Un encuentro por todo lo bajo

Dijo Pellicer en la rueda de prensa posterior al encuentro que el Málaga "lo había hecho todo para ganar". Y sí, quizá esté en lo correcto, aunque con un matiz importante: ha hecho todo lo que ha podido para ganar.

Y en ese poder está la clave de la vuelta del Málaga a la competición, donde los tres puntos cosechados de quince posibles lo hacen un claro candidato a sufrir hasta las últimas jornadas.

El conjunto malacitano se ha presentado hoy en el Anxo Carro con una serie de cambios de entidad en la alineación, dejando en el banquillo a Adrián e Ismael Casas. El objetivo era bien claro, sacrificar los jugadores de banda dando a Juankar y Cifu la posición de carrileros en una defensa con tres centrales. Y el equipo notó cierta mejoría defensiva, aunque también a costa de sacrificar presencia en un medio campo que, a falta de conseguir que Juanpi entienda que el fútbol en su posición debe concebirse a menos de tres toques, sigue careciendo de la chispa necesaria para la creación de juego.

Quizás el plan pasaba por aprovechar la velocidad Hicham y desdoblar en ambas bandas, con algo más de libertad, pero la lesión de éste introdujo en el campo a Renato Santos; también en proceso de readaptación, a tenor de lo visto.

Aún así, el Málaga fue mejor, aunque no lograba cristalizar las oportunidades tal y como viene siendo la tónica de la temporada. Un disparo de Lombán de falta que el portero no llegó a atajar fue de lo más reseñable que dejó el primer tiempo.

En la segunda parte el Málaga pareció ir a por el partido, teniendo aproximadamente un cuarto de hora de dominio con llegadas cuyo peligro iba decreciendo a la hora de la definición. Incluso sufrimos uno de los "coitus interruptus" de este fútbol moderno, cuando el árbitro señaló una pena máxima por unas supuestas manos que el VAR descartó por su inexistencia.

El Club Deportivo  Lugo por su parte evidenciaba también su situación con un juego ramplón que animó algo la entrada de Iriome. A pesar de ello, la oportunidad más clara del partido fue para el equipo de Curro Torres, en una jugada por banda izquierda que tras fallo de Lombán permitió rematar sin oposición a El Hacen, saliendo el balón a la izquierda de Munir.

Los quince últimos minutos dejaron patente la falta de ideas del equipo, con muchas jugadas que se perdían por falta de aire e ideas. Dos oportunidades de Sadiku y una jugada de Keidi Baré con un gran disparo raso que despejó con dificultades Ander Cantero fueron lo más reseñable de un encuentro que llegaba al final con unas tablas que no servían de mucho al equipo local, y ponen las luces de alerta en la Rosaleda que necesita una victoria que al menos pueda meter presión al resto de equipos que luchan por salir de la zona de descenso.

Ficha Técnica:

CD Lugo: Ander Cantero, Leuko (Iriome, m.79), Marcelo Djaló, Josete, Kravets; El Hacen, Fernando Seoane (Carlos Pita, m.57), Hugo Rama (Álex López, m.70); Gerard Valentín (Lass Bangoura, m.57), Carrillo y Rahmani (Cristian Herrera, m.70).

Málaga CF: Munir, Cifu, Juande, Lombán, Diego González, Juankar; Keidi Bare (M. Villanueva, m.88), Boulahroud (Adrián, m.46); Juanpi (Iván Jaime, m.87), Sadiku (Buenacasa, m.79) y Hicham (Renato, m.23).

Árbitro: Ortiz Arias (comité madrileño). Amonestó a Juande (m.13) y Baré (m.63), del Málaga; y a Josete (m.41) y Álex López (m.88), por parte del CD Lugo.

VAVEL Logo