

Así, el Atlético pagó 16 millones (cifra récord por un portero en ese momento) al Benfica y se hizo con los servicios del esloveno. Pero inicialmente los planes no salieron como estaban previstos, y debido a una serie de problemas físicos de Jan, comenzó jugando Miguel Ángel Moyà. El "Cholo" fiel a la meritocracia que siempre ha demostrado con sus jugadores, mantuvo al balear como titular por sus buenas actuaciones, pese a que Oblak ya se encontraba recuperado.

Una infortunada lesión de Moyà hizo que Oblak saliera del banquillo para sustituirle, y curiosamente nunca volvería de nuevo a "la caseta". Empezó a hacer grandes actuaciones que le consagraron como uno de los mejores porteros de La Liga, y se asentó como titular indiscutible. Así lleva seis temporadas, siendo vital e insustituible para el Atlético de Madrid y siendo para muchos el mejor guardameta en la actualidad.

En sus seis campañas como colchonero ha ganado una Supercopa de España, una Europa League y una Supercopa de Europa. Además de individualmente cuatro trofeos de Zamora.

VAVEL Logo