El Madrid de las remontadas comenzó hace 45 años
Santillana consigue el gol que iguala la eliminatoria ante el Derby. Fuente: Real Madrid

Hay un club en Europa que aparte de su currículum inmejorable tiene la habilidad o la magia de proporcionar a sus aficionados, y en general al de los aficionados del deporte rey, unas remontadas inimaginables. Ese conjunto es el Real Madrid, a pesar de que en los últimos tiempos solo le hayamos visto levantar la eliminatoria frente al Wolfsburgo en la Champions League de la temporada 15-16, con hat-trick de Cristiano Ronaldo incluido.

El inicio de todo

La Copa de Europa de la campaña 1975-76 no empezó mal para el Real Madrid, imponiéndose en dieciseisavos de final sin demasiada dificultad al campeón rumano, el Steaua de Bucarest, por un global de 4-2. En octavos, el flamante vencedor de la Liga Inglesa, el Derby County aparecía en el camino. Un mal partido en las Islas obligaba a una noche de auténtica gesta en el Santiago Bernabéu, ya que nunca habían remontado una desventaja de tres goles en Europa.

Los blancos se pusieron rápidamente a la tarea y en el minuto 3, se adelantaban con un gol de Roberto Martínez, el delantero centro titular elegido por Miljanic esa noche. Hasta la segunda parte no se movió el marcador, pero tuvo un inicio frenético. Martínez ampliaba distancias y Santillana volteaba la eliminatoria, pero George volvía a dar una bofetada de realidad a la parroquia madridista con un auténtico golazo. A diez minutos del final, Amancio provocaba un penalti y Pirri lo transformaba, mandando el encuentro a la prórroga.

En el tiempo extra se culminó el inicio de  la leyenda del Madrid de las remontadas. Santillana, una noche más clave con sus goles como lo fue a lo largo de su trayectoria, regateó a su oponente con un sombrero y fusiló al portero inglés, Boulton, para poner la locura en un Bernabéu, cuyos espectadores se frotaban los ojos ante la hazaña que acababan de presenciar. Desde el minuto 100 donde llegó el quinto hasta el final, los locales aguantaron las embestidas británicas y avanzaron a cuartos de final.

El mítico Bayern frenó a un buen Real Madrid

Con la inercia de la remontada, los madrileños se enfrentaron al Borussia Monchengladbach, campeón de la Bundesliga. El valor doble de los goles fuera de casa, con un empate a dos en Alemania (mismo resultado que el de la semana pasada en la Liga de Campeones) y una igualada a uno en Chamartín, fue suficiente para avanzar a semifinales.

Otro teutón, vigente triunfador de la anterior edición de la Copa de Europa, el Bayern de Munich fue el siguiente rival. Un equipo que contaba en sus filas con jugadores de la talla de Beckenbauer, Maier, Rummenigge, Gerd Müller o Hoeness fue demasiado para el Real Madrid, que vendió cara su derrota, llegando vivo a la vuelta en suelo germano. Los alemanes revalidaron título frente al Saint-Etienne, pero para el futuro quedaba el mito de las remontadas blancas.

VAVEL Logo