El pasado domingo 4 de febrero, en el empate a 1 ante el Getafe en casa, Abner Vinícius tuvo que ser sustituido a los 10 minutos de encuentro debido a una lesión que se hizo al torcerse el tobillo en el penalti que le hizo a Mason Greenwood. Aunque aún no ha salido el parte médico, se sabe que no estará este fin de semana ante el Cádiz CF en el Nuevo Mirandilla y se espera que el futbolista este fuera de los terrenos de juego durante unas cuantas semanas.

El Real Betis Balompié solo consiguió sacar un punto ante el equipo madrileño en ese partido después de que Isco, el cual también salió lesionado, empatase en el 35 desde los 11 metros. Esto hizo que cayesen de puestos europeos después de la victoria del Valencia CF ganase el día de antes y les pasase en la clasificación. Aun así, lo importante fue la reacción vergonzosa de parte del estadio con el problema que tuvo Abner.

Assane Diao y Luis Milla disputando un balón | Foto: Getty Image
Assane Diao y Luis Milla disputando un balón | Foto: Getty Image
  • El momento de los hecho

El problema empezó con el penalti, cuando se lesionó al torcerse el tobillo mientras que agarraba y pisaba a Greenwood en el área. El error del jugador verdiblanco trajo consigo que se llevase algunos pitos por parte de la afición local en ese momento.

Acción del penalti de Abner sobre Greenwood | Foto: Getty Image
Acción del penalti de Abner sobre Greenwood | Foto: Getty Image

Hasta aquí, todo parecía "normal" dentro de lo que conlleva que un jugador tenga que salir lesionado del partido. El problema fue cuando el lateral brasileño se tiro al suelo al no poder continuar por el dolor. En ese momento, una parte de los aficionados béticos empezaron a pitar e insultar al joven de apenas 20 años. Se veía claramente desde la jugada que ponía por detrás al Betis que no estaba muy allá, y que estaba forzando para seguir. Pero, a partir de que ves de que se tira al suelo, que no puede seguir e incluso de que se ve que tiene que entrar la camilla porque no puede salir por su propio pie, no puede ser que la propia afición del equipo empiece a martirizar al jovencísimo futbolista, cuando lo que se le debería es apoyar.

Por una parte, es normal que ahora mismo la afición bética pueda estar frustrada por como va la temporada, todos los altibajos que hay en la institución y el mal estado en el que se encuentra el equipo este último tramo de la temporada, con la eliminación de la Copa de S.M El Rey y la caída en fase de grupos de la UEFA Europa League, lo que ha hecho que este en la UEFA Conference League. Pero esto no puede servir como excusa

Día de la eliminación de la Europa League | Foto: Getty Image
Día de la eliminación de la Europa League | Foto: Getty Image
  • No puede continuar igual este problema

Esto es algo que cada vez es más habitual en el futbol moderno, el exigirle a chavales de apenas 20 años, que rindan al máximo nivel, sin tener pie a errores, normales en gente joven, que aún tienen mucho recorrido y que no se les perdona una. Sin embargo, no es excusa todo lo mencionado anteriormente para pagarlo con un chaval, que es el primer afectado por el penalti que ha hecho y por como va la temporada, el cual esta dando todo lo que tiene e incluso jugando durante unos minutos lesionado, porque sabe de la importancia de ese partido.

Este tipo de gente en los estadios, son los que piensan que los futbolistas son robots, que ni sienten ni padecen y que solo juegan y ya, sin pensar como pueda estar el jugador, física y mentalmente. Muchas veces se juzgan a los futbolistas mal, cuando no dejan de ser personas normales.  Y esto se incrementa aún más con los jóvenes. No se le puede exigir a un chaval de 20 años que no cometa errores, ya que al fin y al cabo, les queda mucho camino, mucho que aprender y una carrera muy larga por delante.

Abner lesionado y triste por los pitos | Foto: Getty Image
Abner lesionado y triste por los pitos | Foto: Getty Image

En esos momentos, en los que los jóvenes, ya no solo Abner, tienen esos errores, se les debe apoyar más, y darle el cariño para que aprendan de las equivocaciones y lo hagan mejor la próxima vez. Con estas actitudes muchas veces lo que se consigue es que pierdan la ilusión y rindan peor. Este tipo de gente, para hacer eso, mejor que no vaya al estadio, porque le arruinas la experiencia a gente que vaya a disfrutar con los insultos y afecta a los futbolistas. Si bien hay futbolistas que se motivan con estos pitos, no todos son así y tampoco hay que llegar al punto de los insultos y más allá.

El punto final es que no se puede juzgar tan mal a futbolistas que realmente están defendiendo con orgullo la camiseta de tu equipo y esforzando, como es el caso de Abner, por darte una alegría. Pensemos un poco más antes de pitar, insultar y decir ciertas cosas en el estadio porque no sabemos como puede estar esa persona.

  • Declaraciones de Pellegrini sobre la lesión de Abner

Tras el partido, Manuel Pellegrini dijo lo siguiente sobre la lesión del brasileño: "Abner tiene una lesión en el tobillo que no creo que sea corto en el tiempo". Con estas declaraciones, el técnico chileno ya nos iba adelantando que no se espera que el lateral regrese a corto plazo

Rueda de prensa post partido vs Getafe de Pellegrini | Foto: Getty Image
Rueda de prensa post partido vs Getafe de Pellegrini | Foto: Getty Image

Además, no quiso meterse en polémicas con el tema de los pitos a Abner ni dijo más sobre el jugador. A partir de ahora, el entrenador bético tendrá que contar con Juan Miranda. Algo que puede en parte perjudicar al equipo ya que el español ha estado sin tener muchos minutos desde que empezó a rumorearse su salida a Italia, por lo que no tiene mucho ruedo. Desde dentro del club, contaban al 100% con el brasileño y consideraban que el era el único lateral del equipo por todo los problemas que ha habido con Miranda.

Al final, que se haya quedado parece que va a ser beneficioso para el Betis, pero tendrán que jugar durante un tiempo con un jugador con el que no se contaba y que no tiene mucha confianza.

Juan Miranda disputando el balón con Gavi | Foto: Getty Image
Juan Miranda disputando el balón con Gavi | Foto: Getty Image

En resumen, este tipo de actitudes no deben aceptarse en los campos de fútbol, no deben normalizarse. Esos chicos tan jóvenes son futuras estrellas y, si bien se les debe exigir rendimiento, no se le puede explotar ni juzgar por una mala jugada o un error. Hay que apoyar a este tipo de futbolistas para que saquen su máximo rendimiento y nos hagan disfrutar del buen futbol.