¿Adiós a Rafinha y a
Carlos Fernández?
Rafinha trata de avanzar con el balón durante el Celta-Osasuna (Foto: LaLiga)

Según indican diferentes fuentes, el límite salarial del Celta está casi al 100%. Esto supondría que el capítulo de entradas de los grandes fichajes, estaría finiquitado. En su momento, el presidente de la entidad Céltica, Don Carlos Mouriño, declaró durante el pasado mes de julio “no habrá problema económico que lo frene" al ser consultado sobre el fichaje de Rafinha y de Murillo. El segundo de los nombres, fichó por el equipo celeste la pasada semana y completó su primer partido el pasado sábado 19 de septiembre.

Pero fue durante el mes de agosto cuando empezaron a encenderse las alarmas, el Celta tenía que reducir su masa salarial en aproximadamente 14 millones de Euros.

Fijémonos en los datos, en septiembre del año 2019, el Celta presentó en su junta general un presupuesto de 85 millones de euros. 62,5 se destinaron a la parcela deportiva. Durante el mercado de invierno, dicho límite aumentó a 68 millones con el beneplácito de LaLiga.

Si utilizamos como punto de partida este último valor, el Celta tendría un límite salarial de 54 millones. Una cifra muy inferior a la existente el año pasado por estas fechas. Debido a la situación en la que nos encontramos, LaLiga ha permitido a todos los equipos aumentar el límite salarial. En el caso del Celta, la cantidad definitiva de la que dispondrá son 60 millones. Esta cifra, sigue siendo inferior a la asignada en los presupuestos en el comienzo del curso del año pasado.

No parece que con las salidas que están sonando, el club pueda acometer los fichajes del tan ansiado Rafinha y del otro nombre que ha estado sonando con mucha fuerza durante este mercado estival, se trata de Carlos Fernández.

Sobre el segundo, a tenor de lo visto en los dos primeros partidos, parece que al Celta le falta otro hombre con gol. Parece que D10S Iago volverá a estar solo en esa faceta y eso vuelve a ser un problema. Ese rol acompañando al 10 celeste, lo tendría que asumir Carlos Fernández. Él es el elegido, el que traería el equilibrio al reparto de goles entre los integrantes de la plantilla. El jugador del Sevilla con 24 años, se destapó con el Granada anotando 13 goles en su primera participación completa en la Primera División Española.

Pero todos los celtistas, queremos que Rafinha regrese y se quede con nosotros. Es magia, trabajo, sacrificio y además es “un dos nosos”.

A día de hoy parecen dos utopías, máxime si tenemos en cuenta la dificultad añadida del límite salarial. Lo que complica aún más las posibles llegadas.

Tapia, Vadillo, Baeza y Emre son las únicas caras nuevas. Incluiré al turco en el mismo saco de jugadores que no estaban la temporada pasada. De estos cuatro, Tapia y Emre son titulares. Baeza ha disputado minutos, pero para Oscar no es titular y luego está Vadillo, que no ha jugado un solo minuto.

Dos jugadores para ser titulares, uno de ellos no esperado y el resto los mismos que el año pasado, pero sin Rafinha, Smolov y Bradaric. Me refiero a Emre como el no esperado, yo confío en su recuperación para la causa y estoy seguro de que va a dar muchas alegrías este año. Pero resumiendo, que me enrollo, es casi la misma plantilla con la que sufrimos el año pasado.

Y si desgraciadamente no vamos a poder fichar a nadie más, me temo que este año volveremos a sufrir. Si vale, ser del Celta es lo que tiene, pero yo me conformo con sufrir un poquito menos. 

VAVEL Logo