Rober Ibáñez se estrena como goleador en el Leganés
Rober Ibáñez celebrando su gol frente al Albacete | Foto: CD Leganés

Rober Ibáñez anotó frente al Albacete su primer gol con la camiseta del CD Leganés desde que llegó en el mercado veraniego de fichajes procedente de Osasuna. El jugador que, lamentablemente, ha sido el futbolista que más expulsiones ha recibido con el equipo esta campaña, superó esa faceta negativa quitándose un peso de encima que a todo jugador atormenta. Socuéllamos en Copa del Rey y Mallorca en Liga fueron los dos equipos frente a los que Rober fue eliminado del partido. Dejando a un lado esos baches en los devenires de los futbolistas a lo largo de temporada, lo que está claro es que el extremo quiere aportar al equipo y darle soluciones teniendo minutos importantes y tirando de los suyos en los momentos clave.

Es un jugador que destaca por las conducciones largas del balón dejando atrás a adversarios que tratan de atraparlo, pero que no pueden. Sus diagonales rompen muchas defensas y es el encargado de filtrar los balones a los hombres de ataque para que estos puedan anotar.

Ibáñez es un futbolista de la confianza de Garitano. La lesión de Arnáiz ha hecho que el extremo salga de la partida en los tres partidos que ha dirigido el técnico vasco, en el primero incluso siendo de la partida junto con José. Es cierto que en ninguno de los tres ha disputado los noventa minutos completos, pero en todos ha hecho una labor bastante destacable partiendo desde la banda derecha con esas irrupciones hacia el centro del ataque.

Su gol conseguido frente al Albacete es una señal del trabajo incansable que hace en cada minuto que disputa con la camiseta del Leganés. Gran jugada de Rubén Pardo y de Javi Hernández por el costado izquierdo del ataque local, en el que este último sirvió un envío al corazón del área. Eraso no llegó a controlarlo, pero el balón quedó muerto para un Ibáñez que metió el pie lo suficiente como para superar a Tomeu Nadal. Estuvo hábil el extremo que demostró esa chispa que tiene para ser un segundo más rápido que las defensas rivales.

Es cierto que es una posición muy solicitada y que hay futbolistas que son muy determinantes para el equipo, por lo que Ibáñez deberá seguir dando el 100% para salir desde el inicio en el resto de encuentros por disputar. Lo que está claro es que Garitano confía en él y Rober le está devolviendo la confianza con grandes actuaciones y frente al Albacete lo hizo con goles. Está creciendo de la mano de Asier y puede convertirse en una pieza muy importante para el último tramo de la temporada. 

VAVEL Logo