Rubén Pardo, el máximo goleador de faltas directas en Segunda División
Rubén Pardo celebrando el primer gol del partido frente al Albacete | Foto: CD Leganés

Rubén Pardo ya es el máximo goleador de falta directa en la Segunda División española. Con tres dianas, el centrocampista del Leganés ya ha empatado a Óscar Sielva como el máximo realizador de LaLiga SmartBank en este sentido. Todavía más mérito el de Pardo, que en los últimos cuatro partidos disputados de Liga, ha anotado los tres tantos, una auténtica barbaridad. El primero fue frente a Las Palmas, en la derrota 'pepinera' por 1-2 en el partido que supondría a la postre la destutición de José Luis Martí al frente del CD Leganés. Después, en el debut de Asier Garitano en el Municipal de Butarque frente al Lugo, Rubén Pardo anotó el gol que en ese momento suponía el 2-1 para el equipo, remontando el tanto inicial de los gallegos. En Montilivi frente al Girona no vio puerta, pero sí que lo hizo frente al Albacete. Desde un punto muy cercano desde el que materializó la falta frente al Lugo, Pardo abrió el marcador frente al conjunto manchego con un golpeo inapelable que superó la barrera y que bajó a tiempo para hacer imposible la estirada de Tomeu Nadal. Está de dulce el centrocampista del Leganés, que ya se ha convertido en un intocable para Garitano. Asume los galones de un equipo que está lanzado hacia los puestos más altos de la clasificación.

Junto con Pardo y con Sielva, no hay ningún jugador de toda la Segunda División española que haya anotado dos lanzamientos de falta. Sin embargo, con uno se encuentran los siguientes futbolistas: Loiodice de Las Palmas, Salva Sevilla del Mallorca, Palazón del Rayo Vallecano, Lemos de Las Palmas, Hugo Rama del Lugo, Iban Salvador del Fuenlabrada, Álex Gallar del Cartagena, Raúl de Tomás del Espanyol, Álex Mula y Ciss del Fuenlabrada y, por último, Juan Hernández del Sabadell.

Frente al Almería y al Tenerife esta semana en Butarque, Rubén Pardo tendrá la oportunidad de colocarse líder en solitario de esta clasificación particular. De lo que no hay ninguna duda es en que los rivales tiemblan cuando hay una falta al borde del área y Rubén Pardo está preparado para su golpeo. 

 

VAVEL Logo