Un día más en la oficina

El RCD Espanyol cayó derrotado en casa ante el Real Madrid por 0-2 debido a los goles de James y Benzema. Los de Quique hicieron un partido muy serio pero pagaron la falta de gol.

Un día más en la oficina
Fuente: RCD Espanyol
RCD Espanyol
0 2
Real Madrid
RCD Espanyol: Diego López; Javi López, David López, Duarte, Víctor; Hernán, Diop, Marc Roca (Diego Reyes, min. 82), Piatti (Álvaro, min. 10); Baptistao, Gerard Moreno (Caicedo, min. 65).
Real Madrid: Casilla, Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro (Kroos, min. 18), James (Isco, min. 62); Lucas Vázquez, Asensio y Benzemá (Morata, min. 71).
MARCADOR: 0-1, min. 45, James. 0-2, min. 71, Benzemá.
ÁRBITRO: Alejandro José Hernández Hernández. Amonestó a Ramos (min. 3), Hernán Pérez (min. 17), Óscar Duarte (min. 43), Diop (min. 53), Javi López (min. 63) y Carvajal (min. 82).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 4 de Primera División que enfrenta al RCD Espanyol y al Real Madrid. El partido se disputó en el RCDE Stadium (Cornellà). 31.000 espectadores.

El Espanyol perdió un partido en el que el castigo fue demasiado. El conjunto perico mostró seriedad en defensa, pero el gol de James al filo del descanso les hizo mucho daño. En la segunda parte intentaron salir al ataque, pero el Madrid se hizo con el balón y Benzemá hizo el segundo y definitivo gol. Buen partido de los de Quique, como en el resto de jornadas, pero sigue sin conocer la victoria.

Sin dueño claro en el partido

Lo que parecía que podía ser un dominio del Real Madrid, rápido se esfumó. Un córner a favor de los de Zidane en el primer minuto podía hacer dudar al público, pero una contra bien atajada por Kiko Casilla, y un despiste de Ramos, que vio la amarilla, animaron a la grada del RCDE Stadium. El Espanyol intentaba encerrar al Madrid en su campo, pero una jugada entre Carvajal y Lucas, acabó en córner para los visitantes. En estas, Piatti se lesionó y tuvo que entrar Álvaro Vázquez en su lugar, y solo era el minuto 10. El partido seguía sin un dominador claro.

Aquí tuvo Baptistao la ocasión más clara cuando recibió dentro del área, se giró y sin oposición chutó a las piernas de Casilla, que desvió a córner. Más tarde sería Álvaro quien probaría fortuna desde fuera del área tras una série de rechaces, pero el balón se fue muy desviado. Estaba muy serio el Espanyol en defensa y muy impreciso el Real Madrid, que también tuvo que hacer un cambio por lesión: Casemiro se retiraba y entraba Kroos

Kroos parecía haber entrado muy enchufado en el partido, y es cuando el Espanyol empezó a perder el control del balón, aunque el trabajo en defensa era impecable. Solo permitían chutes lejanos que no llevaban peligro a Diego López.

Injustícia en el marcador

Se le anuló un gol bien anulado al Madrid. Marcelo puso un centro a la cabeza de Benzemá que remató y Diego no pudo hacer nada, pero el asistente levantó el banderín y señaló fuera de juego. Y la respuesta a esta jugada fue similar. Hernán Pérez centró y Baptistao remató un balón que se fue rozando el palo derecho de Casilla. Cuando parecía terminada la primera mitad, James se inventó un gol tras deshacerse de dos rivales y chutar un tiro desde fuera del área, raso, al que no pudo llegar Diego López. Un gol que no hacía justícia a lo que se estaba viendo en el césped.

La segunda parte arrancó sin cambios, ni de jugadores ni en el juego de ambos equipos. El Espanyol valiente en busca del empate, el Madrid paciente en busca de no perder la ventaja. Lo que empezaba a cambiar era la dureza del encuentro, tanto en la grada como en el verde. El público la tomaba con el árbitro, y en los jugadores se veían algunas entradas duras. En una de ellas, Diop vio la amarilla por una falta cometida sobre Lucas Vázquez.

El partido empezaba a inclinarse para el lado visitante. Ahora eran los de Zidane que encerraban a los de Quique Sánchez Flores. Fue entonces cuando Benzema volvió a aparecer. Lucas puso un centro al segundo palo, Asensio la dejó para el francés que controló y, de media volea chutó para encontrarse con el cuerpo de Diego López. En el cuadro perico, Hernán Pérez era quien más insistía pero los disparos le salían muy desviados. Zidane vio que podía rematar el partido y dio entrada a Isco por James.

Falta de ideas en ataque

Quique reaccionó al dominio del Madrid y cambió a Gerard Moreno por Caicedo, buscando impedir la salida de balón del Madrid y el gol del empate. Pero se topó con el gol del Madrid. Benzema construyó la jugada y la acabó. Abrió a Carvajal y este a Lucas, que puso un centro al primer palo para remate del francés. Tras el gol, Benzema abandonó el terreno de juego y entró Morata. El Espanyol perdía la contundencía que tuvo en el primer tiempo en defensa y lo estaba pagando caro.

Caicedo cumplía con la función para la que salió y creó la primera ocasión para el Espanyol en la segunda mitad, provocando que Casilla tuviera que realizar una gran parada. Con el partido practicamente sentenciado, Quique hizo debutar a Diego Reyes, que sustituyó al canterano Marc Roca. El partido se dirigía a su fin y el Espanyol iba a cumplir una jornada más sin ganar, y ya van 4. La falta de ideas en el ataque perico condenó a un equipo muy serio atrás pero frágil arriba.

Con esta derrota, el Espanyol sigue con con dos puntos cerca del descenso. Por su parte el Real Madrid mantiene el liderato en solitario con 12 puntos y tres de ventaja sobre el FC Barcelona y la UD Las Palmas.