El Celta pagó caro los errores en la salida y se va de vacío de Getafe tras empatar un partido que se les puso muy complicado. Rafa Benítez optó por repetir el once de Pamplona pero esta vez el plan no salió como tenía pensado. 

Tras la contundente victoria ante el Osasuna, el técnico madrileño confío en los mismos futbolistas, dándole continuidad al planteamiento defensivo que le dio mucho rédito en Navarra. 

  • Errores tontos

El Celta visitaba uno de los campos más complicados del campeonato y una salida que siempre se le resiste al conjunto vigués. Los gallegos no entraron de todo mal al partido y gozaron de los primeros acercamientos a la portería rival. Ristic se quedó muy cerca de abrir el marcador con un golpeo de falta que rebotó en la barrera, y Unai Núñez conectó un cabezazo que rozó el palo derecho de David Soria. 

Los acercamientos iniciales fueron un espejismo en la desastrosa primera mitad del Celta. Los errores fueron constantes y un fallo en la salida de Fran Beltrán provocó un contraataque que culminó en un penalti por mano de Carlos Domínguez. El colegiado Hernández Hernández, auxiliado por el VAR, decidió corregir su decisión tras ver que el balón impactaba en la cabeza del canterano celeste. 

El susto no sirvió como despertador y los fallos proseguían. A falta de cinco minutos para el descanso, un disparo al travesaño dejó a Borja Mayoral solo para abrir el marcador a placer. El Celta, que ganó en Navarra gracias a dos goles en minutos consecutivos, vio como cuatro minutos después del 1-0, Jaime Mata empujaba un tiro rechazado de Greenwood para aumentar la ventaja

El tanto de Jaime Mata viene precedido de una pérdida en el centro del campo de Renato Tapia, que tras llevarse el balón con bastante habilidad realizó una mala entrega a Ristic y acabó significando el segundo del Getafe. 

  • Primer acto inofensivo

Dejando a un lado los errores defensivos, el planteamiento sobrio de Benítez fue incapaz de inquietar y llevar el peso del partido ante un Getafe que fue superior a los visitantes. A partir de los primeros acercamientos celestes, el partido se convirtió en un monólogo azulón y el Celta mostró una pasividad ofensiva preocupante

La primera parte nos dejó datos alarmantes para el equipo de Benítez que no dominó ni la posesión: 58% para el Getafe. En los goles esperados (xG) también vencieron los locales con 2.04 frente 0.13 por parte del Celta. 

Y el dato más significativo de los primeros 45 minutos fueron los tiros. Mientras que el Getafe remató 8 veces, 3 de ellas a puerta, el Celta solo disparó en 2 ocasiones y ninguna de ellas fue entre los tres palos

  • Balones a Aspas

En Navarra el equipo consiguió los tres puntos gracias a la solidez defensiva y a la eficiencia en ataque, pero en Getafe nada de eso se dio. Benítez salió reforzado del último encuentro y al igual que ante el Osasuna optó por dejar a Iago Aspas en el banquillo

Pero tras el desastre del primer acto, el entrenador dio rápidamente entrada al capitán celeste que desde su ingreso en el partido se convirtió en el protagonista principal. De su mano llegaron las mejores ocasiones del Celta y de su mano también llegaron los goles. 

Aspas filtró un preciso pase a Manquillo que habilitó a Larsen para recortar diferencias. El noveno gol en la temporada del noruego que ya se ha consolidado como una realidad en LaLiga. Con el 2-1, el Celta se abrió en busca del empate y Benítez introdujo a Sotelo, Douvikas y al recién llegado Allende. 

Larsen celebrando su noveno gol de la temporada. - @RCCelta en X
Larsen celebrando su noveno gol de la temporada. - @RCCelta en X

El esfuerzo vigués dió sus frutos y otra vez de la mano de Aspas llegaría el empate. El moañes dejó mano a mano a Tadeo Allende con un gran pase y el argentino no falló. El ex-futbolista de Godoy Cruz definió a las mil maravillas ante Soria, poniendo el casi definitivo empate. 

  • Morir en la orilla

Tras remar toda la segunda parte y conseguir remontar dos goles, el Celta volvió a cometer errores de bulto. Un fallo de Unai Núñez permitió al Getafe armar una contra que culminaría en el remate en semifallo de Jaime Mata que puso el 3-2 definitivo

Otro encuentro en el que el Celta no consigue sumar tras merecer más en una segunda parte positiva. Es cierto que los primeros 45 minutos fueron desatrosos pero el segundo tiempo es destacable, sobre todo por la gran reacción del Celta. Más que cuestionable es el plantamiento inicial de Benítez pero también cabe mencionar la capacidad de reestructurar al equipo al introducir los cambios. 

En los datos si antes hablábamos de un dominio absoluto del Getafe en la primera mitad, en el segundo acto el Celta se impuso en posesión (62%), goles esperados (1.06 vs. 0.11), tiros totales (8 vs. 3) y tiros a puerta (4 vs. 1).

Tras esta derrota en el Coliseum. el Celta suma 20 puntos (tres por encima del descenso) y se encuentra en decimoséptima posición. Los gallegos reciben al FC Barcelona el próximo sabado con motivo de la jornada 25 de LaLiga.  

VAVEL Logo