La Real cumple con su deber
Monreal, con el puño en alto, celebra el primer tanto | Foto: Real Sociedad

Se jugó, sí. Ante la cantidad de información recibida en las últimas horas sobre la disputa del encuentro, finalmente la RFEF y La Liga dieron luz verde para que se jugara el choque. Competición desestimó la carta del conjunto nazarí y no le quedó otra que volar hasta el norte casi tres días después de volver de tierras chipriotas. 

  • No hubo color en la primera mitad

Antes del pitido inicial, las alineaciones ya eran una incógnita, más aún la del conjunto de Diego Martínez, que incluyó hasta siete nuevas caras respecto al once que sacó en Chipre el jueves, por los positivos en Covid-19 que afectó con fuerza a los nazaríes: entraron Ángel, Yan Eteki, Nehuen, Fobi, Molina, Ismael Ruiz y Soldado. Los txuriurdines se aproximaban a la meta del joven Ángel Jiménez, el juvenil de 18 años que tenía un enorme papelón por delante: ni más ni menos que parar a una de las delanteras de moda en la Liga. Cerca estuvo de golpear primero el cuadro visitante con un robo en la medular y una contra controlada por Machís que despejó Le Normand. 

Poco después, en botas de Oyarzabal, los donostiarras estuvieron cerca de abrir brecha con un disparo que paró con los pies el meta visitante. Mikel Merino, citado una vez más para los compromisos del combinado nacional, abrió, en este caso, el carrusel de tarjetas. Recibió la primera amarilla del encuentro. A los veintiún minutos, tras un corner botado por el lado izquierdo, Monreal se vistió de killer para anotar el primer gol libre de marca. Poco después, tras una mano de Pepe Sánchez, Oyarzabal transformaba el penalti desde los once metros para colocarse como pichichi del campeonato con seis tantos. 

Con el resultado a favor y la diferencia considerable, la Real llevó el peso del choque con largas combinaciones. El Granada, por su parte, esperaba el error para salir a la contra. El duelo, a partir de la media hora de partido, no transcendía importancia. La Real consiguió lo que quería, encarrilar el triunfo, y levantó el pie del acelerador ante un equipo histórico e inédito que peleaba pero era inferior.

  • Poco que destacar en la segunda mitad

Ambos técnicos movieron ficha en las alineaciones en el descanso. Jon Guridi entró en detrimento de un Mikel Merino que acumulaba muchos minutos entre las dos competiciones. El entrenador de porteros del Granada CF, Juan Carlos Fernández, también realizó dos sustituciones: Plomer y Fobi, dos canteranos más, por Soldado y Kenedy. El litigio no varió mucho respecto a la primera mitad. El colegiado madrileño, Del Cerro Grande, señaló, una vez más, un penalti favorable a los locales. Tuvo que intervenir el VAR. Oyarzabal se lo dejó a Willian José, pero este lo falló. O más bien, se lo atajó el joven Ángel Jiménez. Histórico para él.

Persistían los donostiarras, aguantaban los granadinos. Portu, Merquelanz y el recuperado Zubeldia entraron en lugar de Zaldua, Januzaj y Oyarzabal con el partido ya encarrilado. En la escuadra nazarí, Juan Brunet y Álvaro Bravo también tuvieron su oportunidad, aunque por los exteriores ya se empezaba a comentar lo de la alineación indebida por el número de jugadores del primer equipo (4) en el verde. Faltaba poco para cerrar el encuentro, pero hubo tiempo aún para destacar algo: expulsión del central Le Normand por un agarrón claro sobre Luis Suárez que ya enfilaba hacia la portería de Remiro. 

  • Oyarzabal, pichichi de la Liga

El eibartarra Mikel Oyarzabal está en un momento dulce. Quizá el mejor en lo que lleva de carrera. Antes del encuentro ante los nazaríes, la Liga le galardonó como el mejor jugador del mes de octubre y al premio le añadió otro más gordo. Anotó su duodécimo tanto de penalti, podía haber sido el 13º si no se lo hubiera dejado al brasileño W. José, y el sexto en los nueve que llevamos de Liga, lo que le mantiene, momentáneamente, como pichichi del campeonato nacional superando a la dupla colchonera, Joao Félix y Luis Suárez, ambos con cinco y al groguet Paco Alcácer, también con una manita de dianas. 

  • Líderes provisionales, dos semanas más

Quinta victoria consecutiva y quinto liderato para los de Imanol Alguacil en la tabla liguera. Hasta que no pinchen los blanquiazules o se jueguen los partidos aplazados de las primeras jornadas del Real Madrid y Atlético de Madrid, entre otros, la Real seguirá viendo a sus rivales desde lo más alto de la tabla. Por el momento, si hay algo que pueda alegrar a los aficionados txuriurdines en estos tiempos tan difíciles, es que su equipo dormirá como líder, al menos, dos semanas más por el parón internacional. 

Habrá que ver si para la vuelta a los entrenamientos, los jugadores llamados a vestir la camiseta de su selección no regresan lesionados o siendo positivos en Covid-19. Cabe recordar que la Real visitará el Ramón de Carranza en la próxima jornada ante un Cádiz que llega de sufrir una dura derrota en el Wanda Metropolitano (4-0). Además, los gaditanos están notando la ausencia de su gran pilar, la afición, ya que no han sumado de tres, en casa, hasta el momento. 

Los jugadores de la Real celebran uno de los tantos | Foto: Real Sociedad
Los jugadores de la Real celebran uno de los tantos | Foto: Real Sociedad
  • El Granada, primera jornada sin gol

Cerca estuvo de seguir con la racha a pesar de la derrota, pero una parada de Álex Remiro en el último minuto en un penalti ejecutado por Darwin Machís, de los pocos que quedaban del primer equipo sobre el verde, lo ratificó. Hasta ocho encuentros ha tenido que esperar el Granada CF para no ver puerta en esta Liga. Maquilló el resultado en el Wanda (6-1) y anotó, al menos un gol, contra Athletic, Alavés, Cádiz, Sevilla, Getafe y Levante. 

VAVEL Logo