La caída física del Real Madrid
Ancelotti I Imagen: Getty Images

Parece no quedar nada de aquel Madrid de inicio de temporada, incisivo, recurrente, sólido y voraz. De un tiempo a esta parte se está observando al conjunto madridista carente de soluciones, de ideas y, lo más preocupante de todo, de fútbol.

Un equipo agotado físicamente

Muchos acusan al físico y a los pocos cambios que realiza Ancelotti en el once del cuadro merengue. De todos es sabido que el técnico tiene un “once tipo” y le cuesta salir de ahí. Las pocas rotaciones de ese equipo titular y las escasas oportunidades que ofrece a los menos habituales o canteranos reflejan a un equipo muy mermado sobre el verde. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que esos futbolistas que gozan de menos oportunidades no estén rindiendo en los entrenamientos al nivel que se espera de ellos.

Hay algo que parece quedar claro: el entrenador del Real Madrid no confía en una gran parte de su plantilla. Es entendible que futbolistas como Isco o Hazard queden apartados del equipo porque es evidente sus carencias físicas y su poca implicación con el equipo. Sin embargo, hay determinados jugadores de los que podría sacarse un provecho mayor.

El caso Bale

Un ejemplo de futbolista al que podría sacársele mayor rendimiento es Gareth Bale. Su poco compromiso con la entidad y las continuas faltas del respeto al Real Madrid por parte del galés han hecho que Gareth quede apartado del equipo. Pero solo hace falta verlo jugar con Gales para ver que el expreso de Cardiff no ha perdido ni mucho menos la calidad y el físico que le caracterizaba.

Gol de Bale con Galés I Foto: Getty Images
Gol de Bale con Galés I Foto: Getty Images

Tanto es así que, tal y como afirmó Edu Aguirre en El Chiringuito, el extremo madridista superó con creces al resto de sus compañeros en las pruebas físicas del Real Madrid. Entonces, por qué no se intenta exprimir al máximo a un jugador así. El futbolista tiene contrato, no puede negarse a jugar y… viendo lo visto con su selección, parece ser el mejor futbolista tanto física como técnicamente de este Real Madrid. Resulta incomprensible que la entidad no trate de recuperar a un futbolista que de comprometerse en lo que queda de temporada con el equipo, resultaría un factor diferencial en el devenir de la temporada.

Camavinga y Valverde

Otro de los frentes abiertos de Carleto como entrenador blanco es el papel de Camavinga y Valverde. Los dos centrocampistas han demostrado en multitud de ocasiones estar a la altura y ser capaces de suplir a estrellas como Kroos o Modric. Sin embargo, el técnico madridista no termina de darles la confianza que necesitan estos jóvenes futbolistas. Camavinga, por su parte, ha mostrado una gran facilidad para recuperar balones, gran visión de juego, buen golpeo de balón y, sobre todo, ha demostrado ser capaz de romper líneas de presión con su gran fluidez en el juego y con su velocidad con el balón en los pies.

Camavinga y Valverde I Foto: Getty Images
Camavinga y Valverde I Foto: Getty Images

El caso de Valverde es bastante diferente, “el pajarito” lleva bastantes años llamando a la puerta y tirándola abajo para hacerse con un sitio en el once del Real Madrid. Su compromiso, su entrega, su garra y su sentimiento por la elástica blanca han hecho de Fede uno de los futbolistas preferidos por la afición madridista. Observando la decadencia física que están mostrado últimamente Casemiro, Modric y Kroos, Ancelotti debería comenzar a pensar en dar cabida en el once a estos dos futbolistas.

El bajón de los titulares

Dejando de lado a los jugadores que deberían entrar más en los planes de Ancelotti, también cabe destacar el poco rendimiento de algunos titulares.

En primer lugar, llama la atención la pésima forma física de Carvajal. El lateral de Leganés ha ido perdiendo fuelle en este último tiempo y ha pasado a convertirse en un zaguero fácil de superar. Además, el gran estado de forma de Lucas Vázquez y los méritos más que notables del gallego por ganarse un puesto dejan más en evidencia el papel de Dani Carvajal.

Por otra parte, en la medular, como se ha mencionado anteriormente, ninguno de los tres está en su mejor estado de forma. Casemiro parece no llega al corte en multitud de ocasiones y, por eso, en estos últimos meses su número de faltas se ha multiplicado. Modric y Kroos parecen haber perdido ideas o capacidad para ver el fútbol como lo veían antes para facilitar las cosas a los jugadores de arriba.

En último lugar, en la faceta ofensiva el principal señalado es Vinicius. A pesar del mal estado de forma de Asensio y Rodrygo, la decaída de Vinicius llama muchísimo más la atención. El brasileño ha pasado de ser el mejor futbolista del mundo, al inicio de campaña, a reavivar los fantasmas del pasado. La facilidad de cara a puerta de la que gozaba al inicio de temporada se está viendo mermada y, además, no encuentra la misma chispa para sortear o dejar por el camino a los adversarios. Vinicius parece otro y el Real Madrid lo está notando en exceso.

Vinicius desesperado I Foto: Getty Images
Vinicius desesperado I Foto: Getty Images

Qué debe hacer Ancelotti ante esta compleja situación

La dinámica madridista no es ni mucho menos sencilla, pero quién mejor que Carleto para revertirla. El artífice de la décima es el mejor en su puesto y sabrá darle la vuelta a la tortilla para que vuelva a disfrutarse del Real Madrid de inicio de temporada. La entrada de nuevos futbolistas en el once y la consecuente salida o descanso de pesos pesados parece la mejor solución ante el dilema que tiene entre manos el técnico italiano.

VAVEL Logo