Saúl, parón y una oportunidad de recuperar sensaciones
Foto: Atlético de Madrid

La presente temporada nos está dejando una serie de situaciones que están siendo cuanto menos características, como es el poco descanso entre una temporada y otra que han tenido los jugadores, los partidos pendientes de algunos equipos como mismamente el Atlético, la situación en la tabla de clasificación, notándose un rendimiento más bajo por parte de Real Madrid y Barcelona, pero lo que venimos a destacar es la situación en el equipo de Saúl Ñiguez, uno de los jugadores básicos para Simeone.

Ya la temporada anterior el canterano había sido objeto de críticas por buena parte de la afición, debido a que su rendimiento, unido a lo que se sabe y se espera de él, no estaba siendo el mejor, no se acercaba a aquel jugador que nos tenía acostumbrados en partidos como el del Bayern de Múnich o cuando marcó la chilena al Real Madrid.

Algunos achacaban su bajo rendimiento la temporada pasada, al cambio de posición que venía sufriendo el canterano, ya que es de dominio público que a Simeone le gusta usarle de comodín para posiciones en las que haga falta, bien ante lesión o bien para una suplencia concreta, sobre todo en el lateral izquierdo, donde el propio jugador ha manifestado que no se siente cómodo.

Independientemente de estos cambios posicionales, Saúl sí que había tenido oportunidad para jugar donde de verdad sabe hacerlo, y su rendimiento no mejoró, acabando en general la temporada pasada siendo criticado y cuestionado cuando salía en el once inicial, algo que además el Cholo suele hacer, teniendo fe ciega en el canterano, y jugando éste por delante de otros jugadores que venían dando mejor rendimiento, como fue por épocas Herrera por ejemplo.

Una vez finalizada la temporada y al comienzo de la presente, se esperaba que Saúl dejara estos fantasmas atrás, la subida al primer equipo de Manu Sánchez, la consolidación de Lodi y el uso en la izquierda de Hermoso libraban al español de jugar en el lateral, y centrarse en jugar en su posición, donde tantas veces se ha lucido, aunque quizá esta cuestión, puede ser de las más debatidas, la posición ideal del canterano.

Sin embargo, una lesión sobre la cuál extrañamente se tiene o ha salido a la luz muy poca información le ha mantenido más de 3 semanas fuera del terreno de juego, no entrando en la dinámica del equipo y complicando su inicio de temporada. Esta circunstancia unida al buen rendimiento tanto de Koke como de Héctor Herrera han hecho que la afición no eche de menos en el campo a un jugador que estaba siendo criticado por su rendimiento, dejar claro que no se discute ni su entrega ni su sentimiento por el equipo.

En el partido de Champions contra el Lokomotiv, volvió a la convocatoria y al once de inicio, pero una vez más no dio su mejor nivel, siendo sustituido en el descanso por un Koke que conforme entró, se notó mejoría general en el juego del equipo, teniendo en adelante varias oportunidades para reivindicarse.

SI algo podemos sacar en conclusión es que algo pasa con el canterano, puesto que todos sabemos la calidad de la que dispone y el nivel de juego, siendo uno de los canteranos más prometedores y deseado por muchos de los gigantes europeos.

Es uno de los jugadores que están entrenando con el Cholo en este parón de selecciones, en la cual Luis Enrique ha decidido no convocarle, sin embargo, sí que puede ser una oportunidad para recuperar sensaciones, dejar atrás definitivamente la lesión y poder hacerse indiscutible en el once.

Todos estamos de acuerdo en que el mejor Saúl, un Saúl al 100% de rendimiento, es diferencial en los partidos, y es el deseo de toda la afición que se recupere del todo, puesto que lejos de las críticas, debemos apoyar a todos nuestros jugadores estén como estén, y hacerles saber que creemos en ellos, se podrá hablar mas o menos, pero el apoyo de la afición para alguien que ha defendido los colores como nadie siempre lo va a tener, ahora le toca a Saúl dar ese paso adelante.

VAVEL Logo