El Sevilla se queda relamiendo la victoria ante el Mallorca
Suso con la pelota frente a de Galarreta / @SevillaFC (Twitter)

Tres días después de la victoria ante el Levante, el Sevilla se enfrentó contra el Mallorca. Los de Lopetegui tuvieron que viajar hasta las Islas Baleares para jugar en el Estadio de Son Moix. 

El equipo local salió con ganas. Quería olvidar cuanto antes la derrota ante la Real y el empate contra el Valencia. Por ello, nada más dar el colegiado el pitido inicial, los de Luis García salieron dirección a la portería de Bounou. Tras una jugada combinada del Mallorca, Amath Ndiaye se metía en el área con la pelota. El senegalés recortó ante el defensor sevillista y se hizo hueco para el disparo. El tiro del delantero bermellón se desvió tanto que pareció un centro en lugar de un chut. 

Llegados los diez minutos, el Sevilla dio un pequeño aviso. Suso realizó su jugada clásica y buscó el remate en el segundo palo. A pesar de ello, ni Rafa Mir ni Munir pudieron conectar debido a que un defensa tocó lo suficiente para desviar la trayectoria. Más tarde, tras el saque de esquina, Jesús Navas recogía la pelota y avanzaba hacía la portería de Manolo Reina. Cuando todos pensaban que centraría, el lateral buscó puerta, pero se marchó fuera. 

Durante el minuto 21, la afición del Mallorca le realizó una ovación a Antonio Raíllo. Cuando esta terminó, Ángel Rodríguez avanzaba metros con una gran conducción y le dio un pase entre líneas a Amath dentro del área. El senegalés quiso tocar atrás para devolvérsela, pero tocó en Diego Carlos y le cayó a Antonio Sánchez, quien empujó la pelota al fondo de la red. No hubo mejor dedicatoria al ‘Káiser’ Raíllo que un gol de su equipo. 

Llegada la media hora de partido, el Sevilla asustó a Reina. Tras un patadón desde la defensa hispalense, el balón le llegó a Rafa Mir. El portero del Mallorca se arriesgó saliendo antes de tiempo, y Mir pudo ponérsela por encima. A pesar de ello, el delantero sevillista no estuvo fino con la puntería y no logró empatar. 

Poco antes de terminar el primer tiempo, el Mallorca pudo ampliar la ventaja. Maffeo en una puja contra Acuña, sacó una falta que lanzó más tarde Oliván. El golpeo del defensa acabó poniendo en riesgo a Bounou, que tuvo que atrapar en dos tiempos debido a que la pelota tocó en Ruíz de Galarreta. 

El Mallorca se marchó al vestuario con la ventaja en el marcador con 1 – 0. Además, los locales habían causado mejores sensaciones que el Sevilla durante los primero 45 minutos. 

Cambios que mejoraron el segundo tiempo

A los pocos minutos de empezar la segunda parte, el conjunto berbellón tuvo la primera. Tras un ataque por la banda izquierda, Oliván centraba un balón al primer palo. La pelota quedó suelta en el área tras rebotar en Diego Carlos, y Ángel intentó aprovecharlo, pero tiró al poste

A Lopetegui no le estaba gustando lo que estaba viendo, tanto en la primera parte como el comienzo de la segunda. Por ello, el técnico vasco sacó Ocampos durante el descanso, y más tarde a Lamela, Delaney y Augustinsson. Eso provocó una mejoría en el conjunto hispalense. Tanto fue así, que a los minutos de salir, Lamela filtraba una pelota a Rafa Mir. El ex del Huesca no pudo golpear porque Manolo Reina tapó bien el hueco y se le hizo de noche al delantero. 

Más tarde, Mir la volvía a tener. Tras un centro de Thomas Delaney, el de Cartagena remató el pase. Manolo Reina puso el pie para intentar tapar lo máximo posible, y gracias a ello, hizo que el balón se estampara contra el palo. De esta manera, el guardameta permitió a su equipo a seguir por delante. 

El Sevilla seguía intentándolo, y jugando cada vez más cómodo. La siguiente ocasión la tuvo Ocampos. Tras un centro desde la banda derecha de Jesús Navas, el argentino remató en el segundo palo, pero Manolo Reina logró evitar que la pelota entrara. 

Quien la sigue la consigue, y finalmente, los de Nervión lo hicieron. Lograron el empate con un auténtico golazo de Erik Lamela. El argentino se incorporaba desde la banda derecha, y tras recibir un pase de Joan Jordán, tiró con la pierna izquierda buscando el segundo palo. El balón cogió efecto y acabó entrando por la escuadra. El zurdazo de Lamela que hizo el empate en el marcador. 

El partido tuvo unos últimos minutos de infarto. El partido estaba completamente muerto. No parecía que se iba a mover hasta llegado el descuento. En primer lugar, Jaume Costa se precipitó y entró fuerte con la pierna en alto a Lamela. El colegiado le mostró la tarjeta roja sin dudarlo, y el Mallorca pasaría los dos últimos minutos con 10 jugadores. 

El Sevilla aprovechó la situación y se intentó echar encima del Mallorca. Tras una incorporación del Sevilla, Fernando Reges entregó la pelota a Ocampos que solo tuvo que empujarla para marcar. Pero no todo se quedó ahí, pues el VAR tenía que revisar la jugada, mientras que el Mallorca se echó encima del árbitro para protestar. Desde la sala del video arbitraje, le dijeron a Jaime Latre que lo juzgara el mismo. Tras verlo varias veces, Latre anuló el gol

Finalmente, tras todo este lío e idas y vueltas que tuvo el partido, el encuentro acabó con el empate a uno. Reparto de puntos en el Son Moix. Un Mallorca que realizó una gran primera parte, pero en la segunda fue el Sevilla quien se hizo con el control tras los cambios realizados por Lopetegui. El conjunto hispalense consiguió mejorar e incluso casi llega a remontar, si no le llegan a anular el tanto logrado en el 90 + 5. 

 

VAVEL Logo