Los soldados rojiblancos confían plenamente en sus posibilidades

Después de la victoria ante la AS Roma, los pupilos de Diego Pablo Simeone fueron muy positivos en sus respectivas declaraciones frente a los micrófonos de los diferentes medios de comunicación.

Los soldados rojiblancos confían plenamente en sus posibilidades
Euforia tras el gol de Griezmann en el Metropolitano | ATM

Ganar al Chelsea y esperar a que el Qarabag de la campanada en Roma. Así de sencillas de decir, que no de aplicar, se configuran las matemáticas para el Atlético de Madrid. Un equipo que nunca se rinde. Los jugadores son conscientes de ello y confían plenamente en las posibilidades existentes, al igual que su técnico, quien volvió a sacar a escena el "nunca dejes de creer". De esta manera, los protagonistas sobre el verde, en especial, Lucas, Giménez, Gameiro y Correa, también lo fueron en la zona mixta gracias a sus palabras aliviadoras y esperanzadoras que tanto agradecen la afición.

"Iremos a Londres a ganar el partido y luego ya se verá. Nosotros somos optimistas. Lo primero que tenemos que hacer es sacar los tres puntos de Stamford Bridge, el resto no depende de nosotros", explicó Lucas Hernández tras su impecable actuación frente al conjunto romano. También quiso hablar de Antoine Griezmann, el héroe de la noche: "Sabíamos que tarde o temprano, las ocasiones que estaba teniendo las iba a marcar, estamos todos muy contentos porque nos haya ayudado, es un jugador determinante".

Hay que empezar a hablar muy seriamente del uruguayo

José María Giménez, mayúsculo en tareas defensivas durante los noventa minutos en el Estadio Metropolitano, dio su particular opinión al respecto de la situación colchonera: "Estamos felices, era un triunfo que necesitábamos porque queremos pasar a los octavos de final. También nos vale para seguir cogiendo confianza. El vestuario cree en la clasificación, y se ha visto reflejado desde que salimos en el primer minuto a por el partido. Hemos de continuar dándolo todo en el campo".

El goleador ariete francés, que no es Griezmann sino Kevin Gameiro, destacó el gran trabajo de toda la plantilla: "El equipo defiende muy bien, aunque ofensivamente no hemos tenido un buen momento en las últimas jornadas, pero el fútbol se juega en equipo, no solo uno o dos jugadores, y éste ha sido un buen partido para los delanteros y vamos a seguir, porque cuando trabajas el gol viene. Tenemos un buen grupo y vamos a ganar más partidos, sin duda".

Por último y no menos importante, Ángel Correa, que ha cumplido la friolera de 100 partidos con el Atlético de Madrid y se está reivindicando como uno de los mejores jugadores del equipo, mencionó ante la prensa el gran grado de felicidad y fe que se posee en el vestuario: "Estamos todos enormemente contentos porque nuestros delanteros volvieron a marcar. Sabíamos que veníamos haciendo un buen trabajo creando muchas ocasiones. Era cuestión de tiempo que entraran los goles. Ahora toca ir a Londres a buscar la victoria. Sabemos que es muy difícil, pero lo vamos a dar todo para conseguirlo".