Pegada de campeón

El Atlético de Madrid ha marcado 21 goles en las primeras ocho jornadas de Liga, números que solo logró alcanzar cuando los rojiblancos se alzaron con el título liguero hace tres temporadas. Los de Simeone mantienen la racha de victorias y acumulan dos jornadas consecutivas en lo más alto de la tabla.

Pegada de campeón
Foto: Daniel Nieto -  VAVEL.com

Los buenos principios auguran mejores finales, y el Atlético de Madrid no podía haber empezado mejor. Quién iba a decir que el mismo equipo que perdió cuatro puntos en las primeras dos jornadas se iba a colocar líder apenas un mes después. Desde los empates ante Alavés y Leganés, el Atleti no sabe lo que es perder. Vigo fue el escenario donde el conjunto rojiblanco empezó a rodar hasta llegar a la velocidad crucero en la que permanece desde entonces. El 0-4 al Celta en Balaídos no solo significó la recuperación de un equipo al que muchos dieron por muertos, sino que, además, dio la sensación de que habían logrado obtener lo único que les faltaba: gol.

El Atleti suma ocho partidos sin perder, siete victorias y un empate

En Europa y en España, en Champions y en Liga, este Atleti está intratable independientemente del rival que se le ponga en frente. Ni PSV, ni Bayern de Munich, ni Valencia, ni Sporting, ni Deportivo, ni Barcelona, ni, por último, Granada han ganado al Atlético, siendo el conjunto culé el único que ha conseguido restarles puntos en los últimos ocho partidos.

El principal motivo de esta buena racha que está atravesando el conjunto rojiblanco es el acierto de cara a portería. El Atleti ya no se conforma con ser la defensa más férrea del continente, ahora quiere mandar en el partido y en el marcador, teniendo el balón, creando peligro y pensando en atacar hasta que se acabe el partido. Simeone ha experimentado un cambio de tendencia en el juego, sabe que tiene jugadores desequilibrantes, veloces y con calidad, que componen y completan la que es la mejor plantilla de la historia del Atleti.

Los rojiblancos acumulan 21 goles a favor en la competición liguera

El Atlético de Madrid ha marcado 21 goles en las primeras ocho jornadas de Liga, cifras que no alcanzaba desde la inolvidable temporada 2013-2014, en la que Gabi acabó levantando la décima Liga en el césped del Camp Nou. La plantilla colchonera ha sabido reinventarse, una y otra vez, hasta llegar a lo que es hoy: un EQUIPO, con mayúsculas. Un muro en defensa y un martillo en ataque.

Carrasco celebrando uno de sus goles junto a Antoine Griezmann | Foto: Daniel Nieto -  VAVEL.com
Carrasco celebrando uno de sus goles junto a Antoine Griezmann | Foto: Daniel Nieto - VAVEL.com

El verdugo, de rojiblanco, y su última víctima, también. El conjunto nazarí visitó ayer el Vicente Calderón con la intención de romper su maldición en el fortín colchonero y de levantar cabeza, sin embargo, no solo se fueron de vacío, también con siete goles en contra. Carrasco asumió galones y tiró del equipo, iniciando la remontada tras el gran gol de Isaac Cuenca, marcando su primer hat-trick como futbolista y, por si fuera poco, dando dos asistencias.

El jugador belga se ha agarrado a la titularidad y no está dispuesto a soltarla, como el Atleti con el liderato. Yannick es uno de los grandes responsables de que este equipo genere tanto juego ofensivo, como también lo son Griezmann, Gameiro y Correa, habiendo marcado, entre los cuatro, 15 de los 21 goles. Con seis tantos, Antoine Griezmann es el pichichi, al que le siguen Gameiro y Correa, con tres goles cada uno, y Torres y Gaitán, con dos. La competencia en los puestos ofensivos es feroz y el rendimiento demostrado por los jugadores que pelean por hacerse un hueco en el once inicial más que satisfactorio.

El Atleti no tiene techo y solo piensa en seguir sumando para continuar con su hegemónica posición en la tabla, para, quien sabe, poder soñar con un final como el de aquella temporada. Las cifras goleadoras son las mismas, la ilusión sigue intacta y las ganas de firmar otro gran año levantando un título, insaciables.