Hermoso cambio
Hermoso disputa el balón en el partido del pasado martes en Champions ante el Bayern // FOTO:  Instagram de Mario Hermoso

Mario Hermoso atraviesa su mejor momento como rojiblanco. El central madrileño no tuvo apenas protagonismo la temporada pasada, pero el cambio de sistema de Simeone, sus buenas actuaciones y las dudas que está dejando Lodi le han hecho asentarse en la defensa colchonera, y convertirse en un fijo en los onces del Cholo.

El madrileño llegó al Atlético de Madrid en el penúltimo mercado de verano con la tarea de hacer de “comodín”. Se habían ido Godín y Lucas, y Simeone necesitaba un futbolista que pudiese actuar tanto en el centro de la zaga como en el lateral izquierdo. Joven, versátil y con gran proyección, Mario parecía ser el jugador ideal para satisfacer las demandas del técnico argentino. Sin embargo, la temporada pasada transcurrió sin pena ni gloria para el del Barrio de la Concepción. 

No contaba para Simeone

El excepcional estado de forma de Felipe y el peso en el equipo de Savic y Giménez condenaron a Hermoso a fiar todas sus opciones a un lateral izquierdo en el que Lodi partía con ventaja. Tampoco ayudaron sus primeras actuaciones.

Le costó adaptarse, al ex-canterano madridista, y sus escasas participaciones no convencieron a un Simeone que, incluso en ausencia del lateral brasileño, prefirió poner a Saúl en dicha posición. Así, participó tan solo en 17 partidos de liga, y disputó un total de 1220 minutos.

Las causas del cambio

Pero la historia ha cambiado. El nuevo sistema del conjunto rojiblanco, más ofensivo y protagonista ha dado pie a que Mario se haga con un hueco en esa novedosa, pero productiva, defensa de tres que ha conformado Simeone. Su buena salida de balón , su imponente poderío aéreo, y su gran hacer defensivo le han servido al madrileño para desplazar a un Lodi que no está mostrando el nivel al que acostumbra. 

Y es que, pese a iniciar el curso partiendo desde el banquillo en dos de los tres primeros encuentros ligueros, el central le ha dado la vuelta a la situación. Ha sido titular en los siete siguientes, con actuaciones muy destacables en partidos de vital importancia como el del Barcelona, y ya acumula algo más de la mitad de los minutos de los que disfrutó en la 19/20: 617.

VAVEL Logo