¡El Real Madrid conquista su primera UEFA Youth League!
Fuente: @UEFAYouthLeague (Twitter)

Benfica y Real Madrid protagonizaron una nueva final de la UEFA Youth League, competición europea por antonomasia en lo que al balompié juvenil se refiere. Pese a contar con mayor experiencia en citas de tal magnitud, el conjunto portugués se mostró poco imaginativo en campo rival, aspecto que sí controló el filial merengue gracias a constantes apariciones de nivel de Sergio Arribas. En la misma línea y pese a disponer de acciones puntuales, Antonio Blanco contribuyó en el aspecto defensivo y ayudó a Pablo Ramón y a Víctor Chust con el objetivo de frenar los continuos arreones de los pupilos de Luís Castro. 

Alineación inicial del Juvenil A | Fuente: @lafabricacrm (Twitter)
Alineación inicial del Juvenil A | Fuente: @lafabricacrm (Twitter)

El inicio de la final de la UEFA Youth League estuvo marcado por la intensidad, sobre todo en lo que a la escuadra lusa atañía. Sin embargo, el Real Madrid se hizo con el control del esférico y desarmó la defensa rival con varios envíos en largo de los centrocampistas. Pese a generar más peligro, los blancos no lograron materializar sus ocasiones hasta el minuto 26, cuando un centro lateral de Sergio Arribas fue rematado por Pablo Rodríguez para poner el 0-1 en el marcador de un Colovray Stadium Centre ocupado por rostros ilustres de ambas instituciones. La mala suerte irrumpió en el feudo suizo y Pablo Rodríguez, con aparentes muestras de dolor, tuvo que abandonar el terreno de juego para dejar su sitio a Jordi Martín. 

Movilidad para desdibujar la zaga del Benfica

Después de dar entrada al extremo zurdo en detrimento de Pablo Rodríguez, Sergio Arribas y Carlos Dotor desempeñaron las labores de falso 9; lo que terminó por desdibujar, más aún, a una línea defensa del SL Benfica en la que no sobresalieron atributos como la contundencia, la solidez o la seguridad con el esférico en los pies. El encuentro siguió su cauce y el Real Madrid continuó dominando el juego, además del marcador. A escasos segundos de que el colegiado decretase la prolongación del primer acto, un nuevo centro de Sergio Arribas concluyó con un gol en propia puerta de Henrique Jocú. Como consecuencia del 0-2 en el electrónico del Colovray Stadium, la segunda mitad comenzó con cambios en el cuadro local.  

Pablo Rodríguez anotó el 0-1 y se lesionó poco después | Fuente: @lafabricacrm (Twitter)
Pablo Rodríguez anotó el 0-1 y se lesionó poco después | Fuente: @lafabricacrm (Twitter)

Los segundos 45 minutos estuvieron marcados por un fútbol de ida y vuelta que benefició a la escuadra lusa, que recortó distancias gracias a un gol de Gonçalo Ramos (1-2) en los suspiros iniciales de lo que se presentaba como un acto disputado en el que los blancos debían mostrarse sólidos y solidarios en tareas defensivas. En la misma línea y tratando de aumentar la ventaja, Miguel Gutiérrez remachó una nueva asistencia de Marvin Park y devolvió un colchón de dos goles al luminoso del estadio ubicado en Nyon. Sin embargo, los lisboetas continuaron atizando al equipo merengue y Ramos emergió como uno de los nombres propios de la final cuando volvió a ver puerta para poner el 2 a 3 en el marcador. 

Gonçalo Ramos anotó los dos goles del equipo local | Foto: @UEFAYouthLeague
Gonçalo Ramos anotó los dos goles del equipo local | Foto: @UEFAYouthLeague

Con todo por decidirse y a tan solo un gol de sellar las tablas en el electrónico de las instalaciones deportivas del Colovray Centre, el Benfica trató de igualar la contienda, pero se topó con la figura de un Luis López que volvía a ocupar la portería vikinga tras su suplencia ante el RB Salzburgo. En la misma línea, el cansancio y las molestias físicas comenzaron a notarse en los pupilos de Raúl González Blanco, y el que fuera delantero titular del primer equipo merengue recurrió a savia fresca llegada desde el banquillo con jugadores como Óscar Aranda, Peter, Sintes o el propio Álvaro Carrillo. 

Luis López y diez más 

El arquero murciano se destapó como una de las piezas clave de la final al detener un penalti a Tiago Dantas cuando el encuentro parecía inclinarse en favor del escuadrón portugués. Sin embargo, el portero del Juvenil A del Real Madrid reaccionó a tiempo y repelió el disparo cruzado del habilidoso centrocampista luso. Asimismo, López detuvo el 3-3 con una sensacional atajada que, de haber subido al marcador, habría sellado las tablas y supuesto el tercer gol de Gonçalo Ramos en el partido. 

Luis López repele el lanzamiento desde los 11 metros de Dantas | Fuente: @lafabricacrm (Twitter)
Luis López repele el lanzamiento desde los 11 metros de Dantas | Fuente: @lafabricacrm (Twitter)

El choque pareció volverse loco en los últimos compases de la segunda mitad. Con el 2-3 en el marcador, los integrantes de la plantilla U-19 del SL Benfica buscaron un empate que devolviese la igualdad al electrónico y reflejase la superioridad mostrada en los minutos finales del decisivo cruce entre portugueses y madrileños. Sin embargo, Luis López y el larguero otorgaron un duro golpe de realidad al cuadro luso. El colegiado del encuentro decretó la conclusión del tiempo reglamentario y el Real Madrid conquistó la primera UEFA Youth League de su historia, relegando al ostracismo más absoluto al equipo portugués, que acumula un total de tres finales de la máxima competición continental perdidas. 

De esta forma y tras superar al SL Benfica en la final de la UEFA Youth League, el Juvenil A del Real Madrid levanta, por primera vez en la historia de la entidad merengue, el título de la competición europea por excelencia después de cumplimentar un tramo final de la temporada de ensueño. El colectivo, sumado a las virtudes y al gen ganador que siempre ha acompañado al conjunto vikingo, claves de una nueva gesta en el campeonato del viejo continente. 

VAVEL Logo