Hazard vuelve a
perder su oportunidad
Fuente: realmadrid.com

Pese a que Eden Hazard no termina de arrancar, Zinedine Zidane volvió a apostar por él de titular en el último partido de liga ante Osasuna, y lo mismo ha hecho esta noche en la semifinal de la Supercopa de España contra el Athletic. El belga ha atravesado varias lesiones, pero una vez recuperado de nuevo, sigue sin ser ni la sombra de lo que fue en el Chelsea. Y no se puede quejar de oportunidades, ya que Zinedine Zidane le ha dado confianza y opciones de reivindicarse en múltiples ocasiones.

En esta ocasión, en un partido importante como lo era la semifinal de la Supercopa de España, Hazard no supo aportar y ayudar al equipo de ninguna manera para alcanzar la final del torneo. Incluso cambiándose de banda con Marco Asensio, como hicieron por unos minutos, no sirvió para que terminase de sentirse cómodo. Obviando el cambio que hizo el Real Madrid en el descanso por la lesión de Raphael Varane, Eden Hazard fue el primer sustituido del equipo, en el minuto 67 por Vinicius, cuando el Madrid necesitaba una marcha más para intentar remontar los dos goles de desventaja. Zidane tuvo claro que las soluciones no pasarían por las botas del belga.

El ex del Chelsea ha tenido otro partido muy discreto, sin desbordar, sin regatear y sin crear apenas peligro. Ha hecho más faltas de las que ha recibido, y ha perdido muchos más duelos de los que ha ganado. Llegó a realizar un tiro a puerta, y, como mucho, cerca estuvo de asistir a Asensio si este no hubiera estrellado el balón en el palo. Quizás la paciencia del técnico francés se acabe y el “siete” del equipo vuelva al banquillo a buscar reivindicarse saliendo como revulsivo. Por falta de ritmo, de continuidad o de suerte, lo que está claro es que el nivel que está dando no es suficiente, y debe dejar su posición a jugadores que se lo merezcan y que aporten al equipo lo que Hazard no está consiguiendo para ganar partidos.

Al Real Madrid ya se le ha escapado el primer título del año, y no puede seguir a este ritmo si no quiere acabar el año en blanco, lo que podría dejar en la cuerda floja el puesto de Zidane y el futuro de varios futbolistas.

VAVEL Logo