El Madrid casi se ahoga ante un piadoso Sporting

Partido paupérrimo del Real Madrid que se puso muy pronto por delante en el marcador gracias al doblete de Cristiano Ronaldo. Los blancos echaron en falta el chubasquero y se fueron apagando conforme el faro de Gijón cobraba vida. Carmona dio vida a los visitantes, que tuvieron la oportunidad de empatar de penalti en el segundo tiempo gracias a una pifia de Nacho, notable hasta ese momento. Cop envió el penalti a los cielos, regalando dos puntos a los blancos en una tarde gris.

El Madrid casi se ahoga ante un piadoso Sporting
Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Real Madrid
2 1
Sporting de Gijón
Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Ramos (Marcelo, min. 71), Nacho; Kovacic (Isco, min. 80), Modric, James (Asensio, min. 71); Lucas, Benzema y Cristiano Ronaldo.
Sporting de Gijón: Mariño; Douglas, Amorebieta, Sergio Álvarez, Meré; Carmona (Víctor, min. 75), Isma López, Rachid (Nacho Cases, min. 80), Lillo; Moi Gómez (Borja Viguera, min. 75) y Cop.
MARCADOR: 1-0, min. 4, Cristiano Ronaldo. 2-0, min. 17, Cristiano Ronaldo. 2-1, min. 35, Carmona.
ÁRBITRO: Hernández Hernández (comité canario). Amonestó a Amorebieta (min.40), Rachid (min. 62), Carmona (min. 65), Nacho (min. 77)

Se acercan los exámenes finales de la primera parte del curso y el Real Madrid no iba a ser menos. A tan sólo una jornada del examen ante el gran rival por el título, el FC Barcelona, el club merengue recibía en su aula de Concha Espina al Sporting de Gijón para realizar la práctica final. Zidane apostó por Pepe como titular, Lucas Vázquez en lugar del lesionado Bale y situó a James en la mediapunta, brindándole la oportunidad de subir nota antes del examen.

El Madrid se adelanta sin esforzarse

El Sporting iba a ser quien diese el primer aviso gracias a un excelso pase de Rachid al hueco para Carmona. Un penalti sobre Lucas a los 5' permite al Madrid tomar ventajaEl delantero alcanzó a rematar lanzándose al suelo, enviando desviado el cuero a la derecha de Keylor por muy poco. El Madrid se levantaba de la siesta gracias al despertador gallego de Lucas Vázquez. El canterano se coló en el área sportinguista y Amorebieta le zancadilleó en un penalti absurdo. Cristiano Ronaldo hizo los honores con la frialdad que le caracteriza, ejecutando sin compasión a Mariño.

El Sporting buscó la reacción con un disparo de Moi Gómez que Keylor desvió a la esquina. Sin embargo, el Real Madrid manejaba la situación con mucha superioridad, una vez que se había puesto con el marcador a favor. Cristiano, con un remate a bocajarro a la salida de un córner tras un error de Meré, a punto estuvo de ampliar la ventaja, pero 'el bicho' no esperaba el regalo. El cuadro de Abelardo estaba totalmente noqueado, oportunidad que iban a aprovechar los locales para anotar el 2-0 en una jugada para enmarcar. James tocaba para Cristiano, quien le devolvía el cuero en la pared; el colombiano abrió a la banda para la llegada de Nacho, quien puso el esférico con la zurda en el corazón del área para el remate en plancha del 'crack' portugués.

La lluvía que caía en el Santiago Bernabéu fue calando en el espíritu de los jugadores blancos que se iban arrugando con el paso de los minutos, cediendo paulatinamente terreno al invasor asturiano. Moi Gómez, omnipresente en el primer tiempo, tuvo en sus botas por partida doble el gol del Sporting, pero Keylor envió a saque de esquina un envío muy difícil y la segunda se marchó fuera. Moi no se vino abajo y pasada la media hora del encuentro recortó distancias aprovechando un centro desde la izquierda de Isma López. El de Rojales metió la pierna ante la presencia de Pepe, superando al cancerbero merengue.

El Sporting no se arruga y planta cara

En la reanudación el Sporting salió dominador del esférico ante el club blanco, que presionaba lo justo para dificultar las llegadas visitantes a su área. Conforme pasaban los minutos el cuadro de Zidane fue retomando el control del cuero pero no iba a disponer de una ocasión clara hasta pasada la hora de choque. Lucas Vázquez ponía el centro desde la banda derecha y Benzema remataba a bocajarro, obligando a Mariño a realizar una parada espectacular para mantener a su equipo vivo en el partido.

Penalti de Nacho sobre Viguera

Los minutos iban pasando y las ocasiones no llegaban de ningún bando. El club de Chamartín introducía dos cambios para reservar a Sergio Ramos de una posible amonestación que le privase de jugar 'el Clásico' y que un suspenso James diese paso al alumno aventajado, Asensio. El Sporting a su vez introducía dos cambios, dando entrada a Víctor y Borja Viguera. El ariete vasco iba a gozar de una gran oportunidad tras un error sacando el balón de Nacho que culminó en un penalti del hoy lateral (reconvertido a central tras la salida de Ramos). Cop fue el encargado de ejecutar la pena máxima, que envió incomprensiblemente fuera de los tres palos tras haber engañado a Keylor Navas. El público del Bernabéu, mojado y descontento, expresaba su disgusto en forma de abucheos.

Despertó el Real Madrid (otra vez) de su segundo letargo de la tarde para aseverar al cuadro sportinguista de que había delanteros sobre el verde. Benzema iba a gozar de una gran oportunidad tras combinar con Asensio dentro del área rival, pero el '9' no quiso ejercer como tal e intentó regalar el gol al balear con una asistencia cuando tenía todo a su disposición para fusilar a Mariño con un disparo cruzado. Benzema demostró una vez más que no pasa por su mejor momentoEl pase del galo se quedó atrás para las llegadas de Isco y el propio Asensio, perdiéndose una ocasión clamorosa. A cinco minutos del final el recién incorporado Isco lanzó el contragolpe tras un saque de esquina del Sporting que terminó con tres jugadores merengues recorriendo el verde en estampida y sin apenas oposición rival. Abrió a la derecha Isco para Cristiano, quien falto de energías decidió chutar desde la frontal. El esférico salió fuerte pero muy centrado, durmiéndose en las manos de Mariño. Finalmente, el cuadro blanco pasó la prueba pero dio una mala imagen ante su afición antes del examen final de la semana próxima. Mucho tienen que cambiar el juego y la actitud de los jugadores merengues si quieren salir con un resultado positivo de Barcelona.