Saúl no llega contra el Granada

El Atlético de Madrid ofreció la convocatoria en la que no estará el jugador ilicitano por lesión. En su lugar, todo apunta a que Ángel Correa sea titular en el encuentro del próximo sábado ante los de Lucas Alcaraz.

Saúl no llega contra el Granada
Foto: Atlético de Madrid / Alberto Molina

Tras el parón por selecciones vuelve La Liga Santander. El Atlético de Madrid, que cedió a 14 jugadores para los compromisos internacionales con sus selecciones internacionales, se ha ejercitado en la mañana del viernes en el Cerro del Espino para ultimar los detalles de la visita del Granada al Vicente Calderón que será el próximo sábado 15 de octubre . En el Manzanares se celebrará el Día de las Peñas y el Cholo no ha querido dejarse a ninguno de su plantilla, que no esté afiliado a la enfermería, sin fiesta.

Son exactamente 18 hombres con los que puede contar el argentino. Augusto, Cerci, Giménez, Saúl y Moyá se quedan fuera por lesión. El técnico rojiblanco tendrá que buscar alternativas  y todo apunta a que la primera será alinear a Ángel Correa en lugar de Saúl que salió dolido en el partido ante en Valencia de su pie izquierdo tras una acción con Enzo Pérez y, en consecuencia, se ha caído de la convocatoria. La dupla francesa tiene muchas papeletas para aparecer encabezando al equipo colchonero tras la buena actuación con la selección gala. Este es el once con el que ha probado Diego Pablo Simeone: Oblak, Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Correa, Koke, Gabi, Carrasco; Gameiro y Griezmann. Tras el entreno el técnico colchonero aprovechó la ocasión para pedirles “intensidad” a sus chicos mañana y para hablar personalmente durante unos minutos con Sime Vrsaljko.

La lista al completo de la convocatoria no ofrece sorpresas más allá de la ausencia de Saúl: Jan Oblak, Moreira,  Diego Godín, Filipe Luis, Savic, Vrsaljko, Lucas Hernández, Juanfran, Tiago, Koke, Carrasco, Gabi, Thomas, Gaitán, Antoine Griezmann, Fernando Torres, Gameiro y Ángel Correa. El Atlético tendrá que ganar ante el Granada para mantenerse una semana más en lo alto de la clasificación de la competición doméstica.