Cómo parar a Sandro: un exculé, principal amenaza del Madrid

El Real Madrid afronta su último partido de Liga mañana ante el Málaga en La Rosaleda (20:00 horas; Movistar Partidazo y VAVEL). Con un empate, el Madrid sería campeón, pero el Málaga tiene sus armas, y su principal figura es el exbarcelonista Sandro Ramírez, verdugo del conjunto azulgrana en la visita culé a la ciudad malagueña.

Cómo parar a Sandro: un exculé, principal amenaza del Madrid
Sandro Ramírez ha conseguido explotar en el Málaga, lleno de confianza y de galones | Fotografía: Carlos Martínez (VAVEL)

Sandro llegó al Málaga el pasado mes de julio, tras finalizar su contrato con el Barcelona, con el que consiguió la carta de libertad y acabó decidiéndose por la atractiva oferta del Málaga, donde ha acabado siendo indiscutible. El ambicioso proyecto del Málaga y la confianza de Juande Ramos, extécnico malaguista y de Francesc Arnau, director deportivo del conjunto andaluz, fueron claves en su decisión final.

Héroe en su debut en partido oficial

El jugador canario de 21 años disputó 32 partidos con el primer equipo culé, marcando siete goles y consiguiendo dos Ligas, dos Copas del Rey, una Champions, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubs, bajo las órdenes de Luis Enrique, técnico que le hizo debutar con el primer equipo en partido oficial. Su debut con el primer equipo fue el 31 de agosto de 2014, en un partido ante el Villarreal, en el Madrigal, un partido muy exigente, en el que el Barça andaba atascado y no conseguía pasar del empate, hasta que Sandro entró al campo y consiguió marcar el 0-1 en el minuto 82, siendo el héroe del equipo. El debut soñado.

16 goles en 30 partidos con el Málaga

Actualmente, no es solo uno de los jugadores más en forma del conjunto andaluz, sino de todo el campeonato. Ha jugado 30 partidos en total, aunque ha permanecido dos meses en el dique seco, tras sufrir una rotura muscular en los isquiotibiales de su pierna derecha. Es el máximo anotador del equipo, con 16 dianas entre todas las competiciones y una de las sensaciones de la temporada.

De héroe culé en El Madrigal, a villano malaguista en la Rosaleda

El pasado 8 de abril, el jugador canario le endosó un gol al Barcelona. Un gol a un Barça que tenía en la palma de su mano dar un golpe a la Liga tras el pinchazo blanco en el derbi. El conjunto culé cuajó un desastroso partido y acabó derrotado por 2-0.  El Real Madrid tendrá que vigilarlo de cerca, ya que es una doble amenaza, tras pasar muchos años en el Barça y querrá ponerle en bandeja el título a sus excompañeros.


Share on Facebook